lunes, 23 de septiembre de 2013

Un momento dramático: es la economía, estúpido


Autor: William Yohai



22 de setiembre de 2013


Los acontecimientos se acumulan a velocidad que dificulta, aún para el observador (y actor) dedicado y atento, sistematizarlos.


Un breve e incompleto recuento alcanza, al menos, para señalar la enormidad de lo que está ocurriendo:


1) Un grupo de destacados militantes sociales está a punto de ser procesado con o sin prisión por “atentado agravado” cometido hace algunos meses en al Suprema Corte de Injusticia. La figura delictiva utilizada por el fiscal Zubía es, cuando menos, inadecuada. Sólo en su férvida imaginación se concibe un atentado sin heridos, lesionados ni daños materiales. Ni una pared rayada, ni un vidrio roto...nada.


2) Hace algunos días un grupo de jóvenes, presumiblemente anarquistas, es detenido “preventivamente” antes de una manifestación. Según los servicios de inteligencia se trata de activistas que se disponían a romper alguna cosa (tal vez algún vidrio, pintar una pared) en una próxima manifestación (la protesta por la masacre del filtro hace 19 años) que se realiza desde entonces y en la cual, efectivamente algunas paredes de Montevideo terminan rayadas. No sólo los detienen, sino que desnudan, los amenazan y los insultan soezmente además de pegarles. O sea, los torturan. Por las mismas fechas en Santa Catalina asentamiento que tiene como particularidad ser domicilio de decenas de militantes de izquierda son brutalizados grupos de jóvenes que conversaban pacíficamente en alguna esquina mientras se tomaban un vino. Los hechos, moneda corriente en los demás barrios de Montevideo se difunden, precisamente, debido a esta particularidad de Santa Catalina


3) Se extiende por todo el territorio nacional una verdadera espiomanía. Curioso; mientras en el mundo a raíz de las denuncias del ex contratista de la agencia de seguridad nacional yanki Edward Snowden se produce una reacción adversa a la intrusión masiva en las comunicaciones públicas y privadas, en Uruguay, bajo este gobierno de derecha que se autoproclama de izquierda, la vocación por dicho espionaje se manifiesta con sorprendente masividad:

 ..
a) se ha generalizado la práctica por parte de la policía de fotografiar y filmar con equipos profesionales y en forma descarada y manifiesta las concentraciones opositoras. El hecho no sólo responde a la intención de fichar a los participantes sino que evidentemente intenta conocer en profundidad a través del monitoreo permanente las relaciones, los contactos y hasta, probablemente, las conversaciones que se producen entre los convocados. Adicionalmente se constata una evidente intención provocadora. b) en la última de estas actividades, la que fue motivada por la citación a declarar (una vez más y ya van unas cuantas) a los citados militantes sociales se produce precisamente una provocación evidente: una camioneta policial intenta cruzar rápidamente la concentración con sirena abierta. Los manifestantes se oponen y se genera un incidente con forcejeos, insultos y algún golpe. Todo ello es cuidadosamente filmado por los efectivos designados a tal fin. Obviamente se busca conocer de primera mano “el estado de ánimo de las masas” y en particular individualizar a los elementos más reactivos. c) se hace pública la compra por parte del Ministerio del Interior , a costo millonario en dólares, de un sofisticado equipamiento destinado a monitorear conversaciones telefónicas, correos electrónicos, redes sociales, etc. d) el presidente de la República banaliza groseramente el tema del espionaje masivo: “le voy a recomendar a Obama que no vale la pena gastar plata en espiar al Uruguay”. Curioso: él si gasta fortunas en hacerlo, porque no sólo se trata de la compra del mencionado equipo; toda esta vigilancia insume miles de horas de trabajo que cuestan decenas o centenares de veces más que los equipos mencionados. e) a ritmo febril se instalan sistemas sofisticados de cámaras de video en espacio públicos ya no sólo en Montevideo sino también en distintos puntos del interior del país.


4) el defensor de oficio de menores, Dr. Daniel Sayagués informa que “el 80% de menores están alojados en forma indigna”.

Clic para ver mas

En efecto, a la crónica incapacidad del sistema penal de menores para alojar a la cantidad de los mismos detenida se suma una nueva ley represiva que estableció severas penas para menores que, presumiblemente, hubieran cometido determinados delitos. “Lo primero que se confirma es que ha habido un aumento constante y explosivo de la población internada en el INAU. Pasamos de un promedio de 300 que había en la administración anterior a unos 500 a fines de 2012 cuando esta ley no estaba en vigencia. Ese aumento de 200 internos eran los que estaban fugados”. Tal nos informa el funcionario. Y pronostica que en poco tiempo la cantidad de menores detenidos sumará 800, cifra muy superior a la capacidad del sistema. No cabe ninguna duda: hacinamiento carcelario es sinónimo de tortura. No hacen falta ni el submarino ni la picana para configurar el delito.


5) sigue incólume el hacinamiento (léase tortura sistemática) en las cárceles de adultos. Como “solución” el gobierno se plantea construir nuevas cárceles...mediante la Participación Público Privada. Se trata, nada más ni nada menos que la privatización del sistema carcelario. Lo cual no es otra cosa que generar un estímulo económico poderoso para aumentar el número de presos. No es casualidad: el país con más número de presos es precisamente EEUU, donde el sistema está privatizado en grado sumo.


6) A este panorama se agrega el cada día más evidente alineamiento del gobierno uruguayo con el de EEUU. Las declaraciones que a diario emiten distintos jerarcas de aquel país, empezando por la embajadora (de raza negra y origen latino, simpática; un verdadero cuadro del imperio) unidas a las del candidato seguro del partido de gobierno a quien ya en 2011 catalogamos como “el hombre del imperio”, no dejan lugar a dudas. Uruguay se alinea cada vez más con los gobiernos latinoamericanos que forman el eje claramente pro yanki.



ES LA ECONOMÍA, ESTÚPIDO


Si, claro, muchos se extrañan...¿ex guerrilleros que pasaron años en un aljibe sufriendo toda clase de torturas y vejámenes a la cabeza de tanta represión?


¿centenares de parlamentarios y otros funcionarios públicos jerárquicos con décadas de lucha y sacrificio a cuestas que no dicen esta boca es mía ante tanto desaguisado?


¿cómo ha podido suceder?


Hace ya largo tiempo, al menos 20 años, que tomaron la decisión de cambiarse de lado en el mostrador de la lucha de clases. En el momento que aceptaron mantener sin cambios de fondo el capitalismo “realmente existente” y concentrar en cambio todos sus esfuerzos en la conquista y posterior conservación del poder político los dirigentes del Frente Amplio (incluyendo a comunistas, socialistas y tupamaros) crearon las condiciones para que esto sucediera.


La consigna que culmina el discurso de Eleuterio Fernández en el congreso del FA de diciembre de 2003 al oponerse a la inclusión de la anulación de la ley de impunidad: “podemos renunciar a todo excepto a la victoria” es una clara expresión de lo que venimos afirmando. Pero si aquello no hubiera sido suficiente en 2005, Fernando Matos, el entonces presidente de la asociación rural del Uruguay, principal bastión de la oligarquía nacional afirmó, en entrevista con el semanario “Crónicas Económicas”: “Mujica (entonces ministro de ganadería agricultura y pesca) es un aliado nuestro”.


Presenciamos hoy el establecimiento de proyectos industriales y extractivos de gran porte que profundizan una línea de economía dependiente. La generadora de ciclo combinado de Punta del Tigre (que nadie sabe cuanto cuesta realmente), la regasificadora de Puntas de Sayago que costará 3.000 millones de dólares, la mina de hierro Aratirí que se llevará, aparte de destruir una parte del territorio nacional, todo el hierro existente en el país en menos de 20 años complementada con el puerto de aguas profundas en Rocha, imprescindible para aquella conforman un complejo que, por un lado, fortalece las posibilidades del progresismo de continuar en el gobierno a través del breve efecto de la inversión sobre el empleo y los números macroeconómicos, mientras por el otro afirma aún más nuestra condición de país capitalista dependiente.


Todo esto complementa la profundización creciente del modelo sojero y eucaliptero. Ya se habla, no sólo del aumento de la producción de UPM a 1,3 millones de toneladas (casi un 20% sobre la actual) y de la pronta finalización y comienzo de la producción de Montes del Plata que producirá, en principio otro tanto, sino de la instalación de una tercera pastera en el Este del país.


..


Pero hay más: FUCVAM (organización de las cooperativas de vivienda que critica en ocasiones al progresismo pero que a fin de cuentas contribuye fervorosamente a mantenerlo en el poder) ha denunciado recientemente la política de fomento a la “vivienda de interés social” del gobierno. En efecto, en lugar de fomentar la construcción a partir de cooperativas de trabajadores o del mismo estado controlando la tierra urbana de forma de evitar la especulación con ésta, se desarrolla una política a base de desgravaciones totales de impuestos y subsidios al capital. Al final del día el dinero público termina en los bolsillos de los “inversores”, eufemismo que encubre un grupo reducido de grandes (y algunos pequeños) capitalistas nacionales y extranjeros En este sentido no cabe duda que la política progresista es peor, no sólo que la de gobiernos “rosados” anteriores, sino que la de la propia dictadura, bajo la cual se construyeron muchas más viviendas a partir de cooperativas.


Como frutilla de la torta se constata la próxima implementación de la ley que, con el pretexto de bajar 2% el IVA obligará a ampliar la “inclusión financiera”. Por un lado es falso que con esta ley se cumpla la promesa electoral de bajar el IVA. En efecto: si bien nominalmente el que compre un bien utilizando tarjeta de crédito o débito verá en su factura un descuento del 2%, por otro lado el comerciante que vendió el producto habrá sufrido una pérdida mayor a dicho porcentaje a manos del banco o financiera emisor de la tarjeta. No hace falta ser adivino para darse cuenta de que a fin de anular el efecto de dicha pérdida, antes de vender el producto, el comerciante habrá aumentado el precio en el equivalente a aquella. El efecto neto será, pues, un AUMENTO del precio que cubrirá la publicitada, y falsa, rebaja del IVA incrementado por el necesario para cubrir la diferencia entre el 2% y la mayor comisión (religiosamente “más IVA”) que le cobra el banco o financiera. Resultado final: una transferencia de valor de grandes proporciones desde el Estado y desde la población consumidora (la gran mayoría de ella trabajadora, ya sea empleada o cuentapropista) hacia las instituciones financieras.


Pero, este último tema no se agota aquí: la “inclusión financiera” contiene un conjunto de disposiciones destinadas a estimular y aún obligar a todas las personas y empresas a utilizar dinero electrónico para sus pagos. Se tiende a eliminar el uso del dinero en efectivo. Se aumenta así la capacidad del sistema financiero privado (todo esto se podría haber instrumentado a través del Banco de la República del Uruguay pero aparentemente éste no tendrá rol protagónico alguno en el tema) para emitir dinero. Cada vez más el circulante pasará por sus manos. Lo cual implica fabulosas nuevas fuente de ganancia.


Y EL CÍRCULO SE CIERRA: Iniciamos este trabajo hablando de control social y represión. Pues bien: la “inclusión financiera” cumple también un papel en este sentido. En efecto las transacciones electrónicas (a diferencia de lo que sucede con las que utilizan dinero en efectivo) dejan una huella. Es posible saber lo que compra y vende cada habitante del país. Un arma magnífica que complementa todo aquel conjunto de medidas y procederes descrito al principio. Una excelente herramienta en manos de los opresores.

PERO: ¿PORQUÉ AHORA?


Ensayaremos una respuesta: a) la gráfica que sigue1 muestra la evolución trimestral de los promedios de crecimiento de la economía excluyendo la generación de electricidad que es muy volátil por su intensa dependencia de la cantidad de lluvias en cada período



Se observa una notable y persistente tendencia a la desaceleración del crecimiento de la economía. Aclaremos: la economía sigue creciendo, tal cual lo indican los números publicados hace unos días por el BCU en sus “cuentas nacionales” referidas al 2° trimestre de este año. Y lo hace, tal cual se constata en la gráfica, a una tasa levemente inferior al 4% anual. Si descontáramos alguna décima más debida al inusual aumento en el primer semestre del año de la producción agropecuaria, también vinculada a un clima extraordinario por la abundancia de lluvias en la primavera y verano último nos quedamos en una tasa de 3,5% anual. Que los economistas del sistema consideran representa la tendencia de largo plazo de la economía uruguaya.


b) Se observan también, una caída leve de la población económicamente activa, tal cual informa el INE y un aumento, también leve, del desempleo.


c) La inflación ha recrudecido de la mano de la devaluación que en pocas semanas implicó un aumento del precio del dólar mayor al 15%. Este proceso que se está revirtiendo estos días (probablemente el manejo de las tasas de interés del BCU no sea ajeno al fenómeno) ha puesto en riesgo el objetivo absoluto del gobierno de mantener de cualquier forma al índice debajo del 10%.


d) En el frente social el gobierno se ha visto sorprendido por huelgas de severidad y duración inesperadas tanto en la educación como en la salud públicas. En particular las ocupaciones de escuelas no tienen antecedentes.


Se está erosionando en forma palpable y clara una de las patas de sustento del sistema: la capacidad de la burocracia sindical encabezada por el partido comunista del Uruguay y complementada por otros sectores pro gubernamentales del PIT-CNT para controlar las demandas y luchas de los trabajadores.




En el frente electoral por ahora no aparecen riesgos evidentes. En efecto el apoyo del imperialismo al candidato “natural” (nos referimos obviamente al Dr. Vázquez) sumado a la inexistencia de alternativas viables en la oposición “rosada” no hacen peligrar los resultados de las próximas elecciones.


El problema es más de fondo: ante los signos señalados por el lado de la economía que se complementan con datos del frente externo, principalmente de Brasil y Argentina sumados a precios de las materias primas que exportamos estancados o con cierta tendencia decreciente y una reversión parcial del flujo de capitales del centro a la periferia el gobierno responde apostando a la congelación salarial que probablemente implicará para 2014 un retroceso, por primera vez desde 2004, del salario real.


EN ESTE ESTADO UN AFINAMIENTO Y PUESTA EN PRÁCTICA METÓDICA Y PROGRESIVA DE NUEVOS Y MÁS AGRESIVOS MÉTODOS REPRESIVOS NO ES OTRA COSA QUE UNA OPCIÓN EMINENTEMENTE RACIONAL.


PARA LOS MILITANTES SOCIALES ENFRENTADOS AL SISTEMA: ESTAMOS AVISADOS.

0 comentarios:

Publicar un comentario