miércoles, 18 de septiembre de 2013

Hagamos memoria, lo que se hereda no se roba


por Veronika Engler


El fiscal en lo Penal Gustavo Zubía es hijo del General Eduardo Zubia y sobrino del General Rodolfo Zubia, jefes de la regiones militares 2 y 3 en la época de la dictadura. Según la página de zona militar, los generales Esteban Cristi, Eduardo y Rodolfo Zubía, y Julio C. Vadora, de peso decisivo en el golpe de 1973, integraban una organización militar secreta, ultranacionalista, denominada "Tenientes de Artigas", cuyo objetivo era la defensa de la "civilización occidental y cristiana" y la "aniquilación del comunismo internacional".


Tengo guardadas cartas de mi abuela suplicándole a estos personajes que cesara la tortura a la que era sometido mi padre y que mejoraran las condiciones de reclusión, ya sabemos la piedad que tuvieron… Estos siniestros personajes no han sido juzgados por los crímenes que cometieron, pero varias décadas después nos encontramos con este fiscal intentando tomar revancha con quienes piden Verdad y Justicia. Este gobierno de ”izquierda” que reprime y castiga tiene hombres como este y como los ministros de la SCJ impartiendo, valga la redundancia, ”justicia”.



Recordemos también que Gustavo Zubía comenzó gestiones en la Intendencia, Policía y Poder Judicial para fiscalizar y penar a quienes tiran basura fuera de los contenedores, también se mostró de acuerdo con la medida de realizar un operativo para retirar a limpiavidrios, malabaristas y repartidores de volantes de las principales esquinas de la capital por considerar que "el ejercicio de la libertad no se puede realizar si no existen controles". "Si no reprimimos determinadas conductas no podemos gozar de otras"



No se puede negar que le gusta la línea dura, siempre y cuando no se trate de juzgar y encarcelar a los suyos. Cuando era fiscal de adolescentes, reclamó recambios “urgentes” en el Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA) para aumentar las penas, alegando que el actual Código de Penas para los adolescentes es benévolo y piadoso.



En una entrevista realizada por el  Semanario Voces publicado el 15/09/2012 dijo: ”Cuando a mi hijo le encajé alguna vez de chiquito algún soplamocos, no era por la calentura del momento… es que el chiquilín no te puede hacer determinadas cosas. Tiene que aprender y el más chiquito también tiene que mirar también. Papá es loco, pero dentro de determinados parámetros está largando mensajes”.



Se ve que Zubía no estaba enterado de que ciento noventa y dos gobiernos, incluyendo los de esta región, aceptaron la obligación de adoptar todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educacionales adecuadas

para proteger a los niños y niñas de toda forma de violencia (artículo 19 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño). El Comité de los Derechos del Niño, que vigila la implementación de esta Convención, ha recomendado a los gobiernos de toda la región y del mundo que deben, sistemáticamente: Prohibir toda forma de violencia, incluyendo todo castigo corporal por ligero que fuese, en la crianza de los niños en su hogar, la escuela, las instituciones de cuidado, el sistema penal y en todo en otros ámbitos.



También declaró: ”Por algo será, porque en este momento yo abogo por el palo, en la medida en que lo otro, se está abogando solo. Hay una política de gobierno que aboga por lo otro. Si mañana cambia el gobierno y se aboga solo por el palo, me vas a ver a mí equilibrando por el otro lado. Hay que equilibrar, si la pelota se te va para un lado… tiráte para el otro”. Se ve que no se cruzó con Bonomi, que está dando palos a lo loco desde la supuesta ”izquierda”. Seguramente aprendió de su tío y de su padre que palo es picana y submarino, otra cosa no le sirve.



Ahora pide el procesamiento de siete de las tantas personas que estaban ese día apoyando a la Jueza Mariana Mota, como las cachetadas que le dio al hijo para escarmentarlo tienen seguramente la finalidad de que los demás miren y se asusten. Que a nadie se le ocurra reclamar por los atroces crímenes cometidos por su progenitor y tío, crímenes por los que aún no han sido juzgados, crímenes por los que no han pagado



Habrá que hacer denuncias a nivel internacional, que se sepa como están vapuleando los DDHH en el país, pero nunca agachar la cabeza frente a este tipo de escarmientos.



Por Verdad y Justicia

Veronika Engler

17/09/2013



.



"Revancha".
Consultado anoche por El País, Zabalza expresó que está "orgulloso de ser el blanco de este fiscal que es una especie de sobreviviente de la dictadura que se está tomando revancha".
El exguerrillero tupamaro recordó que el padre y el tío del fiscal Zubía fueron militares que participaron en el golpe de Estado. "Se está tomando la revancha por los objetivos que su padre y su tío no pudieron alcanzar", dijo Zabalza.
"Su blanco somos nosotros, los militantes sociales que luchamos contra la impunidad, pero se olvida de pedir los procesamientos de los militares que cometieron delitos de lesa humanidad", agregó en relación al fiscal Zubía.
Zabalza dijo que luego de declarar ante la jueza Merialdo y el fiscal Zubía a mediados de agosto, estaba "seguro" que el representante del Ministerio Público pediría su procesamiento, cosa que finalmente ocurrió el lunes.
Leites, por su parte, dijo que el pedido de procesamiento en su contra es "bastante desmedido" y a su juicio "es un atropello más de la impunidad".
"Mientras hay 400 torturadores identificados libres en la calle, la Justicia persigue a los militantes sociales", cuestionó la líder de la organización Plenaria, Memoria y Justicia.
Leites dijo a El País que el pronunciamiento del fiscal muestra que "la balanza de la Justicia está inclinada para el lado de los poderosos".
La activista criticó que la jueza Merialdo no citó a declarar a 60 personas que se presentaron voluntariamente reclamando ser indagadas por la ocupación de la SCJ, hecho por el que se pidió su procesamiento y el de otras seis personas.
Las personas que pidieron ser indagadas, en un escrito que presentaron a mediados de agosto y firmado por los abogados Daniel Parrilla y Pablo Ghirardo, reclamaron el archivo del caso porque consideraron que se trata de un proceso "criminalizador y estigmatizante" contra ellos.
En octubre de 2009, la SCJ absolvió a Leites que había sido procesada sin prisión y luego condenada por realizar pintadas agraviantes contra el sistema judicial en 2005, cuando se archivó la causa de María Claudia García de Gelman.
En esa sentencia la SCJ criticó el accionar del juez y la fiscal que en su momento intervinieron en la causa que indagaba la desaparición de García de Gelman, ocurrida en 1976.


17.09.2013,

El fiscal penal Gustavo Zubía pidió siete procesamientos por los disturbios realizados en la Suprema Corte de Justicia el 15 de febrero cuando la jueza Mariana Mota juró ante los ministros para pasar del juzgado penal a uno civil. Para la dirigente de la Plenaria Memoria y Justicia, Irma Leites, el extupamaro Jorge Zabalza, el exfutbolista Diego Jaume y la militante Patricia Borda, el fiscal pidió prisión. Además solicitó que sean procesados sin prisión el dirigente de Adeom, Aníbal Varela, y el padre y hermano de Jaume, Álvaro y Eduardo.

Zubía los responsabilizó por el delito de atentado con agravantes.  Según el artículo 171 del Código Penal comete ese delito quien usando violencia o amenaza contra un funcionario público pretende impedir al funcionario asumir la función o tomar posesión del cargo o lograr el odio o el menosprecio. La pena va de tres meses de prisión a tres años de penitenciaría y se ve agravada si la ejercen más de tres personas, o si la violencia se ejecuta contra más de dos funcionarios o contra un cuerpo judicial, como fue en este caso, ya que repudiaron a los ministros de la Suprema Corte. De hecho, los magistrados de la corporación presentaron la denuncia penal ese día.

La jueza Gabriela Merialdo citó a los siete acusados por la Fiscalía para que concurran con sus abogados y hagan sus descargos este jueves. Luego la jueza resolverá si hace lugar al pedido de la Fiscalía.

Tras ser notificada de la citación para el jueves, Leites dijo a El Observador que se “espera cualquier cosa de este Poder Judicial, que tiene inclinada la balanza para hacerle los mandados a la Suprema Corte y a la impunidad”.

“Ellos son la muralla de la impunidad y la muralla de la impunidad va a seguir manteniendo a la jueza Mota lejos de las causas de derechos humanos (...)  Esto es un acto más de la impunidad. Yo estoy tranquila con mi conciencia”, dijo Leites.

La dirigente ya fue procesada en 2005 sin prisión por desacato por ofensa por la pintada contra un tribunal de apelaciones que había archivado el caso de María Claudia García de Gelman.

Para este jueves, Plenaria convocó a una movilización en la puerta del juzgado de Misiones, bajo el lema "Tocan a uno, nos tocan a todos". “Vamos a estar convocando al juzgado como lo hemos hecho siempre. Este fue un acto público en el que había decenas de personas pero se están buscando chivos expiatorios”, dijo Leites.

El 15 de febrero mientras Mota y otros 14 jueces asumían sus nuevos cargos, Plenaria y otras organizaciones ocuparon el hall del Palacio Piria para solidarizarse con la jueza y repudiar a los ministros de la Corte.

El acto previsto para las 11 de la mañana se realizó después de las 14  porque los manifestantes lo impidieron. En el medio hubo insultos, empujones e intentos de la Policía de sacar a los manifestantes que habían sido convocados, entre otros, por Leites. El exjugador de Nacional Diego Jaume, cuyo padre fue torturado en Boiso Lanza, se puso a la vanguardia de la resistencia en una primera instancia. Posteriormente fue Zabalza quien protagonizó los forcejeos con la Policía y se negó a retirarse. Finalmente, luego de tres horas, la Policía los desaló y se logró realizar el acto público.


Línea dura con menores, un facho recalcado

Blando con delitos de corrupción política y delitos de lesa humanidad de su familia militar


Familia de fachos. El tío.-

por Jorge Rossi Rebufello



Del Papá sólo conozco pero tiene el mismo ADN: milico. Conocí al Tío: X entonces Coronel Rodolfo Zubía.-
Un día apareció en Rocha como nuevo Jefe del Batallón de Infantería Motorizada (tienen infantes con motor) No.12 dónde están mis excrementos, mi orina, mi sangre y algunos pelos míos, aparte de 2 transmisores Halliscrafter's,2 walkie-talkies y 20 paquetitos de té Horniman's que me afanaron.-

Alto,autoritario,arrogante,un día dijo de mí que lo que yo precisaba era 1 paliza y, memorioso, años después, con los intereses bancarios; me dieron 4 .-

b Garronero como todos los milicos,jinetiaba de arriba el J-3 del Aero Club pa' irse a Minas a tratar asuntos de la empresa que siguió creciendo hasta llegar a lo que es ahora: una potencia que regentea el Ñato.- Desconozco si sigue en actividad o ya pasó a retiro definitivo. No importa,ni tampoco el sobrino que ahora quiere encanar a 3 queridos compañeros: a la Irma (las damas primero),a Álvaro y al Tambero. Tampoco eso es lo grave; lo grave es el síntoma que representa: el predominio del fascismo que se mantiene fuerte, intacto, militante y combativo; avalado X éste gobierno fantasiado de izquierdista, pero que en la práctica está a su servicio como fiel guardián de sus intereses. Síntoma del que el pueblo no percibe la importancia que tiene como pre-anuncio de los tiempos que se avecinan y que volverá a tener que enfrentar dolorosamente.-

El Fiscal Zubía también es un síntoma de como el fascismo criollo - al igual que el militarismo que es su instrumento - se mantiene vivo e intocado; más impune que los propios milicos ,con más culpa y responsabilidad X que fueron los mandantes de la dictadura y sus beneficiarios.- Voy a tratar de conseguirles yerba fresquita en Curitiba, para mandarles a éstos reos alborotadores si los encanan.-
                                                                                                   MAU-MAU   (La flor es para el Bebe)



 .
Política 18.9.13
El reino del revés 
Fiscal pidió procesamiento con privación de libertad para Leites, Zabalza, Jaume y Borda por manifestación en SCJ.

El fiscal penal de 8º Turno, Gustavo Zubía, pidió ayer el procesamiento con privación de libertad por el delito de atentado especialmente agravado para cuatro militantes políticos. Se trata de la integrante de Plenaria Memoria y Justicia Irma Leites, el ex dirigente del Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros Jorge Zabalza, el integrante de la Asamblea Nacional Permanente (ANP) por la defensa de la tierra y los bienes naturales Álvaro Jaume, y la profesora Patricia Borda.
Además, el fiscal Zubía solicitó el procesamiento por complicidad del secretario general de la Asociación de Empleados y Obreros Municipales (ADEOM) de Montevideo, Aníbal Varela, y de los activistas de la ANP Eduardo Jaume y Diego Jaume. Todos los pedidos corresponden a la investigación vinculada a la manifestación en la Suprema Corte de Justicia (SCJ) del 15 de febrero para solidarizarse con la jueza Mariana Mota, quien tenía a cargo más de 50 expedientes por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura y que fue trasladada desde una sede penal a una civil.
El caso fue denunciado por la propia SCJ y está a cargo de la jueza penal de 9º Turno, Gabriela Merialdo, quien deberá decidir si hace lugar al pedido del fiscal y citó a una audiencia para escuchar los descargos para mañana a las 14.00.
Luego de que la SCJ hizo la denuncia, intervino en la investigación el Departamento de Operaciones Especiales (DOE) de la Policía, que realizó varios interrogatorios en sus dependencias, tras citar por teléfono o interceptar en la calle a los indagados. Luego fueron citados a declarar por Merialdo. El pedido del fiscal recayó sobre siete de los diez interrogados, entre los que estaban también los fotógrafos Iván Franco y Santiago Mazzarovich, que el día de la manifestación se encontraban trabajando en el lugar, y el dirigente del PIT-CNT y del sindicato de funcionarios judiciales, Gustavo Signorele, que fue citado por la magistrada como responsable de una de las organizaciones convocantes.
El abogado de Leites, Gustavo Salle, dijo a la diaria que el delito de atentado especialmente agravado se refiere a un desacato por no permitir a un funcionario público asumir sus funciones y que entiende que Zubía no pidió la pena de prisión sino la de “privación de libertad” porque “le deja a la jueza la puerta abierta para un procesamiento con arresto domiciliario”.
El delito es castigado en el Código Penal con una pena de tres meses a tres años de privación de libertad. Para el abogado, la denuncia de la SCJ contra los manifestantes es un tema “netamente político” y la decisión de la Fiscalía que se conoció ayer también es de “naturaleza política”. “Si hubo un acto jurídico que afectó el ejercicio de la función administrativa” de la SCJ, esa acción “fue protagonizada por todos los individuos que estaban adentro y afuera del lugar”, agregó Salle.
Por su parte, el pedido de procesamiento por complicidad para Varela y los hermanos Jaume no es con pena de prisión. Zabalza dijo ayer a Montevideo Portal que se siente “muy orgulloso” de que se pida su procesamiento “por luchar por verdad y justicia”, más aun tratándose de una SCJ “que está protegiendo a aquellos que cometieron crímenes de lesa humanidad”. Agregó que Zubía “fue educado por su padre y su tío, que fueron autores del golpe de Estado, y que existe “una revancha” por parte de los jueces “que hicieron carrera en la dictadura”.
Más temprano, Zabalza había comunicado la decisión de la Fiscalía en un correo electrónico, en el que se lamentaba por no poder concurrir mañana a un acto de camaradería en Bella Unión, ya que el Instituto de Colonización resolvió entregarle un predio al histórico dirigente cañero Ney Thedy. “La idea era dar un abrazo a don Ney y sus hijos, así como pasar una jornada de camaradería en el sindicato UTAA [Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas], pero el hombre propone y el Fiscal Gustavo Zubía dispone”, se lamentó Zabalza en su correo.













1 comentario:

  1. Están los que no entienden, y los que no entienden que no entienden.

    ResponderEliminar