domingo, 23 de enero de 2011

La gallina de los huevos de oro



"Debemos administrar lo mejor que podamos esta bonanza y buscar que esta bonanza contribuya, por un lado, a suturar los más graves problemas que tenemos, (y) por el otro, que no se pare la gallina de los huevos de oro, que significa la reproducción permanente de la escala del trabajo"
Mujica audición M24 21.01 2011


Creer en gallinas


Un pragmatismo progresista que nada tiene que ver con el hueso frenteamplista de raíz.
Para recordarles a algunos “frenteamplistas” cuales fueron nuestras raíces, la razón de nuestra existencia, nada mejor que volver al hueso:

“Las Bases Programáticas señalan cuatro medidas fundamentales a adoptar, como pilares del proceso transformador:

a) Reforma Agraria

b) Nacionalización de la Banca Privada.

c) Nacionalización de los principales rubros del comercio exterior.

d) Enérgica acción industrial del Estado, incluyendo la nacionalización de la industria frigorífica.

Ellas son esenciales para iniciar el proceso de cambio social, porque enfrentan a los grandes grupos económico-financieros nacionales y extranjeros responsables de la crisis estructural del país.”
Eso es lo que le decíamos al pueblo uruguayo y lo que le proponíamos.
Acaso hemos avanzado aunque mas no sea un solo milímetro en alguna de éstas direcciones. ?
Qué pasó ? El Pais y sus problemas estructurales cambiaron tanto que ahora no son necesarias ningunas de estas medidas ?
O será que como formamos parte del “mundo globalizado” no partió al medio la crisis que vive ese mundo?
Estamos tan bien, nos hemos desarrollado tanto, la gente vive tan bien que nada de esto es necesario ?
Será porque frenteamplistas son los de ahora y no los de antes ?
O será que hemos retrocedido 100 años ideológicamente y resulta que ahora el Mercado es como hace 100 años la solución a todos los problemas ?
Será por este brutal retroceso que se nos plantea una “discusión ideológica en el FA”?


Confieso como frenteamplista, que no tengo idea de lo que es” con pragmatismo y adecuandose a la realidad de tratar de gobernar un país recibido luego del tsunami de un gobierno divertido” y que tampoco me imaginaba que el FA se proponía “reordenarlo en la medida de lo posible”.
Soponía (pero veo que estaba equivocado) que el Frente Amplio no proponía ni el “pragmatismo” ni “adecuarse a la realidad”. Suponía por todo lo que sostuvimos desde nuestro origen y a lo largo de décadas, que el FA tenía un Programa de soluciones (nada de improvisación pragmática) cuyo objetivo era “cambiar la realidad” y no el de “aceptarla y adecuarse a la misma”.
Porque justamente, el aceptar la realidad y adecuarse a la misma, implica todo lo contrario a nuestras propuestas históricas.
El “adecuarse” implica el no cambio de nada importante, implica el tratar de “reordenar la realidad en la medida de lo posible”, el continuar aplicando el conjunto de normas y políticas que condujeron al país a la situación en la que nos encontramos, y en consecuencia implica, aceptar todo eso como nos venía de dado de antes, y acomodar lo que se pueda en la medida de lo posible.
Es decir. Nada de cambiar nada importante permitiendo que el relajo continúe como siempre, pero ahora, con orden. En otra palabras, de los “cambios para el pueblo”, pasamos al “relajo pero con orden”.
Como frenteamplista, confieso que no tenía la menor idea de que hubiésemos cambiado tanto y como frenteamplista me niego a admitir que nos hayamos convertido en semejante basura que no nos distingue de los otros, excepto en el “pero con orden”.

Sorpresas tiene la vida, no ?

Y en consecuencia, cuando me dicen que “hay que aceptar la realidad como es” o cuando les dicen a un montón de delincuentes internacionales reunidos en un hotel “Five Stars”. “Uds. son el motor de la economía” o cuando les dicen a lo obreros de ANCAP en La Teja “Uds. son todos prescindibles”, no tengo dudas de qué intereses defiende quien lo dice, ni al servicio de qué intereses está.
Es demasiado clara la cosa como para tener dudas.

Desde mi punto de vista, a lo largo de estos años, se produjeron tres hechos muy importantes.

Primero, el Capitalismo ganó la Guerra Fría, se desmoronó el mal llamado “socialismo real” y todas aquellas fuerzas de la izquierda moderada cambiaron su postura para abrazar el nuevo orden mundial.
Junto con el triunfo del Capitalismo, el mundo vivió la implantación de un nuevo orden mundial y también ideológico, que se impuso en todas partes y que conocemos como neoliberalismo económico.
Teoría, a la que muchos “izquierdistas” abrazaron con entusiasmo porque entre otras cosas les permitía seguir trepando en la escalera del poder, sin el contrapeso que representaba el ser “izquierdista” o “socialista”. Por alguna duda, preguntar a TV (su renuncia al PS), Danilo (no mas coqueteos con el PCU), el Pepe y otros del MPP (que no se sabe qué ideología tienen) y unos cuantos mas.

Segundo. El recambio generacional. Los viejos líderes con sus firmes ideas de izquierda, que marcaron el camino a seguir, fueron dando paso a otros menos firmes ideológicamente y mucho mas oportunistas que estaban babeándose por el poder.
Repasá la lista de los líderes fundacionales del FA, de su ideología y comparala con lo que vino después. Te vas a dar cuenta de lo que digo.

Tercero. La necesidad del FA se seguir creciendo, lo llevo a aliarse con fuerzas que con mucha bondad podríamos llamar representantes de la Social Democracia. Gente que nada tenían de izquierda, pero que tampoco comulgaban con la rancia derecha.
De allí las nuevas denominaciones de FA-Encuentro Progresista a la que mas tarde y luego de dejar por el camino algunos principios fundacionales llegamos a conocer como FA-Encuentro Progresista-Nueva Mayoría.
Titulo o cartel que en definitiva quiere decir, ya no somos lo que fuimos, ahora somos otra cosa. O como dice el tango, “ya no sos mi Margarita, ahora te llaman Margot”.

Y en ese proceso de transformación ideológica que sufrió el mundo y muchísimos de nuestros “progres” dirigentes, y en la entrega o renuncia de principios básicos que fueron la razón de nuestra existencia, es que llegamos a lo que hoy somos.

De lo que fue nuestra razón de existencia, de aquellos líderes que marcaron nuestro camino, si alguno quedaba, debió irse o renunciar (por dignidad, como Licandro) y en consecuencia los trepadores “pragmáticos progresistas” son los que hoy tienen el sartén por el mango.

Cambalache (La República 22 de enero, 2011)

1 comentario:

  1. EL POBRE A SU POBREZA Y EL RICO A SU RIQUEZA, Y LA IGLESIA CAPITALISTA ,CURA LOS MALES DE LOS POBRES, CONVENCIENDOLOS ,QUE LO SON POR GRACIA DIVINA DE DIOS.
    Y LOS FALSOS ZURDOS,QUE SIGUEN HACIENDO DISCURSOS PROGRES, Y NUESTROS HERMANOS,QUE COMEN UNA SOLA VEZ POR DIA ,CUANDO PUEDEN, Y LOS NIÑOS QUE NACEN EN UNA MISERIA,COMO LA QUE NACIMOS MUCHOS,QUE SE PREGUNTAN ,CUANDO SOS CHICOS, QUE MAL HICISTES,PARA ACOSTARTE A DORMIR DE NOCHE CON HAMBRE, E IMAGINARTE QUE ESTAS EN UN RESTAURANT COMIENDO MUCHAS COSAS,PARA PODER DORMIR ,PORQUE EL HAMBRE ,NO TE DEJA CONCILIAR EL SUEÑO.PARA ESOS QUE HOY GOBIERNAN PARA LA BURGUESIA Y POSTERGAN A LOS SECTORES ,MAS POBRES Y MARGINALES DE NUESTRA SOCIEDAD.
    SER UN LUCHADOR SOCIAL,ES DEFENDER A LOS MAS DESPOSEIDOS Y NO TRANSAR CON LAS CLASES
    DOMINANTES Y EL PODER, Y MENOS CON LOS MILICOS ASESINOS.

    ResponderEliminar