sábado, 14 de septiembre de 2013

El desalojo de la familia Faguaga en Villa Española

Los sacaron de su casa con el garrote

13/09/2013 19:32

Incidentes en desalojo de una familia en Villa Española
El hombre se había encadenado en la puerta del BHU en junio y ahora intentó resistirse. Debió concurrir la Guardia Republicana y participó Plenaria Memoria y Justicia.
En 2011 el matrimonio compró la llave de la casa, propiedad del BPS, con intenciones de regularizar la situación y eventualmente, con el paso del tiempo, adquirirla. Sin embargo, desde hace varios meses tienen orden de desalojo.
En protesta por ello y tratando de tener una solución a sus pedidos, estuvieron encadenados durante más de una semana, en junio, en la puerta del Banco Hipotecario. Incluso enviaron una carta al presidente José Mujica.
Gastón Faguaga, su esposa Laura Sosa y su hijo de siete años pensaban en resistirse al desalojo dispuesto para este viernes. Cuando llegó el alguacil a proceder con el lanzamiento, el hombre se encadenó a la reja, por dentro de la casa, y ni siquiera un cerrajero y el abogado del BPS lo pudieron sacar.
Vecinos del barrio e integrantes de Plenaria Memoria y Justicia llegaron al lugar y el clima se tensó.
La Justicia debió pedir apoyo y tras la llegada de la Guardia Republicana se registraron algunos incidentes. Finalmente, la abogada Rosario Sánchez, encargada de la gestión, logró convencer a Faguaga para abandonara la vivienda.
Faguaga explicó el mecanismo por el que adquirió la llave de la vivienda y acusó al presidente del BPS, Ernesto Murro, de "encapricharse" con su caso.

.


de Gastón Faguaga.

BUENO AMIGOS MAÑANA 13 DE SETIEMBRE DEL 2013 A LAS 14HS VENDRAN A LANZARME DE MI VIVIENDA JUNTO A MI FAMILIA (INCLUIDO LOS PERROS),YO YA DECIDI RESISTIRME ASI QUE TENDRA QUE VENIR EL GEO A LANZARME RECORDEMOS QUE EL LANZAMIENTO LO SOLICITA EL BHU POR UNA DENUNCIA DE MI VECINO LINDERO POR HUMEDADES QUE LA REALIZO EN EL 2010 CONTRA LA ANTERIOR POSEEDORA DEL INMUEBLE. TAMBIEN CABE DESTACAR QUE AL BHU NO SE LE ADEUDA NADA AL IGUAL QUE A LA IMM COMO ASI TAMPOCO A PRIMARIA,UTE,OSE,ANTEL,ETC.....POR ESTE MOTIVO ES QUE PREGUNTO INSISTENTEMENTE CUAL ES EL MOTIVO DEL LANZAMIENTO Y CADA AUTORIDAD QUE LE HE PREGUNTADO ESTO A LO UNICO QUE ATINAN ES A AGACHAR LA CABEZA Y ESCONDERLA COMO LAS TORTUGAS.

SEGUN MURRO (PRESIDENTE DEL BPS), "A EL NO LE TIEMBLA LA MANO EN SACAR UNA FAMILIA A LA CALLE", AUNQUE SEA UNA FAMILIA TRABAJADORA Y THIAGO SEA UN ALUMNO CERO FALTA EN SU ESCUELA NUMERO 89. SI BIEN ES CIERTO QUE A ESTE PERSONAJE NO LE TIEMBLA LA MANO EN LANZAR UNA FAMILIA A LA CALLE PUES YA ME LO HA DEMOSTRADO AL SEGUIR PA DELANTE CON ESTA MEDIDA Y NO DAR EL BRAZO A TORCER AUN SABIENDO QUE EL UNICO QUE TIENE LOS PAPELES DE NUESTRA CASA SOMOS NOSOTROS A MI TAMPOCO ME TIEMBLA LA MANO EN RESISTIRME Y QUE ME MANDEN A LA MILICADA A TIRARME TODOS LOS MUEBLES PA AFUERA!!!,AQUEL QUE QUIERA ACOMPAÑARME EN ESTO TAN LAMENTABLE LES RECUERDO QUE LA VIVIENDA ES EN LA CALLE YUCATAN 3094 ENTRE ALGARROBO Y TOMAS CLARAMOUNT BARRIO VILLA ESPAÑOLA A MEDIA CUADRA DE JOSE SERRATO (EX-INDUSTRIA) ACA SE VAN A JUNTAR UN GRUPO DE VECINOS QUE SON QUIENES FIRMARON PARA QUE EL BPS Y BHU REVEA DICHA SITUACION....

TAMBIEN SEÑALO QUE EN NINGUN MOMENTO SE ME OFRECIO UNA SOLUCION HABITACIONAL ALTERNATIVA NI TAMPOCO ACEPTARON MI PROPUESTA DE QUE ME VENDAN LA VIVIENDA A SABIENDAS QUE SERIA ILEGAL YA QUE LA VIVIENDA ESTA TOTALMENTE PAGA PERO DE TODAS MANERAS QUIEN SUSCRIBE SE BAJABA LOS PANTALONES PARA QUE EL ESTADO LO ESTAFE!!!

ANTA CUALQUIER CAMBIO DE FECHA YO AVISO SALUDOS Y GRACIAS POR SU SOLIDARIDAD............GASTON FAGUAGA Y FLIA.

.

El Peli y El Coquito se mudaron


de Gabriel "Saracho" Carbajales

Una durísima misión vespertina, bajo una llovizna fría y pertinaz, les tocó cumplir hoy, viernes 13 de setiembre de 2013, a una triste alguacil de lo que conocemos como poder judicial, a un almidonado y alegre abogaducho de lo que conocemos como Banco Hipotecario del (¿?) Uruguay y a un medio centenar de robots armados a los que todos les llamamos fuerzas policiales, agentes de la seguridad ciudadana, etc., etc., al servicio de la justicia y de la sociedad, por supuesto…

¡Ah, se me escapaban!: fueron también activos partícipes, un desgraciado con dudoso oficio de cerrajero y su empleado, y, medio de afuera, como viendo qué ocurría y qué podía llegar a ocurrir, tres o cuatro funcionarios de cierta jerarquía del Banco de Previsión Social paseándose para aquí y para allá en una soberana goma cero kilómetro o casi, entre los que no estaba, naturalmente, uno de sus directores involucrados en lo de hoy, que llegó a director luego de años y años dedicados a la lucha social/sindical comprometida con la clase obrera y su causa emancipadora y su misión revolucionaria: el señorcito Ernesto Murro (ex MLN, ex PC, ex/ex)…

El objetivo táctico-estratégico de tamaño equipo especializado en tareas de altísimo riesgo al servicio del aparato burocrático-coercitivo-represivo del Estado, era en realidad tan sencillo como habitualmente suele serlo su manera de mal ganar un sueldo todos los santos días y no solamente los viernes 13: lanzar a la calle, desalojar, expulsar a la miseria y al escarnio social a una pareja de trabajadores con su pequeño hijo que trató de entender qué era lo que estaba ocurriendo esta tarde, y que cuando termine de entenderlo cabalmente, será sin duda uno más de los que muy temprano aprenden la lección: esta sociedad está definitivamente descompuesta, sus días y sus noches están contadas, nada positivo y humano puede esperarse ya de ella ni de quienes la palanquean por fanáticos o por obsecuentes; hay que ayudarla a desaparecer de la faz de la tierra por enemiga de la especie humana, hay que abolir el capitalismo y mandar a las 8 horas a los que gustan que se les llame burgueses (es decir, haraganes, sanguijuelas, inútiles, vividores, simples proxenetas con aires aristocráticos)…

El lanzamiento judicial de la modesta vivienda de Yucatán y Algarrobo, en el barrio Villa Española, estaba anunciado, vía cedulón, para las 14 horas, indefectiblemente y sin ninguna prórroga que dependiera de la “voluntad sensible” del directorio del BHU, brazo co-ejecutor junto al BPS de una política oficial que favorece a los grandes traficantes del negocio inmobiliario y a los especuladores que mantienen deshabitadas decenas de miles de casas, en todo el país, para que se sostengan artificialmente los altísimos precios de los alquileres o la imposibilidad de la adquisición de un inmueble para una familia trabajadora.

Lo que sí no estaba en los cálculos de los misioneros del poder este viernes súper frío y raramente ventoso que tal vez esté anunciando en el Uruguay también nuestra propia primavera de indignación y de irreverencia popular; lo que los esbirros acostumbrados a llevarse el mundo por delante con una cachiporra y un ridículo escudo de acrílico, no esperaban, no imaginaban siquiera, es lo que pudo pasar durante dos horas y media largas gracias a la presencia de unas ochenta o cien personas que se colocaron en el jardín de la casa, delante del porche, cubriendo la entrada frente a una taquería que llegó, prepotente, garronera, pizarrera, reboleando garrotes, exultantes de violencia contenida, con unas ganas tremendas de romper cabezas o lo que viniera, tan pero tan agrandaditos y acostumbraditos, que no podía caber en sus discos duros la sola idea de que gente desarmada, armada tan sólo de espíritu justiciero y de rechazo espontáneo a la brutalidad de un lanzamiento otra que injusto, les opusiera una resistencia elemental, franca, decidida, manteniéndose simplemente parada en la antepuerta, con los brazos cruzados y los pies firmes, mientras la pareja a la que se venía a echar a la calle, permanecía adentro de la casa, encadenada a las rejas de una ventana, tal vez con la ilusión de que quienes venían de cacería humana y de atropello, reflexionaran, sintieran, reaccionaran y, al menos, se dijeran: “Quedémonos afuera, esperando, capaz que a alguien se le ocurre una solución y esta gente no tendrá que empezar un peregrinar espantoso, cruel, inhumano, inadmisible, de casa en casa, o, tal vez, de ochava en ochava, como perro callejero...”.

Pero, no. Nada de compasión siquiera. Los tentáculos del principio de autoridad, de esa cuestión jurídico-legal que Mujica dice termina arrollada por lo político, los dedos del poder, apretaron fuerte, le dieron palos a algunas vecinas (incluida la vecina alguacil) y a algunos vecinos (pues eso era la mitad de la gente que estaba ahí, defendiendo a los suyos, a los buenos vecinos que siempre fueron generosos y solidarios sin esperar nada a cambio), filmaron, sacaron fotos para el prontuario, ficharon a los que luchan no porque reciban un miserable sueldo de mercenario al servicio de cobarditos que bien merecerían al menos una dormida nocturna a la intemperie o de agregados en casa de algún familiar.

Imposible describir cada detalle de lo que se vivió. Los que estuvieron, de un lado y del otro, saben muy bien qué rol le cupo a cada cual y ya todos vamos aprendiendo que el famoso destino lo construye cada cual, con otras y otros, por supuesto, y que no hay nada más que tu propia autoestima para salvarte de la condición de mercenario o de indiferente culpable, aun si el precio es dormir a la intemperie o en la piedra de algún calabozo de Murro, de Bonomi, de los Peirano, de los Lacalle o de Jorge Batlle. Del DOE o de algún sucucho de la embajada yanqui.

Gastón y su compañera, hoy, viernes 13 de setiembre del año 2013, perdieron su casa que habían podido ir acomodando sacrificadamente durante años, pagando rigurosamente todo lo que había que pagar, siendo honrados, demostrando ser gente de “buenas costumbres” y hábitos positivos al menos para los que se precian de poseerlos y no de proxenetear a otra gente.

Cuando volvia en el bondi pensando en cómo contar esto que se vivió hoy en el barrio Villa Española, se me cruzó la ocurrencia de ponerle de título “Fabricando Tupamaros”, pero luego, menos exaltado, temiendo pasar por nostálgico y sectario, en cierto modo tranquilo por haber visto en los ojos de esa parejita de laburantes la enorme determinación de no entregarse, de seguirla peleando dignamente, de no perder esos valores, esa moral obrera que otros ya perdieron o no tuvieron jamás, decidí titular estas líneas, sencillamente así, sin nada que sugiera ni subliminalmente una tardía y trasnochada propaganda camisetera:

“El Peli y El Coquito se mudaron”.

Son los perros de este compañero gráfico lanzado con su gente de lo que había obtenido con mil sacrificios y donde proyectaba asentarse para no ser un paria más atrás de un techo decente en un país donde la decencia es un don exclusivamente de los pobres dispuestos a pelearla con otros pobres sin pisarnos la cabeza entre pobres. O, en todo caso, pisándosela a los que muy conscientemente la van poniendo cada día más a nuestros pies, impidiéndonos tan siquiera vivir apaciblemente, caminar tranquilamente; colocando sus cabezas, su ideología, sus intereses mezquinos, su poder irracional e ilegítimo, esas cabezas que van rifando cada vez más, al menos en un sentido medio metafórico o figurado, aunque ni tanto, por cierto.

Estoy seguro de que el día que las cabezas del sistema tengan que salir corriendo, ni se acordaran de “El Peli” y “El Coquito”, ese par de cuzquitos de Gastón y familia que habían quedado en el fondo de la casa desalojada, a merced de unos tipos que se quedaron con brutas ganas de dar palos y que, ¡vaya uno a saber!, nada garantiza que no se la agarraran con los pobres animalitos una vez que se alejara todo el mundo, incluidos los cameraman preparando el noticiero de las 20 horas, cuya presencia, estamos todos seguros, actuó esta vez como no lo querrían los dueños de los canales: como testigo directo de quiénes son los que empiezan la violencia, invariablemente, acostumbradamente, impunemente…

Cabe acotar algo: Gastón, por estos días, no sólo se quedó sin su casa, robada por el BHU, el BPS y otra gente; unos días atrás también fue despedido del taller gráfico donde trabajaba, porque, obviamente, para la patronal gráfica, gráficos así, son un mal ejemplo.

Lo que estos patroncitos no saben, ni pueden imaginárselo, es que desde esta tarde, Gastón, su compañera, su pequeño hijo y “El Peli” y “El Coquito”, tienen mil techos más donde cobijarse del frío y de los ataques salvajes del capitalismo, por el tiempo que sea y hallando no sólo cobijo físico, sino también ese calor humano que es mucho más lindo cuando sale del pecho de un oprimido.

Son techos de laburantes del gremio gráfico, del Sindicato de Artes Gráficas; pero también de otras vecinos y otros vecinos, de Villa Española y de otros barrios, que esta tarde aprendieron y enseñaron que aquello de que “nada debemos esperar, sino de nosotros mismos”, no es una consigna derrotista ni un grito desesperado de los que han caído en la resignación y el hacé la tuya mientras los de arriba alardean de ganadores para siempre.

A todos nos quedó, hoy, un nudo en la garganta, es cierto; pero también nos quedó la invencible convicción de que las reservas del pueblo trabajador, son inagotables, y que de ellas, solamente de ellas, depende el futuro, ahora y siempre.

Todo el futuro.

Con frío, con viento, con tormenta, con sol y con luna, sin sol y sin luna; con coraje y con nuestros perros cimarrones y callejeros que no abandonamos ni no nos abandonan jamás.

Gabriel –Saracho- Carbajales, 13 de setiembre de 2013, Montevideo.

 El sinvergüenza Ernesto Murro del BPS


Las injusticias de parte del gobierno capitalista e inhumano
 Gaston y Laura desesperados por una vivienda cuando en realidad ellos ya tenían una y todo legal estaba investigen!!!con Laura Sosa y Gastón Faguaga.

Desalojo por culpa del gobierno que votamos 
Los gorilas de Bonomi
No son los desahucios en España, el progresismo llegó a Uruguay. Son los milicos de Bonomi
 

Gastón Faguaga compró una vivienda, le dijeron que la compra era irregular y el hombre se encadenó para que no lo desalojaran.

 

.

DESALOJAN DE SU UNICA VIVIENDA A JOVEN TRABAJADOR URUGUAYO
Viernes de tarde se produce desalojo de su casa por orden del Banco Hipotecario a Gastón Faguada, joven trabajador y jefe de familia. Vecinos y amigos protestan frente a esta medida 


.


Los carros blindados "Tigre" que trajo Bonomi al servicio del pueblo. (como en los viejos tristes  tiempos)








0 comentarios:

Publicar un comentario