viernes, 28 de marzo de 2014

La hija de Gavazzo también desconfió de su credibilidad

GABRIEL MAZZAROVICH TAMPOCO REVELÓ FUENTES


 "Gracias a todos por el respaldo, que no es personal, es al tema y al método. Fueron dos horas y media de interrogatorio, encabezado por Rossana Gavazzo, con los otros tres abogados, el juez y el fiscal. Me citaron de un día para el otro, por lo que tuve una noche para recordar 16 años de investigación. 
Me negué a revelar las fuentes. 
Entonces dijeron que que no tenía credibilidad. 
Respondí que mi credibilidad se basaba en los siguientes hechos: 

dijimos que Macarena era Macarena; confirmado; 

dijimos que Simon Riquelo, era Simon Riquelo, confirmado; 

dijimos que había cuerpos en el 13 y en el 14, confirmado; 

descubrimos la Base Valparaíso, confirmado; 

descubrimos el Segundo Vuelo, confirmado; 

publicamos las fotos de 9 jefes de la tortura, hoy están todos procesados; 

publicamos organigramas del SID y del OCOA, hoy son base de investigación en 20 causas penales. 

Es decir siempre dijimos la verdad, confirmada por la vida y por fallos judiciales. Sus defendidos mintieron siempre, y siguen mintiendo. También ratifiqué la acusación de que el asesino de María Claudia es Ricardo Medina, y que estaban Silveira, Arab y Rodríguez Buratti, y que fue en el 13, como lo dijimos en 2003, hace 11 años. 

Esto es solo para rendir cuentas, ante mis compañeros, de lo que se hace. 

Me preocupa que ahora van a citar a testigos que son víctimas directas de la represión y que van a ser interrogados sin contención alguna, no puede ser, hay que acompañarlos.

Un abrazo. Gabriel Mazzarovich"


Nacional 28.3.14

Camino inverso

APU manifestó su preocupación ante SCJ por citaciones a periodistas.
El miércoles, al igual que Roger Rodríguez la semana pasada, fue citado otro periodista por la causa que investiga la desaparición de María Claudia García de Gelman. Esta vez fue el turno de Gabriel Mazzarovich, ex secretario de redacción de La República. Mazzarovich, junto con otros periodistas de ese diario, investigó la desaparición de María Claudia y de su hija, Macarena Gelman.
Los abogados de los ex militares José Gavazzo, Ricardo Arab, Gilberto Vázquez y Jorge Silveira y el ex policía Ricardo Medina, procesados por el juez Pedro Salazar por homicidio muy especialmente agravado, comenzaron a citar a quienes dieron testimonio en la causa, “con el objetivo de desacreditar” a los testigos de los denunciantes, aseguró Mazzarovich. También fue citado a declarar el periodista de Brecha Samuel Blixen.
En el caso de Mazzarovich, Salazar no se plegó al pedido de los abogados defensores de que se levantara el secreto profesional al periodista para que revelara las fuentes. Salazar le informó a Rosanna Gavazzo, defensora de su padre, que tenía que presentar por escrito dicho pedido al momento de citar al testigo. De todas formas, Mazzarovich afirmó que no daría los nombres de sus fuentes: “Es imposible trabajar si uno revela las fuentes, más aun en un caso de esta gravedad. El periodismo de investigación necesita muchas más fuentes”.
“Lo que dice la defensa es que si no se dice la fuente no hay credibilidad en la investigación, porque no es posible chequear información ni defender a los procesados, pero la credibilidad en este caso está dada porque en esa investigación Macarena Gelman resultó ser Macarena Gelman, Simón Riquelo es Simón Riquelo, dijimos que había una base clandestina de la que nadie había escuchado hablar, la Valparaíso, y fue confirmada su existencia. Todo lo que dijimos se fue probando cuando la Justicia pudo actuar”, sostuvo Mazzarovich. En cambio, aseguró el periodista, sus defendidos “dijeron que María Claudia nunca había venido a Uruguay y era mentira, después dijeron que la bebé había nacido muerta y después, que a María Claudia la devolvieron viva a Argentina. Ellos mintieron siempre”.
Mazzarovich se mostró preocupado porque la defensa está llamando también a otros testigos, que fueron víctimas de la represión “y van en una condición de soledad total a declarar; la Justicia y el Estado no han logrado hacer una contención mínima a los testigos”. El periodista aclaró que no se sintió “amedrentado” por el juez, pero el hecho de que la Justicia pida levantar el secreto “es una presión”.
Para tratar este tema se reunieron ayer autoridades de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) con los cinco ministros de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). Los dirigentes advirtieron que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala en la Declaración de Principios de Libertad de Expresión que todo comunicador tiene “derecho a la reserva de sus fuentes de información” y que la Ley de Prensa aclara en el artículo 1º que “los periodistas tendrán el derecho a ampararse en el secreto profesional respecto a las fuentes de información”. “Ellos son conscientes de que la ley nos ampara, pero dicen que quien lo pide es la defensa y que ellos lo que hacen es dar trámite a ese otro derecho”, explicó, luego de la reunión, Silvia Techera, presidenta de APU. Victoria Alfaro, secretaria de Prensa del gremio, reflexionó que con el hecho de ser citado “ya te sentís intimidado, y eso puede repercutir en la investigación periodística”, que, aseguró, permitió llevar a cabo investigaciones que no hizo la propia Justicia.
Cecilia Álvarez

APU planteó a Suprema Corte de Justicia su preocupación por citación de periodistas para que revelen sus fuentes

 



Montevideo, 28 de marzo de 2014 
Una delegación del Consejo Directivo Central de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU), compuesta por la presidenta, Silvia Techera, la presidenta del Consejo de Sector Prensa, Victoria Alfaro, y el dirigente del Consejo de Sector Radio, Claudio Veiga, fue recibida este jueves 27 de marzo por los cinco ministros integrantes de la Suprema Corte de Justicia (SCJ).
Los dirigentes de la APU expresaron la gran preocupación que se ha generado en el gremio como consecuencia de la reiteración de casos de citación de colegas a diferentes juzgados en los que sus magistrados han insistido con el pedido de que revelen sus fuentes de información.
APU destacó que los casos en cuestión involucran fundamentalmente a investigaciones sobre militares. Así ocurrió en Soriano, con el pedido a los colegas de Agesor para que revelaran sus fuentes de la información respecto a una denuncia de acoso sexual en un campamento militar o aquí en Montevideo con la indagatoria del caso Gelman, donde ya fueron citados los colegas Roger Rodríguez y Gabriel Mazzarovich y se agregaría en las próximas horas la citación al colega Samuel Blixen.
Tanto a Rodríguez como a Mazzarovich se les preguntó por sus fuentes periodísticas a instancias de los abogados de los militares que están condenados por violaciones a los Derechos Humanos durante la dictadura.
La salvedad es que en el caso de Mazzarovich el juez Pedro Salazar no hizo lugar al pedido de la defensa de los militares, pese a su insistencia por conocer las fuentes de información, por una simple cuestión burocrática ya que no lo habían instruído con la debida antelación.
Los dirigentes de la APU pusieron especial énfasis en recordar a los ministros de la SCJ que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señala en la Declaración de Principios de Libertad de Expresión que todo comunicador tiene “derecho a la reserva de sus fuentes de información” y que la Ley de Prensa aclara en el artículo 1º que “los periodistas tendrán el derecho a ampararse en el secreto profesional respecto a las fuentes de información”.
Ante esto, los representantes del Poder Judicial señalaron que los periodistas no somos impunes y que si somos citados a un juzgado como cualquier ciudadano, los magistrados tienen derecho a preguntar y los periodistas tienen derecho a no contestar.
Los ministros de la SCJ son conscientes de que la ley ampara la reserva de las fuentes, pero señalan que quien hace el planteo es la defensa de la otra parte y lo que hacen los jueces es dar trámite a ese otro derecho.
La APU enfatizó que el solo hecho de ser citado por un juez y recibir la presión de revelar las fuentes de su trabajo constituye una presión indebida y una intimidación que puede terminar repercutiendo en el trabajo periodístico que, en muchos casos, ha permitido avanzar bastante más allá de lo que ha avanzado la propia justicia.
Los ministros de la SCJ enfatizaron que ellos no tienen incidencia sobre el trabajo de los jueces porque los magistrados tienen total y absoluta independencia técnica en el desempeño de sus diligenciamientos.
La delegación del CDC de la APU agradeció la decisión del Poder Judicial de recibir con celeridad y en pleno al sindicato.
En este marco, se acordó en trabajar en conjunto para “conocernos más” y lograr una buena convivencia. Se espera para este año formalizar talleres de trabajo en todo el país que permitan intercambiar conceptos e ideas sobre las especificidades del trabajo de cada uno.
CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA




 La triste defensa de las aberraciones que se amparan en la Ley de Impunidad
http://www.lr21.com.uy/politica/125877-no-solo-fui-torturada-sino-que-tambien-fui-violada-por-el-coronel-jorge-silveira

Robo de bebes 
a Sara Méndez cuando le arrancó de los brazos a su bebé Simón Riquelo. Como en cada una de sus declaraciones Gavazzo mintió.
Restos batallón 14

Los jefes de la tortura,
 Y la justicia que no avanza




0 comentarios:

Publicar un comentario