lunes, 2 de febrero de 2015

Cría cuervos...La asunción de la logía Tenientes de Artigas

Se llevó a cabo la ceremonia de relevo, en la que el General de Ejército Guido Manini Ríos, miembro de la logía ultra derecha "Teninetes de Artigas",  asumió el cargo de nuevo Comandante en Jefe del Ejército, sustituyendo al General de Ejército Juan A. Villagrán.

Poderes permanentes
http://www.teledoce.com/telemundo/nacionales/manini-rios-asume-en-el-ejercito-y-alonso-en-la-armada/


Participaron del evento el Sr. Presidente de la República, José Mujica, el Sr. Ministro de Defensa Nacional autoridades nacionales e invitados especiales.


lun feb 2 2015
Los nuevos comandantes en jefe fueron designados por el presidente saliente José Mujica y el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, en acuerdo con el presidente electo Tabaré Vázquez.
El nuevo comandante en jefe de la Armada y el actual jefe de la Fuerza Aérea, Washington Martínez, que hoy será ratificado en el cargo, tienen la particularidad de que fueron edecanes de Vázquez durante su primer gobierno (2005-2010).
En el Ejército, Manini Ríos, que hasta ahora era jefe de Sanidad Militar, es el primer integrante de la Legión Tenientes de Artigas en llegar al máximo cargo en esa fuerza militar desde la recuperación de la democracia en 1985.
La organización Tenientes de Artigas en el Ejército está integrada por un grupo de oficiales que tiene por cometido "procurar el poder a partir de que sus integrantes vayan accediendo y ocupando los principales puestos dentro de la institución", según la descripción que hace el diputado colorado Fernando Amado en su libro Bajo sospecha, donde trata la influencia de estos grupos.
Varios generales que participaron de la dictadura (1973-1985) fueron Tenientes de Artigas. Esta organización fue fundada en 1964 por los entonces generales Mario Aguerrondo y Julio Tanco. En dictadura, el general Gregorio Alvarez, uno de sus miembros, llegó a ser comandante en jefe del Ejército y luego presidente de la República. Asimismo, varios presidentes del Centro Militar han sido integrantes de esta organización castrense.

Diez años.

 

El ascenso de Manini Ríos al generalato, la etapa previa a ser comandante en jefe, rompió con una mala racha de la Legión Tenientes de Artigas, que durante casi una década no logró tener un general tras enfrentarse con el gobierno el expresidente Julio María Sanguinetti.
El general Juan Villagrán, que hoy deja el cargo en manos de Manini Ríos después de un año como comandante, no es de los Tenientes de Artigas.
El ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, afirmó recientemente que solo en el Ejército hay unas ocho organizaciones de este tipo, pero aclaró que es difícil saber quiénes la integran y qué tipo de representatividad tienen.
El ministro aseguró que si bien los Tenientes de Artigas es la legión más conocida, "hace tiempo que no es la más numerosa".

A mediodía en la plaza de armas

La asunción del general Guido Manini Ríos como comandante en jefe del Ejército se hará este mediodía en la Plaza de Armas del Comando del Ejército. Más temprano, a las 9.30 horas, el contraalmirante Leonardo Alonso será impuesto como nuevo jefe de la Armada y recibirá la jerarquía de almirante.
http://www.elpais.com.uy/informacion/asumen-nuevos-jefes-ejercito-armada.html


Los tenientes de Artigas
Los gestores del golpe de estado en 1973 En primera fila Teniente Coronel Julio Barrabino, General Esteban Cristi, General Gregorio Alvarez, Coronel Alberto Ballestrino y Teniente Coronel Hugo Arregui irrumpen en el Palacio Legislativo

Esta es sin duda la Logia  militar que ha atraído más atención desde siempre, porque de ella provinieron los oficiales superiores vinculados con el golpe de estado de 1973.

El General (R) Alberto Ballestrino, en un reportaje que concedió a la revista Posdata en 1996, testimonió acerca de su fundación:
"Posdata- ¿Cuándo y dónde ocurrió exactamente la fundación de los Tenientes de Artigas?
"Ballestrino- Se fundó el 25 de agosto de 1965. Estaban reunidos el Gral. [Mario Óscar] Aguerrondo, el Teniente Coronel [Luis Vicente] Queirolo y el Teniente Coronel [Alberto] Ballestrino. Se hicieron a lápiz los fundamentos de la logia y justamente yo fui el que los pasé a máquina. A partir de ese momento se empezó a ingresar a los amigos que pensaban igual. Y allí entra [Abdón] Raymúndez, [Amauri] Prantl, [Esteban] Cristi; [Eduardo] Zubía. Era la gente más allegada a Aguerrondo (...)
"Aguerrondo creo que era Jefe de la División I; yo era Jefe de la Guardia Metropolitana, Queirolo era segundo o tercer Jefe de Bomberos, el Gral. Eduardo Zubía era Jefe de Bomberos (...) Raymúndez estaba en la Brigada de Infantería 1. Prantl... era Teniente Coronel también. Debía estar en el 13 de Infantería, una unidad de nuestro ejército. Es decir que había una cantidad de gente que tenía mando" (132).
Los futuros generales Julio César Vadora, Boscán Hontou; Hugo Medina; Julio C. Rapela; Iván Paulós; Holmes Coitiño eran miembros de los Tenientes de Artigas, dice Ballestrino.
No formaban parte de la Logia el Comandante en Jefe del Ejército, General César Martínez, ni el General Hugo Chiappe Pose, ni el futuro General Gregorio Álvarez.

La Logia tenía entonces numerosos miembros y "se fueron formando batallones que estaban a cargo de un coronel. Los componían 17, hasta 20 personas" (133). La selección de miembros se hizo de la siguiente manera: "En el comienzo coroneles. Después cada coronel empezó a aportar tenientes coroneles. es decir una serie de círculos concéntricos. Inclusive alguien alguna vez propuso traer civiles. pero se dijo que no, que eso lo dejaran en un ambiente de amigos de alrededor" afirmó Ballestrino (134).

El primer Presidente de la Logia fue el mismo General Aguerrondo y al retirarse éste, Julio C. Vadora. Ballestrino fue también Presidente en un momento dado.

¿Quién era Aguerrondo?

Aguerrondo era un militar nacido en Durazno, en 1910. En la Escuela Militar eligió el arma de Infantería. Entre 1959 y 1963 fue Jefe de Policía de Montevideo. Ascendido a General en 1964, comandó la Región Militar Nº 1 entre 1966 y 1967, año en que pasó a retiro. Entre 1974 y 1977 presidió el Centro Militar.
El texto de Historia Reciente se refiere a él con estas palabras:
"Aguerrondo era un militar ultranacionalista y anticomunista que ejercía liderazgo sobre parte de la oficialidad (se le considera el fundador de la logia Tenientes de Artigas). Su figura había estado asociada desde siempre a los rumores de golpe. Dentro y fuera del gobierno, mucha gente dudaba de sus convicciones democráticas (...)
"Aguerrondo era un militar de línea dura y un hombre inclinado a los pronósticos agoreros. Su prédica tremendista y su influencia sobre muchos oficiales crearon tensiones inútiles y casaron problemas al gobierno. Pero (tal vez por decisión propia, tal vez por haber sido adecuadamente controlado) nunca parece haber ido más allá de las palabras. Nada de lo que ocurrió durante la crisis de 1964, ni antes ni después de ella, le impidió ser candidato a presidente en las elecciones de 1971" (135) en las que obtuvo 228.569 votos (un 13,7% del total de votos), poco más de la mitad de los obtenidos por Wilson Ferreira Aldunate (439.649, un 26,4%).

Ballestrino indica que Aguerrondo "era esencialmente un militar, un militar un poco distinto a lo que estábamos acostumbrados. Era un tipo de mentalidad germánica en los aspectos militares. Aunque él rechazaba, por ejemplo, el concepto de tropas políticas, propio de las SS... Aguerrondo siempre dijo: nosotros no somos nazis ni fascistas: somos orientales y nacionalistas doctrinarios" (136)
Las ideas de Aguerrondo seguían los lineamientos de la Unión Militar Española (UME), integrada por Francisco Franco, y de una organización peronista contemporánea. Ballestrino indicó que "... en todos los Ejércitos se crearon grupos de oficiales de tendencia nacionalista para enfrentar lo que se temía como una gran subversión, es decir, un total vuelco de una modalidad histórica de un país... [Los oficiales de los tenientes de Artigas eran] fundamentalmente nacionalistas, con un gran porcentaje de oficiales creyentes en Dios, vamos a decir así... porque había algunos que no practicaban ir a la Iglesia, pero eran creyentes. Y de origen político, en su mayoría al principio, blancos, pero también los había de otros partidos" (137).

La logia buscaba "combatir la influencia marxista que ya se venía infiltrando. Y se hablaba mucho de patria, de salvar la patria: "juro ante la bandera del Gral. Artigas respetar y obedecer las órdenes de la logia militar y servir a mi patria..." (138) debía decir el nuevo miembro, al prestar juramento durante la ceremonia de iniciación.
Aparte de anticomunista, la logia se caracterizaba por una dura crítica a la clase política y a su corrupción, pero también por su posición de enfrentamiento contra la sedición tupamara. Todos los miembros deseaban una mayor incidencia en la conducción política del Estado. El hecho de que Aguerrondo pasase a liderar una parte del Partido Nacional junto con Alberto Héber Usher (luego de consultar a los miembros de la Logia) indica sin embargo que en sus primeras épocas los Tenientes de Artigas no pensaban en la posibilidad de un golpe de estado. En ninguna reunión se habló de dar un golpe, afirmó Ballestrino.

La sedición, sin embargo, cambió ese clima.
Dice Ballestrino que "a medida que los elementos de la logia empiezan a tener mando en el Ejército, empiezan a ascender a generales, el Ejército cambia totalmente. Hasta ese momento el Ejército era comandado por hombres de determinada filiación política, en general colorada. Pero que no entendían... Para ejemplificar, podemos tomar lo que ocurrió cuando se propuso hacer un homenaje a los soldados caídos. No me acuerdo quién pasó frente a la Universidad, y estaba lleno de flores por los guerrilleros muertos. Y dijo: si éstos homenajean a los guerrilleros, vamos nosotros a homenajear a los soldados. Ahí se produce ese problema del homenaje a los cáidos, y en el Centro Militar hay una gran asamblea [4 enero 1968]. Pero la perdimos, porque hubo mayoría de los generales que estaban en ese momento, los cuales influenciaron sobre muchos oficiales para que no se hiciera el homenaje. Y no se hizo. Eso dejó secuelas de rencores, de malestar de mucha gente (...) También inciden [en el crecimiento de la logia] muchos hechos de la lucha contra los tupamaros. Todavía no había sido reformada la Justicia, no actuaba la Justicia Militar. Y muchos se resentían de que el Juez pusiera en libertad a los guerrilleros... Hay un caso concreto, el del Ing. Almiratti [un famoso tupamaro; fugado el 26 de mayo de 1971], que se escapa del despacho del Juez. este Juez recibe al Ing. Almiratti en su despacho, bien esposado y dice que en su despacho no se interroga a nadie esposado. Le sacan las esposas, entra el Ing. Almiratti y se fuga con el sombrero y el sobretodo del Juez. Todas esas cosas trajeron mucho malestar. Se comentaban esas cosas. Se decía: ¿cómo puede ser que hayamos agarrado a este tupamaro y en 24 horas el Juez hace esto, que, o lo deja escapar o lo pone en libertad?" (139).

Citas:

(131) Según el diccionario, una logia es una asociación de personas que persiguen un fin común, generalmente constituída por personas que no están de acuerdo con la organización social, religiosa o política de algún país e intentan modificarla. Por lo general, esa asociación es secreta.

(132) Semanario Posdata; Secretos de la Dictadura. Habla el General Ballestrino; Edición Especial; 9 febrero 1996; Pág. V.

(133) Idem.

(134) Idem; Pág. IV.

(135) Pablo da Silveira; Francisco Faig; Félix Luna; Enrique Mena Segarra; Martín peixoto; Historia Reciente; Fascículo 19 (El nacimiento de la izquierda radical en Uruguay); Diario El País; Uruguay; 2007; pág. 13.

(136) Semanario Posdata; Artículo citado; pág. VII.

(137) Idem; pág. IV

(138) Idem; pág. V

(139) Idem; pág.VI.

Garantizar la convivencia pacífica?? o democracias tuteladas??
No se hable mas del pasado


Y tú...porqué no te callas?...


Dictadura
Consultado por la búsqueda de las personas desaparecidas en el período Cívico- Militar, el general explicó que los militares retirados no dependen de él pero que “todo dato o información que se pueda tener en ese tema va a ser puesto de inmediato a las autoridades competentes”.
“Nosotros tenemos especial interés de llegar o contribuir a la reconciliación total entre todos los orientales. Hace 30 años que el Ejército viene dando muestras de esa voluntad y yo voy a seguir ese camino. La mayoría de los integrantes no eran nacidos o eran niños cuando se produjeron los hechos que hoy están en el tapete, no soy muy optimista en cuanto a que pueda obtener datos que no hayan obtenido mis antecesores, que tuvieron toda la voluntad de conseguir esa información, pero si yo la llegara a conseguir por alguna razón sea cual fuere yo voy a ponerla a disposición buscando con eso dar un paso hacia la reconciliación de todos los orientales”, agregó.
Igualmente, manini cree que treinta años transcurridos desde 1985 hasta el día de hoy es “mucho tiempo”, y eso significa que ya “no es historia reciente, es historia lejana”.
“Pienso que tenemos el derecho los integrantes del Ejército a hablar de cosas del futuro y no seguir hablando de cosas del pasado. Hay heridas que cuando empiezan a cicatrizar de alguna forma se le arranca la cascarita y vuelve a sangrar y es un cuento de no terminar”, culminó.


Preocupan las "Lealtades paralelas"
Manini Ríos señaló que "no admitirá lealtades paralelas en filas castrenses"

"dentro de la institución armada adentro del ejército, históricamente si no se era masón se debería ser Teniente de Artigas o del grupo tal o del grupo cual, es una forma de etiquetar a la gente. Yo entiendo que es este tipo de lealtades a grupos, no debe de tener curso dentro de la institución, la institución es una sola, los problemas son comunes a todos y en ese sentido que yo me refería..."







0 comentarios:

Publicar un comentario