sábado, 21 de septiembre de 2013

Espías al cuete

.
AFP jue sep 19 2013 15:38
"Espero que no pierdan el tiempo en andar espiando a Uruguay" ya que sería una manera "de tirar la plata", dijo Mujica a Radio Montecarlo.
Mujica viajará el domingo a Estados Unidos para participar por primera vez en la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).
Al ser consultado sobre si le dirá algo al mandatario Barack Obama sobre las denuncias sobre espionaje, Mujica señaló que a "Obama no le voy a decir nada porque no tengo conversación" pero si habla con alguien de su entorno le diría que "no se puede pretender cosechar amigos si a uno lo andan espiando".
"Con la evolución de las comunicaciones inalámbrica que existe hoy, hay que suponer que todo se escucha y lo que no se escucha es porque no se quiere escuchar", afirmó.
En septiembre el canciller de la República, Luis Almagro, solicitó informes a los ministerios del Interior y de Defensa sobre denuncias sobre supuesto espionaje de Estados Unidos a Uruguay.
Las declaraciones de Mujica se producen dos días después de que su par brasileña, Dilma Rousseff, aplazará una visita de Estado a Washington debido a las denuncias de espionaje estadounidense a Brasil.
Según informaciones de la cadena brasileña TV Globo tomando como base documentos filtrados por el exconsultor de inteligencia de Estados Unidos Edward Snowden, la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) espió a Petrobras -la petrolera controlada por el Estado brasileño- a Rousseff y a varios de sus asesores.
Durante su visita a Estados Unidos, Mujica se reunirá con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y mantendrá también reuniones bilaterales con diversos mandatarios latinoamericanos.
Mujica volverá a Estados Unidos a finales de este año en una visita oficial en la que está previsto que se reúna con Obama.


La DEA oficina que combate el narcotráfico en los Estados Unidos tiene desde esta semana su oficina en Montevideo.
La misión integrada por cuatro agentes colaborara con el Ministerio del Interior en la lucha contra organizaciones traficantes de drogas.

.
Sin embargo, la figura del agente encubierto casi "no se ha utilizado", según informó el juez Néstor Valetti ante la Comisión Especial con Fines Legislativos Vinculados al Lavado de Activos y Crimen Organizado.
De hecho, el magistrado indicó que hasta donde tiene entendido la figura del agente encubierto se utilizó solamente en un caso "en el cual no dio resultado", aunque no brindó mayores detalles al respecto.
La ley regula diversos mecanismos de protección para el policía que se infiltra en una organización criminal, y hasta prevé la posibilidad de modificar su identidad.
Pero en la práctica el mecanismo genera dificultades. Y Valetti lo explicó: "Esto se aplica en países con otras posibilidades, en países más grandes. Acá todo el mundo se conoce y no hay recursos para cambio de identidad ni traslado de las personas".
Por esa razón, el juez opinó que sería "importante que se habilite la participación de agentes encubiertos que sean funcionarios públicos extranjeros", ya que la normativa actual solamente permite la infiltración de policías uruguayos.
Así, a juicio de Valetti, se lograría una importante herramienta para investigar los grupos de narcotraficantes internacionales donde normalmente opera la cooperación policial.
"Por ejemplo, para desarticular una organización internacional de narcotráfico muchas veces la Policía uruguaya recibe cooperación e informaciones que les brindan otras Policías, ya sea de la región, del Mercosur, o bien la DEA, que también actúa en Uruguay. Obviamente, si ellos después van a ser los responsables de proteger a esos agentes encubiertos y tienen elementos, ¿por qué luego no se puede admitir esa prueba como legítima? Entonces, faltaría dar texto legal a esa posibilidad", dijo el juez.

Los comandos de Navy SEALs ya están en Uruguay


16 de marzo 2011
El ex Ministro de Defensa Luis Rosadilla y el Subsecretario Adjunto de Defensa estadounidense para el Hemisferio Occidental, Frank Mora 
Acuerdo estratégico de Uruguay y EEUU


.

EE.UU. usa fuerzas especiales en su cooperación militar con América Latina

Por David Brooks
Nueva York, 18 de septiembre. Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos están presentes cada vez más en América Latina para tareas de capacitación y de recaudación de inteligencia y otras misiones militares que, con otros programas de asistencia estadounidense a la región, se realizan bajo el rubro del viejo esquema de la lucha antinarcóticos, a pesar de los llamados por un cambio en las políticas antinarcóticos, concluye un nuevo informe sobre la asistencia de seguridad estadounidense en el hemisferio.
El informe publicado hoy por tres centros de investigación y análisis –Grupo de Trabajo para Asuntos Latinoamericanos (LAWGEF), Centro para políticas Internacionales (CIP) y la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA) que mantienen un banco de datos conjunto sobre programas de asistencia estadounidense a América Latina– registra que aunque el nivel de asistencia estadounidense se ha reducido a uno de los más bajos en una década, lo preocupante es un mayor énfasis en relaciones militares menos transparentes y la sordera ante el creciente coro a favor de repensar las políticas prohibicionistas sobre las drogas por todo el hemisferio.
En gran medida, lo que viene ocurriendo no se refleja en los grandes presupuestos, sino que bien encubierto por un velo de misterio, deslucidos informes ante el Congreso y el público, y una migración del manejo de programas el Departamento de Estado hacia el Departamento de Defensa, subraya el informe, Hora de escuchar: tendencias en asistencia de seguridad de Estados Unidos hacia América Latina y el Caribe.
Más aún, el informe indica que a lo largo de los últimos años Estados Unidos ha ampliado su participación directa en operaciones antidrogas en el hemisferio occidental, sobre todo en América Central.
El informe destaca que, como en casi todo rubro, el gobierno de Barack Obama ha favorecido el empleo de Fuerzas de Operaciones Especiales en sus políticas de seguridad, y que serán cada vez más empleadas en América Latina para capacitación y organizar ejércitos. Tales misiones cumplen funciones que van más allá de la mera provisión de entrenamiento. Ellas permiten que las unidades de Fuerzas Especiales se familiaricen con el terreno, la cultura y los oficiales claves en países donde algún día podrían operar, indica el informe. Agrega que también permiten que el personal estadounidense reúna información confidencial sobre sus países anfitriones.
También hay programas para establecer más unidades militares y policiales especializadas y otras fuerzas de élite que son capacitadas y operan con la supervisión de Estados Unidos y se vuelven un mecanismo de bajo costo para mantener la presencia e influencia de Estados Unidos en la guerra contra las drogas, sostiene el informe.
Además hay otros equipos, como las Unidades de Investigación Confidencial o SIU, grupos ultrasecretos de agentes élite de la región bajo supervisión de la DEA y la CIA, operando en varios países, incluyendo recientemente México. De hecho, la DEA cuenta con más oficiales en México que en cualquiera de sus otros puestos en el extranjero.
El informe también destaca el papel cada vez más amplio de Colombia en la capacitación y asistencia, así como la exportación de su modelo, a otros países latinoamericanos en el contexto de la lucha antinarcóticos, incluido México, donde Colombia ha participado en la capacitación de miles de policías mexicanos.
Fracasos de la guerra contra las drogas
A la vez, indica que a más de 40 años de la declaración de la guerra contra las drogas, con sus fracasos empíricos (desde 2000, por ejemplo, Washington ha gastado aproximadamente 12 mil 500 millones de dólares en América Latina en programas antinarcóticos con resultados mínimos), prominentes voces tanto de la sociedad civil como gobernantes a favor de replantear la estrategia antinarcóticos y considerar alternativas están ganando cada vez más impulso en la región, algo que Washington continúa ignorando. “Tenemos un pedido primordial para nuestro gobierno: es hora de escuchar… de escuchar la invocación a nuevas políticas sobre drogas para nosotros y para la región”, subraya el documento.
El informe también incluye datos por región y países de la asistencia militar y policial estadounidense a América Latina y el Caribe desde 1996 a la programada para 2014. México recibió 44.8 millones en 2006, cifra que se multiplicó más de 10 veces para alcanzar 508 millones en 2010, 166 millones en 2012, 154 en 2013 y 127 millones en 2014.
El informe también aborda el asunto de derechos humanos, y ofrece una serie de recomendaciones.
Puede consultar el informe.

Guardián: sistema de espionaje en Uruguay

A pesar de la aparición pública de Edward Snowden y la difusión del inmenso sistema de espionaje que existe en Estados Unidos, el gobierno uruguayo ha decidido comprar un sistema de espionaje de las comunicaciones desarrollado en Brasil. Más allá de las características principales (las que comentamos más adelante en el artículo), lo más grave o por lo menos llamativo es la expresa disposición de las autoridades a mantener en secreto la compra del sistema llamado Guardián.
De hecho, el Poder Ejecutivo enfatiza en el decreto de compra la importancia y la necesidad de la confidencialidad de la misma. Este aspecto es tremendamente cuestionado por la oposición política y por muchos sectores de la sociedad, tanto a nivel local como regional. El ministro Bonomi, según trascendidos, fue quien solicitó que se mantuviera en secreto el asunto. Tanto así, que el Fiscal de Corte se enteró por la prensa que el Ministerio del Interior había adquirido el sistema.
Aunque el espionaje de las comunicaciones no es algo nuevo, en Uruguay existen plenas garantías judiciales sobre el tema y el mismo solo puede ser ordenado por el Juez en cada caso, conociendo éste como funciona con exactitud el sistema y como se registra y se almacena la información. Siendo una medida aplicable en instancias muy específicas y por lo tanto correctamente reglamentada. El Fiscal Díaz, en declaraciones al diario El País indica que espera que exista la suficiente transparencia e información para que el Poder Judicial pueda actualizarse y disponer del mejor uso de esta nueva herramienta, para poder seguir ofreciendo todas las garantías necesarias.
Algunos datos del Guardián son los siguientes:
  • Tiene un costo de US$ 2 millones.
  • Permite interceptar 1000 llamadas simultáneamente (800 teléfonos fijos y 200 celulares).
  • Además, al mismo tiempo, permite acceder a 100 correos electrónicos y a 3 blogs y/o redes sociales.
  • El propio sistema permite cruzar y procesar toda la información obtenida.
Estas herramientas existen y negarlas no aporta nada, si leen la nota del periódico verán que el Fiscal no critica el uso de la herramienta en si mismo; sino que plantea que debería haber sido previamente presentada, explicada y analizada para que el sistema judicial conozca su funcionamiento y pueda aplicarlo respetando todas las normas legales. Estamos hablando de los derechos y de la privacidad de las personas, algo que ningún gobierno puede tomar como si fuera su dueño, más allá de las justificaciones que otorgue para hacerlo. La justicia es la garantía de los derechos y las obligaciones de los ciudadanos, si es ignorada poca defensa queda para los más débiles. Ojalá este tema quede claro de forma pronta y se respete, como es tradición en Uruguay, la legalidad y el Poder Judicial.
Sin dudas, un tema que está en boca de todo el mundo y que afecta a cada persona a nivel individual y pone en compromiso hasta a los gobiernos más poderosos…
leer mas

 

Oficial Regional de Seguridad: Stephen Lesniak

La Oficina Regional de Seguridad (ORS) está dedicada a brindar un entorno seguro para el desarrollo de la política internacional. El Oficial Regional de Seguridad es el asesor del Embajador en todos aquellos asuntos de seguridad y observancia de la ley relevantes a las relaciones entre los Estados Unidos y la República Oriental del Uruguay.
La ORS es responsable de la seguridad de todos los empleados uruguayos y estadounidenses de la Embajada, y desarrolla y coordina todos los elementos del programa de seguridad. Las responsabilidades de la ORS abarcan desde el desarrollo de planes de contingencia a la supervisión de guardias, el mejoramiento de la seguridad física en la embajada, la residencia del Embajador, y las 50 residencias que la embajada alquila por todo Montevideo.
Las ORS de las embajadas alrededor del mundo trabajan en la investigación de crímenes, extradiciones, casos de contraterrorismo, investigaciones de asuntos internos, investigaciones de antecedentes, entrenamiento policial, y muchos otros asuntos relacionados con la seguridad y la observancia de la ley.
Enlace con las fuerzas del orden:
La ORS es el principal punto de enlace de la embajada con la Policía y servicios de seguridad uruguayos. La ORS suministra consejo y asistencia a las fuerzas del orden estadounidenses federales, estatales, y locales en casos que tengan relación con el Uruguay. La ORS también brinda asistencia a las fuerzas del orden uruguayas en casos que tengan relación con los Estados Unidos.
La ORS también sirve de enlace con los oficiales de seguridad de otras embajadas, empresas, y ONGs.
Asistencia a los ciudadanos estadounidenses:
La ORS trabaja con la Policía uruguaya para asistir en la investigación a fondo de los crímenes violentos que hayan sufrido visitantes estadounidenses. Afortunadamente tales incidentes son muy raros. La ORS trabaja con la oficina de Servicios a los Ciudadanos Estadounidenses de la Sección Consular brindando apoyo en otros casos de menor entidad.
Asistencia a empresas e instituciones estadounidenses afiliadas / CASE
La ORS brinda información de seguridad y ayuda a las organizaciones estadounidenses afiliadas: empresas e instituciones educativas, culturales y religiosas, y ONGs.
El medio principal para dar tal apoyo es a través de la filial uruguaya del Consejo Asesor de Seguridad en el Extranjero (CASE). La ORS brinda a las instituciones estadounidenses afiliadas material de instrucción para sus empleados, y asistencia en el desarrollo de planes de contingencia en caso de fuego, amenazas de bomba, procedimientos de evacuación, y otros temas.
Hay más de 2000 organizaciones miembros del CASE, repartidas en 45 países.
Para mayor información, por favor visite el sitio oficial de CASE en inglés (OSAC).
Para atrapar al ladrón o terrorista – Recompensas por Justicia:
La Oficina de Seguridad Diplomática maneja el programa de Recompensas por Justicia, por el cual las personas pueden brindar datos acerca de criminales o terroristas buscados – y quizá recibir hasta 5 millones de dólares estadounidenses por su ayuda. Este programa ha tenido un tremendo éxito cuando ciertas personas se han puesto en contacto con ORSs en diversas partes del mundo con información concreta acerca del paradero de criminales, terroristas, y criminales de guerra que se hallaban prófugos.
Por más información, por favor viste el sitio de Rewards for Justice en inglés (Recompensas por Justicia).
Integrantes de la ORS Montevideo:

  • Agentes Especiales del Departamento de Estado (Agentes Federales)
  • Guardias de Seguridad de la Infantería de Marina de los Estados Unidos
  • El Centro de Servicios de Ingeniería, que comprende técnicos de la Marina de los Estados Unidos, ingenieros de seguridad, y técnicos de seguridad
  • Investigadores uruguayos
    Guardias uruguayos
  • Oficinistas

El Servicio de Seguridad Diplomática:
La Oficina Regional de Seguridad representa en el país al Servicio de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado (SSD).
Los agentes del SSD han estado protegiendo activamente contra criminales y terroristas a los empleados del Departamento de Estado en todo el mundo desde 1916, cuando fue creado el organismo antecesor del SSD.
Hoy el SSD tiene más de 480 agentes especiales asignados a misiones diplomáticas en 157 países. Es la organización estadounidense de seguridad y observancia de la ley más extendida en el mundo. Los agentes del SSD han utilizado una red global de contactos entre las fuerzas del orden internacionales para identificar, arrestar, y llevar ante la justicia a criminales y terroristas buscados en todo el mundo – con frecuencia evitando que alcanzaran los Estados Unidos.
El SSD tiene oficinas en las principales ciudades de los Estados Unidos, desde donde sus agentes llevan a cabo investigaciones de crímenes, prestan servicios en fuerzas de tareas antiterrorismo, y trabajan en la protección de embajadas y consulados extranjeros en los Estados Unidos.
Los agentes del SSD también sirven de custodios para el Secretario de Estado, tanto dentro de los Estados Unidos como cuando viaja al extranjero.
Para más información acerca del SSD y su misión en todo el mundo, por favor ingrese al sitio oficial del Servicio de Seguridad Diplomática (sólo en inglés).

Fuente:  http://spanish.uruguay.usembassy.gov/es/secciones-seguridad_regional.html




0 comentarios:

Publicar un comentario