martes, 23 de junio de 2020

Condenaron a su chofer



"La persona condenada por narcotráfico era el chofer de Santiago González, Director de Seguridad y Convivencia del actual Ministerio del Interior. González es persona de extrema confianza de Larrañaga (fue su secretario personal y su chófer durante años en el Parlamento).



Condenan por narcotráfico al chofer del director de Convivencia del Ministerio del Interior


El conductor de Santiago González fue enviado a la cárcel durante cuatro años


La Justicia de Tacuarembó condenó a cuatro años de prisión por narcotráfico a un policía que se desempeñaba como chofer del director de Seguridad y Convivencia Ciudadana del Ministerio del Interior, Santiago González, según informaron a El Observador fuentes de la investigación.
El hombre había sido detenido en el marco de una operación de la Brigada Antidrogas denominado Costanera, que empezó el 27 de marzo.
Por este caso también fueron condenados otros tres hombres e imputada una mujer, todos involucrados en llevar droga desde Montevideo a San Gregorio de Polanco para ser vendida.

Fuentes de la cartera de seguridad señalaron a El Observador que el conductor del jerarca –funcionario de la Guardia Republicana– fue apartado de su función el 13 de junio, dos días antes de ser detenido con una "excusa" diferente a la real para no entorpecer la investigación.
"Se le hizo el acta para que volviera a la Republicana, pero sin que supiera nada", señalaron.
La fiscalía logró la condena de este hombre luego de acordar con su defensa culminar la causa mediante un proceso abreviado, una figura del nuevo Código del Proceso Penal que permite que los delincuentes reciban una pena menor, a cambio de evitar el juicio oral.
Por este acuerdo también fue condenado otro hombre, de 47 años y con antecedentes penales, y que había sido detenido junto con el chofer del jerarca en la ruta 43, mientras ambos llevaban en un auto 168 gramos de cocaína. Los dos fueron imputados de un delito continuado de violación al decreto ley de estupefacientes 14.294, aunque la pena para el otro delincuente fue de dos años y seis meses de prisión efectiva.
La mujer, pareja del chofer del jerarca, no fue condenada porque no aceptó el trato de la fiscalía, por lo que, al momento, solo se le inició una proceso penal, imputada por el mismo delito que los demás, y enviada a prisión preventiva durante 30 días como medida cautelar, mientras se aguarda por el juicio oral.
Otro de los imputados por el caso era un expolicía, hermano del conductor del Ministerio. Este fue condenado días antes por venta de droga en San Gregorio de Polanco.
El quinto responsable de los hechos, también condenado con prisión, es un hombre que almacenaba drogas en la ciudad de Las Piedras, Canelones, para luego llevarla a Tacuarembó. Esta persona "era un contacto de confianza del policía, que le ha guardado droga en su casa", indicaron.
Investigación administrativa

Hay gente que se camufla en el Ministerio del Interior, y el próximo capítulo será los camuflados que trae la DEA?

Tanto a Santiago González como a la cúpula del Ministerio del Interior les causó sorpresa la condena del funcionario, un policía considerado ejemplar hasta el momento. "Era un tipo normal, con hijos chicos", dijeron allegados al director de Convivencia y Seguridad Ciudadana.
En un comunicado difundido por la cartera de seguridad en la tarde de este lunes, se detalló que el jerarca se enteró de la noticia por parte del jefe de Policía de Tacuarembó, John Saravia, quien lo llamó por teléfono el sábado 13 de este mes para alertarlo de lo ocurrido.

"El Ministerio del Interior realizará una investigación administrativa a los efectos que correspondan", agrega el comunicado.
De acuerdo a la la fiscalía, "los aspectos más graves de los ilícitos" cometidos por este grupo "tienen relación con la condición del funcionario policial, quien ostentó una aparente seguridad en su habilidad para disimular exitosamente su conducta", según comentaron fuentes judiciales.. Ello, fundamentó el Ministerio Público ante la Justicia, encuadra en "un agravante de la responsabilidad penal".

La maniobra
Todos los involucrados en la investigación fueron imputados en audiencias que tuvieron lugar entre este domingo y lunes.
Según demostró la fiscal, en base a un trabajo de inteligencia realizado por la Brigada Antinarcóticos, el conductor de González era "el proveedor": se encargaba de llevar la droga desde Montevideo a San Gregorio de Polanco. Allí, de acuerdo a las fuentes del caso, la droga se vendía y luego "fraccionaba" para ser revendida a los consumidores.
El encargado de comercializarla en el pueblo de Tacuarembó era el hombre con antecedentes, que recibía los estupefacientes por parte del conductor de González.
Fuentes de la fiscalía destacaron a El Observador haber "eliminado el trabajo de dos vendedores de la ciudad", que es el mecanismo como opera el narcotráfico en el interior, en donde no es tan común que haya bocas de droga, como en la capital.
En total, luego de todos los allanamientos ejecutados en San Gregorio de Polanco y Las Piedras, las autoridades incautaron 475 gramos de cocaína y 47 envoltorios de marihuana, de acuerdo a información de la cartera de seguridad.










0 comentarios:

Publicar un comentario