miércoles, 14 de julio de 2010

Más de 2.500 presos en huelga de hambre


Cárceles basura en Uruguay

Más de 2.500 presos realizan huelga de hambre por emergencia carcelaria


E. BARRENECHE / P. MELENDREZ

Unos 2.500 reclusos de cuatro cárceles iniciaron una huelga de hambre para reclamar el procesamiento de dos guardias de la cárcel de Rocha. La medida se tomó ayer, día en el que el Parlamento aprobó la Ley de Emergencia Carcelaria.

El lunes 12, unos 130 presos de la cárcel de Rocha habían iniciado una huelga de hambre para protestar por la muerte de 12 reclusos en el incendio ocurrido en la madrugada del jueves 8, en lo que se considera la mayor tragedia registrada en la historia carcelaria uruguaya.

Ayer, la medida se extendió a las cárceles Comcar (1.200 de los 3.100 presos), de Rivera (188 reclusos) y de Canelones (casi 1.000 detenidos). En forma simultánea creció la tensión en el Penal de Libertad, donde en los últimos días hubo varias quemas de colchones, dijeron a El País fuentes carcelarias.

Las "quemadas" de colchones, que los reclusos utilizan como forma de protesta, ocurrieron el lunes 12 en el 5° piso del Edificio Celdario y ayer en el Módulo C de las Latas.

En la medianoche del lunes 12, fueron derivados a centros asistenciales un recluso quemado y otro apuñalado. Además, a la una de la mañana de ese día, los guardias abortaron un intento de fuga.

Las medidas adoptadas por los reclusos coinciden con la aprobación de la Ley de Emergencia Carcelaria, que ayer tuvo sanción definitiva en el Senado con el apoyo de todos los partidos (ver nota aparte).

ROCHA. El recluso Ángel Sánchez, alojado en la cuadra 5 de la cárcel de Rocha, dijo que los 130 internos del establecimiento iniciaron una huelga de hambre en reclamo del procesamiento del encargado de la guardia y del efectivo que se encontraba a cargo de la apertura de la celda en la madrugada del incendio.

"Queremos que la ley sea pareja para todos. Nosotros cometimos un delito y fuimos encarcelados. Si los guardias actuaron con negligencia también deben ser remitidos", dijo.

Según Sánchez, los policías cuestionados se negaron a abrir la puerta. "El encargado de guardia dijo que la apertura de la puerta debía ser ordenada por el director de la cárcel, pero sabemos que es una mentira", aseguró a El País.

CANELONES. En tanto, los reclusos de la cárcel de Canelones también resolvieron iniciar una huelga de hambre. A su vez, decidieron no hacer uso de los recreos ni recibir visitas. El paquete de medidas de protesta fue comunicado oficialmente el lunes a las autoridades carcelarias, que ayer pasaron el día expectantes para garantizar la seguridad y calma de los reclusos.

Además de reclamar por lo ocurrido en la cárcel de Rocha, los reclusos de Canelones también exigen que los presos que hayan cumplido la mitad o los dos tercios de su pena sean excarcelados.

RIVERA. Los reclusos de la cárcel de Rivera se plegaron a la medida de protesta, y ayer iniciaron una huelga de hambre en señal de solidaridad por la tragedia ocurrida en Rocha, informó a El País el jefe de Policía Heriberto Fagúndez.

Las autoridades policiales departamentales informaron del hecho a la Justicia. Más allá de la medida de los reclusos, los responsables de la cárcel continuarán brindando los alimentos a los presos, aunque no los consuman.

80% en riesgo. En un informe entregado ayer al presidente de la Asamblea General, Danilo Astori, el comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Álvaro Garcé, advirtió que el 80% de la población reclusa del país (incluyendo mujeres privadas de su libertad y los niños que viven junto a ellas) corre riesgo de ser víctima de un incendio.

"La posibilidad de que se reiteren hechos similares al incendio de (la cárcel) de Rocha es muy elevada en todo contexto semejante", alerta Garcé en el informe, al que accedió El País, y del cual envió una copia al ministro del Interior, Eduardo Bonomi.

El comisionado parlamentario señala que las "ranchadas" (divisiones precarias que realizan con frazadas y nylon y que junto a la existencia de calentadores fue la causa del incendio en el centro de reclusión rochense) también existen en ocho de los diez módulos de la cárcel Las Rosas de Maldonado; tres de los pabellones de la cárcel de Rivera y en cuatro de los diez sectores del penal de Colonia, dice el informe.

En todos esos centros de reclusión existen serios riesgos de que se produzca una tragedia similar a la de Rocha en virtud de la "caótica acumulación, en lugares cerrados, de grandes cantidades de elementos combustibles, fuentes de calor y precarias instalaciones eléctricas", sostiene Garcé.

Por eso, recomienda a las autoridades la "inmediata sustitución" de las "ranchadas" en todas las cárceles, y en especial en las de Rocha y Maldonado. En cuanto al penal de Rivera, que en breve será instalado en otro local, plantea la necesidad de consultar a Bomberos sobre las medidas a tomar.

Garcé recomienda verificar que existan "los medios necesarios para la prevención y control de incendios en lugares de reclusión". Además, el comisionado parlamentario plantea que un plazo de 60 días, el Ministerio del Interior y la Dirección de Bomberos elaboren "un protocolo completo de actuación del personal en situaciones de emergencia carcelaria".

En cuanto a lo ocurrido en la cárcel de Rocha, Garcé señala que hay "relatos contradictorios", ya que mientras los reclusos dicen que hubo una demora excesiva de la guardia en prestarles asistencia; los policías niegan ese extremo.

Garcé relata que el funcionario encargado de las llaves del celdario indicó que "si hubiese recibido la orden de no abrir el pabellón en llamas, jamás la hubiera cumplido". La labor del "llavero" fue vital para que hubiera sobrevivientes, ya que "a riesgo de su propia vida liberó de las llamas a ocho internos".

También señala que la "escasez" de funcionarios policiales perjudicó el "éxito de la acción de rescate". Al momento del incendio había ocho guardias.

Ayer, el ministro del Interior, Eduardo Bonomi - que hoy irá al Parlamento- se reunió con el jefe de Policía de Rocha, Alcides Caballero.

(Producción: E. González, P. Mango y F. Fernández)

"No trajeron las llaves", afirman

Ángel Sánchez es un recluso que se encuentra alojado en la cuadra 5, pabellón ubicado frente al celdario incendiado el jueves 8 en Rocha.

"El incendio ocurrió a las 3.30 horas de la mañana de ese día", relató a El País. "El `llavero` bajó enseguida y lo mismo hizo el encargado de guardia. Dijeron que no podían abrir la puerta de la cuadra 2. Dos veces bajaron y dos veces subieron y no trajeron las llaves del celdario", aseguró Sánchez.

En tanto, fuentes policiales de Rocha negaron que se hubiera producido esa demora e indicaron que las puertas se abrieron poco después de que un policía ubicado en una garita externa avisó que la cuadra 2 se incendiaba. Explicaron que los internos "desean el procesamiento de los encargados de la guardia porque son policías que se apegan al reglamento de la cárcel y eso no gusta" a la población reclusa.

El País Digital



En las cárceles de Uruguay se violan los derechos humanos “a gran escala”. A esa conclusión llegó un relator de las Naciones Unidas, y escandalizó a un país que hace 50 años era comparado con Suiza, obligando al gobierno, en pleno año electoral, a tomar medidas para evitar el colapso del sistema penitenciario y sus consecuencias más allá de los muros. Las prisiones uruguayas, a punto de explotar.



El Penal de Libertad fue duramente criticado por el veedor de la ONU.

En cuanto Tabaré Vázquez asumió en 2005 como presidente de un partido de izquierda por primera vez en la historia uruguaya su gobierno impulsó la Ley de Humanización y Modernización del Sistema Carcelario, cuyo artículo más discutido disponía la liberación de algunos reclusos que no habían cumplido aún su pena. Salieron de la cárcel más de 800 presos. Según la información oficial, el 18% reincidió, cuando el promedio general era de 55%. Además, la norma establecía varias medidas dirigidas a mejorar las condiciones de la población carcelaria.

Entusiasmado, ese año el gobierno invitó al relator de las Naciones Unidas para la Tortura, el austríaco Manfred Nowak, a visitar el país. Pero Nowak tardó más de tres años en llegar a Uruguay. Lo hizo luego de recorrer países africanos y asiáticos. En el adelanto que presentó del informe para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, el relator denunció “violaciones de derechos humanos a gran escala” en las cárceles uruguayas.

BEBER DEL INODORO


Uruguay es uno de los países con mayor tasa de presos: en 2007 había 217 cada 100.000 habitantes. En la actualidad hay 8.158 reclusos en un sistema penitenciario con capacidad para 6.164, y entran 97 nuevos cada mes.

“Durante la dictadura militar, el Penal de Libertad se convirtió en un símbolo infame de la tortura y los malos tratos. Dos décadas después, sigue siendo conocido por sus condiciones infrahumanas. En particular, las condiciones en los módulos de acero conocidos como Las Latas, son un insulto a la dignidad de los reclusos, así como a la de los guardias que tienen que trabajar ahí, corriendo ambos riesgo para su vida. Este lugar, en donde los procesados y condenados se alojan como animales en contenedores sobrepoblados durante casi 24 horas al día, es detestable. Debido al acceso restringido al agua, los reclusos se encuentran a menudo forzados a tomar el agua del inodoro, y como resultado, a usar botellas de plástico o bolsas para hacer sus necesidades fisiológicas. También tienen acceso médico limitado, por lo que los detenidos tienen que hacerse cortes en el cuerpo a sí mismos, para poder ver a un médico”, dice el informe de Nowak sobre una de las principales cárceles del país, que aloja a 1.180 personas. Su descripción de otra de las grandes prisiones uruguayas, el Comcar, con 2.720 presos, es parecida.

Nowak comprobó las “disparidades inmensas” entre los reclusos, ya que el trato que reciben “parece determinarse de acuerdo con el estatus económico y social de los detenidos”.

Los adolescentes infractores detenidos en centros de rehabilitación estatales “viven en condiciones realmente pobres”, “carecen de oportunidades de educación, empleo o rehabilitación” y “se encuentran encerrados en sus celdas hasta 22 horas al día”.

El relator de la ONU advirtió que “el riesgo de colapso del sistema penitenciario y la falta de un plan alternativo son una fuente seria de inseguridad, violencia y deterioro de los valores básicos que severamente impactan en la sociedad en general”.

REACCIONES
De inmediato, el presidente Vázquez instruyó a la ministra del Interior, Daisy Tourné, a formular un plan para mitigar el hacinamiento en las prisiones. Una semana después la ministra presentó las nuevas medidas, que incluyen la creación de 1.250 plazas distribuidas en otras cárceles e incluso en predios y locales cedidos por otros ministerios.

A la distancia, Nowak se declaró “extremadamente satisfecho” por la respuesta del gobierno. Un mes y medio después, recién se están licitando las obras requeridas y los nuevos lugares aún no fueron creados.

Además, algunos se resisten a la llegada de los nuevos vecinos. Habitantes del barrio Punta de Rieles, donde se piensa colocar a 550 reclusos en una unidad militar, manifestaron su rechazo por la medida. También los funcionarios de la colonia psiquiátrica Santín Carlos Rossi declararon que están dispuestos a abandonar sus puestos de trabajo si se concreta la llegada de 55 presos.

El informe de Nowak generó inquietud entre la población carcelaria. La policía debió combatir el 15 de abril un motín en la cárcel Las Rosas en el departamento de Maldonado, al este de la capital. Días después se organizó una requisa de armas en el Comcar y se hallaron más de 300 armas blancas caseras —llamadas “cortes”—, un arma de fuego, 50 teléfonos móviles y varios tipos de droga.

En tanto se les buscaba nuevo alojamiento, 21 adolescentes fueron ubicados en comisarías, donde una noche tres de ellos prendieron fuego colchones e incendiaron el lugar. El miércoles 13 los reclusos de un hogar correccional se amotinaron y lo destruyeron. El sindicato de funcionarios del Instituto del Niño y el Adolescente del Uruguay (INAU) ha advertido varias veces en la prensa que las condiciones son de “emergencia”. Los jóvenes delincuentes son los más temidos porque se fugan a menudo de los centros correccionales y el 60% reincide.

INSEGURIDAD
El problema ha saltado desde hace tiempo los muros de las prisiones. Por ejemplo, hace una semana que no se habla de otra cosa en las primeras planas de los diarios de Montevideo que del asesinato el viernes 8 de mayo por la noche de dos adolescentes antes y después de un partido de basquet. La ministra Tourné dice que el problema “no lo va a solucionar sólo la policía”.

“Yo sé que es más fácil buscar un chivo expiatorio y tratar de encontrar un culpable porque así nos sacamos el problema de encima, (pero) somos un poco todos responsables”, opinó el viernes 15.

La inseguridad ya se erigió como el tema principal de la campaña electoral, con cuestionamientos a diario desde la oposición, que ofrece al ex presidente Luis Alberto Lacalle como el más probable candidato, según las encuestas, para disputar en octubre y noviembre con el ex guerrillero y actual senador oficialista José Mujica —el político más popular del país— quién será el elegido para intentar apaciguar a la población, tanto la que habita delante como detrás de las rejas.




jueves 28 de mayo de 2009

Sra. Ministra : los malos tratos en las cárceles,





Y PENSAR, DE QUE MUCHOS,DE LOS QUE HOY ,SE DICEN "COMPAÑEROS" Y COMPARTIMOS TANTOS AÑOS DE CONVIVENCIA DENTRO DEL PENAL DE LIBERTAD,DESGRACIADAMENTE , HOY SUFREN DE "AMNESIA"
A SABIENDAS DE LA HISTORIA DE SUFRIMIENTOS SICOLOGICOS Y MUERTES, QUE ENCIERRAN SUS PAREDES.
Y HOY CONDENAN, A SECTORES SOCIALES MARGINALES, A SUFRIR ESE INFIERNO,QUE SOLO SE AGUANTABA CON LA SOLIRADIDAD Y EL CONVENCIMIENTO POLITICO DE COMO ESE SISTEMA, AL QUE HOY MUCHOS DE LOS QUE ESTUVIERON EN EL E.M.R Nª1 ,SE ADIEREN AL MISMO,HACIA TODO LO POSIBLE PARA QUEBRARNOS SICOLOGICAMENTE.
UNA PUTEADA,TE COSTABA UN MES EN LA ISLA
LA PODIAS SACAR BARATA, SI NO TE LA ESCUCHABAN,PERO SI SOSPECHABAN QUE HABIAS INSULTADO,TE COMIAS UN MES EN EL 2ªB,PERO TENIAS EL PREMIO QUE EL GALLEGO MAS MAS TE SERVIA LA COMIDA, Y CHARLABAS CUANDO LOS MILICOS NO TE MARCABAN.
SALUD COMPAÑEROS
Aníbal

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada