domingo, 9 de marzo de 2014

Lo que pasó en el debate de Aratirí

 "Te voy a dejar los dientes atrás de la nuca, 2 veces" 

Triste performance la de Marcelo Abdala
.

Charla sobre minería casi termina a los golpes

Ambientalistas contra Aratirí se enfrentaron a un dirigente del PIT-CNT


Publicado el: 8 de marzo de 2014
Por: Emiliano Zecca
Aratirí: discusión caliente entre soberanía y trabajo
 

Representantes de diferentes sectores sociales cuestionaron el proyecto de la minera Aratirí porque extraerá todo el hierro de Valentines en 15 años, sin ningún valor agregado para el país. La discusión se calentó cuando le preguntaron al dirigente sindical Marcelo Abdala si defendía los intereses de la clase obrera o de la empresa. 

La jornada fue organizada por el Instituto de Ciencia Política de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República. De la mesa participaron el ingeniero químico Ignacio Stolkin, Raúl Viñas del Movimiento Uruguay Libre, el dirigente sindical Marcelo Abdala y dos representantes de la Federación Uruguaya de Estudiantes Universitarios (FEUU). El moderador fue el politólogo Alfredo Garcé.
Stolkin planteó que Aratirí no ofrece trabajo de calidad y dijo que "nuestros pobres trabajadores" no van a adquirir conocimientos que les permitan "hacerse valer en otro lado".
"El 70 % de los trabajadores de nuestro país, lamentablemente, están en la construcción. Después de un día de trabajo sacrificado, ¿qué les queda de recuerdo en algo que sería lo mismo que esto? Está totalmente frustrado por el trabajo que hace, no tuvo que pensar para hacer posos, yendo a su casa a mirar la televisión y sin querer hablar con su familia. Los entiendo, cansados y mentidos, porque les prometen lo momentáneo, lo que van a tener ahora, se van a poder comprar una moto china", sostuvo.
Un trabajador metalúrgico que estaba en el auditorio le gritó a Stolkin que no subestime a los trabajadores.
Garcé intervino y pidió tranquilidad. Stolkin aclaró que pertenece a la clase obrera. "Compañero, vamos a respetarnos. Lo que dije, y lo mantengo, es que nuestra clase obrera no tiene la posibilidad de tener una instrucción que la ponga al nivel de la clase obrera del primer mundo (...) Estoy totalmente de acuerdo en que se haga una industria metalúrgica en este país, pero no de esta forma. Quién va a invertir en una industria que solamente va a trabajar siete años. Si hay una posibilidad, necesitamos una industria metalúrgica a partir del hierro que hay en Valentines si la llevamos a 100 años, si desarrollamos una industria fina, no la de producir tanques, si no para producir aparatos finos que la industria internacional necesita y que son pagos. Con eso vamos a tener obreros con la posibilidad de avanzar como todos los demás y que no sigamos siendo la elite de los que llevamos a la universidad", sostuvo.
En el proyecto de Aratirí se propone extraer el hierro que hay en Valentines con un plazo máximo de 20 años.
Cuando fue su turno, Abdala le respondió a Stolkin. "A pesar de las enormes penurias que muchos trabajadores vivimos en esta sociedad capitalista, no comparto, aún en las peores condiciones, la concepción del trabajador como gorila amaestrado. En todas las condiciones el trabajador moviliza su capacidad, su inteligencia, produce toda la riqueza de la sociedad y es un vector central para la transformación de la sociedad, obviamente con trabajadores solos tampoco se puede", dijo.
Abdala dijo que el PIT-CNT acompañaría una propuesta donde el Estado se apropie del 100% del valor añadido por los trabajadores de la actividad minera. Pero pidió al auditorio que recuerde de dónde venimos. "Venimos de un código minero que cobraba un mísero 2%, que muchas veces no se podía probar de cuánto era. Nos da la impresión que en la ley de minería, si sumamos el conjunto de los impuestos, el 50% va a quedar en el Estado. Si este mismo criterio se aplicara a toda la actividad productiva del país, estaríamos en una situación de transición, donde el 50% del valor generado de la economía le quedaría a la sociedad. Estaríamos en una condición de construcción de una fase de transición al socialismo", sostuvo.
Por su parte, Viñas afirmó que según informes de las propias mineras internacionales, lo que normalmente se genera por cada un empleo directo en la fábrica son tres o cuatro indirectos. "Aratírí dijo que generaría siete indirectos de uno directo. Lo que hoy se nos ofrece para diversificar la economía es una propuesta de extraer hierro, un proceso minero, que no tiene industria, tampoco tiene valor agregado nacional y lo que es peor, agota el recurso a corto plazo al extraerlo a la máxima tasa de extracción posible técnicamente. Esa es una de las razones por la que en nuestro movimiento estamos en contra y consideramos necesario adherir al plebiscito para que entre todos digamos si queremos esto u otra cosa", señaló.
En el plebiscito promovido por Uruguay Libre se propone prohibir la megaminería a cielo abierto en el país.
La FEUU también expresó que está a favor de la industrialización y entiende que para no repetir el pasado, es necesario una industria siderúrgica nacional. "Estamos terminantemente en contra de Aratirí porque no permite instalar esa industria. Esta explotación está pensada para 15 años. Ese hierro dónde lo vamos a conseguir si se va a los mercados internacionales. Cuando se votó la ley de megaminería, se hizo una moción para que se estableciera limitar las cantidades de hierro a exportar, para poder tener una industria nacional. Estamos pidiendo como federación que se pare esto y puedan opinar todos, porque el hierro es del pueblo. Esto no es ninguna demagogia. Está todo bien con que lo controle el Estado, ahora, cuando un Estado se pone a trabajar para una empresa mulitnacional, lo que va a suceder es que se va a levantar el pueblo para frenar el atropello y el saqueo", dijo uno de los representantes.
Maurizio Baccino, un soldador que estaba en el auditorio, agregó después que la tonelada de hierro le sale 1.000 dólares y que, según los datos que dieron, Uruguay lo venderá a cuatro o cinco dólares la tonelada. "Los autos chinos que nos venden pesan menos de una tonelada. Nos venden menos de una tonelada de chatarra a ese precio. Estuve trabajando soldando barcos en España y no tienen ninguna tecnología especial. Hace un pozo en la playa, los tipos levantan los barcos ahí porque consiguen el acero barato. Nosotros tenemos un precio de hierro por las nubes y no podemos competir con nadie, y encima se lo vamos a dar a otro para que nos lo vendan después", sostuvo.
Frases y cruces calientes
Durante el intercambio posterior a las exposiciones de los panelistas, algunos que estaban en el público dieron su opinión y con sus palabras calentaron el ambiente.
Un trabajador metalúrgico, que ya había tenido un intercambio con Stolkin, criticó a los ambientalistas. "Está claro que hoy la matriz que tenemos en el país no es suficiente para todos. Seguimos con trabajadores diezmilpesistas y peones rurales que ganan seis. Ojo, esos peones rurales le hacen la changa a los ambientalistas que vienen a movilizarse acá en cuatro por cuatro", dijo.
"Muchachos, no me piquen el partido que venimos bien de bien", pidió Garcé.
Pero el partido se picó nomás cuando fue el turno de hablar de un ambientalista.
"Hay que recordar que en el primer proyecto de Aratirí se iba a instalar un central termoeléctrica a carbón. Cualquiera puede deducir que si una empresa hace esa propuesta, no le interesa el medioambiente. Salieron los técnicos de UTE a decirle que en Uruguay carbón no queremos. Segundo, acá se habla de 500 hectáreas, como dijo el señor del PIT-CNT, que a mí no me quedó claro si habla en representación de los trabajadores o si lo hace en nombre de la empresa o el gobierno", sostuvo.
Abdala, que estaba sentado en la mesa de panelistas, se paró, se quitó los lentes y trató de sacarle el micrófono al ambientalista para responder. Entre gritos y algún forcejeo que no pasó a mayores, Garcé intervino de nuevo y dijo que si pasaba una más y se terminaba la jornada.
Abdala tuvo derecho a réplica y dijo que no le permitía a nadir cruzar ese límite. "Con respecto a las banderas nuestras, si el asunto es de qué manera el Estado se apropia más de los recursos, de qué manera hay un proyecto que no está pensado solo desde un punto de vista extractivista sino de la industrialización, no será que en vez de ir a una movida como el plebiscito, en un año muy especial donde hay muchas cosas en juego, ¿no será que tenemos que ir a un proyecto donde el Estado garantice, junto a la región, la industrialización? Eso es lo que nosotros estamos pensando".
"Eso no es Aratirí", le gritaron a Abdala.
Otros pidieron que el ambientalista tenga la palabra de nuevo, pero Garcé le dijo que no porque "venían tranquilos y la intervención estuvo fuera de lugar".
 

El debate sobre megaminería en Ciencias Sociales

Sigue hoy
POR: MARCELO AGUILAR

La primera parte de una mesa redonda sobre “Megaminería y medio ambiente” en la Facultad de Ciencias Sociales tuvo de todo. Con panelistas afines a la explotación minera a cielo abierto, y un público interesado e inquieto, varias puntas quedan abiertas para la segunda jornada, que se desarrollará a las seis de la tarde de hoy viernes, justo después de que usted haya leído este semanario.

Quien iba sabía con qué se iba a encontrar, la nómina de expositores lo delataba. La sala estaba colmada. Sobre la hora de comienzo ya no quedaban asientos, y la gente se agolpaba parada en las puertas abiertas. En medio del típico bullicio previo a instancias de este tipo, se levantó la voz de Germán Parula, en representación de la Asamblea Nacional Permanente en Defensa de la Tierra, reclamando participación en el panel, ya que, según dijo, ésta era una mesa a favor de Aratirí, cosa que objetivamente no dejó de ser cierto.1 Inmediatamente sucedió el escrache. Volantes al viento, algún que otro grito de “¡Alcahuete!”. Y el canto que ha resonado en cada manifestación contra la minera: “¡No se vende, la tierra se defiende!”. Susana Mallo, decana de la institución anfitriona, tomó el micrófono y trató de apaciguar las aguas hablando de la “larga historia de esta facultad en la defensa de los derechos de los ciudadanos”, y citando el apoyo a las leyes de marihuana y aborto. En eso el presentador, el politólogo Gerardo Caetano, dio inicio a la charla. Todo este episodio duró unos minutos. Y el debate duró cuatro largas horas. Evidentemente esa no era la noticia.

El encargado de abrir la mesa, y responsable de la presentación sobre la que versa esta nota, fue el ingeniero Cyro Croce, ex funcionario de la Dinama y actual gerente de Medio Ambiente de Aratirí. La exposición se hizo bajo la atenta mirada de Fernando Puntigliano, hombre de la empresa y uno de los principales actores en el proceso de introducción del proyecto minero en el país. Hasta sonrió con ironía ante varias preguntas del público. Ya con la primera frase se desató la polémica. El ingeniero Croce explicó que desde el punto de vista de la inversión y de agregado de valor al producto este es un proyecto “realmente industrial en primer lugar, logístico en segundo lugar y minero en tercer lugar”. Puso énfasis en el carácter industrial del proyecto, a lo que el meteorólogo Raúl Viñas, del Movimiento Uruguay Libre, presentó reparos: “No es industrial hablar de que se va a hacer un beneficiamiento del material, eso es solamente parte de la extracción minera necesaria para que el mineral llegue a los mínimos necesarios para ser vendido en el mercado internacional”. Ante esto, la respuesta de Croce fue: “Coincido absolutamente con su descripción, la diferencia es que yo a eso le llamo proceso industrial, pero el nombre en definitiva es lo de menos. Lo que se hace es lo que dice él efectivamente, se procesa un producto que se saca de la tierra para que al venderlo tenga valor; es lo que se hace con la leche y con la carne, por eso lo llamo industrial. Pero es opinable, no hace a la cosa”.
El funcionario de Aratirí continuó su presentación haciendo referencia al mineroducto. En esta línea, continuó hablando sobre los cursos de agua que deberán ser desviados y explicó que hay varias obras hidráulicas en el proyecto que implican desvíos de cursos, pero que se iba a referir solamente a una, el desvío del arroyo Valentín. Con esto Croce soslayó la construcción de un canal que desvía parcialmente el río Yi a la altura de la mina Maidana, que integra la parte sur del complejo minero. Esto despertó la reacción del público, visiblemente preocupado. Pero la reacción más efusiva se dio cuando al llegar a la diapositiva titulada “El día después” el representante de la empresa alegó que se le había terminado el tiempo. Es que claramente ese fue un acto digno de una tira de humor, en todo caso un acto fallido. En una mesa titulada “Megaminería y medio ambiente”, saltear o dejar para después la parte de los efectos del proyecto, intencionalmente o no, sonó a burla. En ese momento el moderador debió salir rápidamente a consultar al público, y casi se lo llevan puesto. Eso era lo que la gente estaba esperando. Y lo que vino aportó muy poco. Croce puso ejemplos de minas cerradas con éxito en distintas partes del mundo, todas con características distintas, y terminó por asumir que eso no era lo que se iba a hacer en Uruguay. Por ejemplo, citó el caso de la mina de carbón Butiá Leste en el sur de Brasil, presentando incluso las cifras del tiempo de mitigación, que llevó aproximadamente unos 15 años, a pesar de haber asumido en repetidas ocasiones que el proceso de llenado de las minas de Aratirí llevará aproximadamente 80 años. Cuando Viñas intimó a Croce para que le diera “un solo ejemplo de una mina de 380 metros de profundidad que haya sido remediada de forma adecuada”, el ingeniero respondió: “No conozco por la sencilla razón de que no hay en el mundo ningún proyecto igual al que propone minera Aratirí (…) sería para mí un orgullo que esta fuera la primera”. Las dudas sobre el plan de cierre son muchas, y es una de las puntas del asunto que más preocupan.
Esta mesa redonda se dio en el marco del lanzamiento del Informe de Coyuntura número 12 del Departamento de Ciencia Política, y lo que arrojó da la pauta de la pertinencia de poner este tema sobre la mesa. La resistencia a la instalación de la minera ha generado gran cantidad de movilizaciones y debates en todo el territorio nacional, y se han realizado foros de discusión, proyecciones de cine, asambleas, intervenciones y otras tantas actividades. La diversidad visible en las marchas que coparon 18 de Julio es una muestra patente del gran juego de intereses respecto de este tema, y en las mismas conviven personas y movimientos que difícilmente lo hagan en otros ámbitos. Esto se vio reflejado una vez más en esta mesa redonda, en la que hubo intervenciones de lo más pintorescas, como la de un veterano que llevó nidos de hornero y panales para interpelar a los expositores sobre la destrucción que generarán, hasta calificados investigadores que planteaban una gran batería de argumentos para fundamentar su postura. El número de concurrentes, la intensidad de la polémica y la duración del debate, dibujaron un fenómeno por demás interesante.

1. El activista mostró un dossier impreso de Aratirí, que más tarde pasó a ser entregado sin ningún inconveniente entre los presentes. No es la primera vez que ocurre algo similar. Cabe recordar a modo de ejemplo una reunión del Congreso Nacional de Ediles realizada en setiembre de 2012 para tratar el tema minería, que fue patrocinada por la empresa minera y en la que a los ediles se les entregó un bolso con los logos de Uruguay Natural y Zamin Ferrous que contenía material producido por la empresa.

TIEMPO Y CIERRE

Eliana Gilet

En la solicitud de impacto ambiental presentada a la dinama, Aratirí afirma que el proyecto dura 12 años. Esta cifra ha tomado un rol central en las discusiones porque influye en las ganancias que podrán cosecharse. Eso está íntimamente relacionado con dos cosas: por un lado, la cantidad de mineral efectivamente existente y extraíble del suelo, y por otro, el ritmo con el que ese material se extraiga. A pesar de su centralidad, es uno de los puntos que sigue rodeado de misterio.
Pegadito a él, como los estériles a las minas, está el plan de cierre. Cuando la empresa presentó su solicitud a la dinama en 2011, incluyó un plan de cierre. A comienzos de este año, dinama intimó a la empresa a acondicionarlo a la nueva reglamentación. Es decir, que se acople a lo dispuesto por la ley de minería de gran porte de 2013. Según establece la ley, el plan de cierre es una actividad que se desarrolla durante toda la vida útil de la mina. No es una etapa al final, sino una actividad en paralelo a la explotación. Entonces, el plan de cierre también está ligado al ritmo de extracción. El elemento que los une depende del Poder Ejecutivo: sancionar por decreto el cronograma de explotación minera.
Ahora bien, ¿por qué esto no se ha saldado públicamente aún? Porque la empresa mantiene en reserva los datos sobre el yacimiento y el gobierno tampoco los ha confirmado. Por lo tanto, hay tres elementos encadenados: la cantidad de mineral, que influye en la velocidad de explotación y la duración total de proyecto. Y más inmediatamente, en la planificación de la explotación, que debe pautar el Ejecutivo y que tampoco se ha concretado

TERRITORIO

Eliana Gilet

Uno de los números “contestados” es el área total del país afectada por el Proyecto Valentines. Desde la empresa se sostiene que serán 500 hectáreas. Esta cifra es rotundamente incompleta. Según lo proyectado, se pretende abrir cinco minas.
Si las 500 hectáreas corresponden al área de esos cráteres, ¿por qué es falso el dato? Porque las huecos tienen asociados otros elementos alrededor.
Por un lado, la tierra que estaba en el hueco. Junto a la mina se hace una primera división de lo extraído: la veta de roca que contiene mineral se separa del resto de la roca que no tiene nada. Este primer desecho se denomina pila de estériles y llega a triplicar el tamaño del hueco. Esto se apila junto a la mina, es su contraparte, su sombra. Entonces, cada una de las cinco minas tendrá a su lado su pila de estériles.
Un segundo elemento ocupa una superficie aún mayor: la reserva de agua bruta.
El agua es el motor principal del proceso minero. Para disponer de ella, Aratirí va a tener que inundar cierta superficie. La reserva de agua forma parte de la planta de beneficiamiento. Luego de separar la veta de mineral del resto de la roca –aquella que dejamos como estéril allá junto a las minas–, ésta se transporta a recibir el beneficiamiento: la operación de separar el metal de la veta utilizando imanes. En esta parte se genera un nuevo desecho, una especie de lodo que se acumula en el embalse de relaves: piletas abiertas adonde irá a parar el agua mezclada con minerales y tierra que ya no puede reutilizarse en el proceso.
Sólo con estos dos elementos agregados, los estériles y la reserva de agua bruta, estimamos que el área afectada salta de las 500 hectáreas a las 5mil.
La cuenta sólo incluye al distrito minero (minas, estériles, beneficiamiento) Por fuera quedan por contabilizar el mineroducto y la terminal portuaria, elementos que cierran el circuito extractivo.


http://brecha.com.uy/index.php/sociedad/3365-sigue-hoy

Leer mas: http://www.elpais.com.uy/informacion/pit-cnt-blanco-criticas-foro.html .
EDUARDO BARRENECHE05 mar 2014
En la reunión del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt se definirá el plan de acción del movimiento sindical para este año. Entre los temas se encuentra la posición que la central obrera mantendrá sobre la inversión prevista de US$ 3.000 millones que hará la minera Aratirí en la costa oceánica de Rocha y en otros tres departamentos del centro del país.
El 25 de febrero, el Secretariado del Pit-Cnt recomendó a la Mesa Representativa de la central que no apoye el plebiscito y recolección de firma impulsado por la organización "Uruguay Libre" y la Federación Rural que busca prohibir la minería de gran porte.
De esta forma, el Pit-Cnt se encolumna con el gobierno que sostiene que la inversión de Aratirí generará 1.500 empleos directos y 8.700 indirectos y modificará la matriz productiva de Uruguay.
En la pasada reunión del Secretariado del Pit-Cnt, los delegados de la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE), José Lorenzo López y Beatriz Fajián, plantearon que la minería abierta era una situación que generaba mucha controversia y que era necesaria una manifestación popular sobre dicha actividad en las elecciones nacionales de octubre.
Ambos sindicalistas argumentaron que, en el pasado, el Pit-Cnt siempre apoyó el mecanismo de la consulta popular para temas urticantes e informaron que una resolución de la Asamblea Nacional de Delegados de los sindicatos públicos, fechada en diciembre del año pasado, decidió adherir a la campaña de recolección de firmas para prohibir la minería a cielo abierto.
"El tema genera controversias dentro del Pit-Cnt. Pero lo vamos a discutir en la interna", dijo López a El País.
La mayoría de los sindicatos están a favor de la inversión de Aratirí tras la aprobación de la Ley de Minería que reglamenta esta actividad. Estos gremios pretenden que la Mesa Representativa de la central apruebe una resolución, lo cual impedirá a COFE hacer campaña en contra de la minería de gran porte porque así lo establecen los estatutos del Pit-Cnt.
El sindicalista Carlos Cachón (industria láctea) apoya las inversiones mineras a cielo abierto. "Hay una reciente resolución del Congreso del Pit-Cnt sobre que la inversión debe ser clara, respetar el medio ambiente y los derechos sindicales. No podemos quedarnos atrás en materia de inversiones", sostuvo Cachón a El País.
Tras advertir que respetaba la postura de COFE, Cachón señaló que el movimiento sindical "no puede quedarse" en una posición "arcaica" de no inversión en materia minera.
"Al Uruguay le favorece esas inversiones. Hasta ahora son todas suposiciones sobre que Aratirí contaminará. Lo mismo se dijo de UPM (ex Botnia) y Montes del Plata. Pero Aratirí generará dinámica a pueblos olvidados del interior del país", dijo el sindicalista.
El Pit-Cnt organizará el 25 de marzo un seminario sobre minería de gran porte. A su vez, COFE ya decidió hacer un encuentro similar pero cuatro días antes, el 21 de marzo.
Los organizadores de ambos eventos dijeron que en los mismos participaran representantes del gobierno y del Pit-Cnt a favor de la minería a cielo abierto y delegados de la organización "Uruguay Libre" que promueve el plebiscito contra dicha actividad.
El 2 de diciembre del año pasado, "Uruguay Libre" inició una campaña para promover una reforma constitucional que prohiba la megaminería. Se requieren 260.000 firmas antes de las elecciones para lograr que en los comicios de octubre se vote dicha reforma.
.

26 comentarios:

  1. BLOG DE EDUARDO GUDYNAS
    http://accionyreaccion.com/?p=663#more-663
    http://accionyreaccion.com/
    lOS discursos no están restringidos al presidente, sino que a su alrededor se suman consultores, asesores, funcionarios, amigos y compañeros, donde hay unos cuantos que “dan letra” con argumentos inverosímiles para respaldar decisiones, . Es todo ese conjunto de actores, hay una peculiar forma de gestionar, se toman decisiones que son puestas en práctica con los inciertos resultados que todos vemos en los últimos tiempos, y además, varias veces, se las defienden con argumentos desconcertantes. Entretanto, las empresas involucradas en esos proyectos, seguramente están complacidas en escuchar un debate que se va por recovecos irrelevantes, y deja escondida la esencia de las cuestiones. Disfrutan todavía más no tener que salir ellos a dar explicaciones públicas, ya que los defiende la mismísima presidencia.Y EL CNT

    ResponderEliminar
  2. Es evidente que los mega emprendimientos son promovidos y defendidos desde el FA, ¿Fundamentalismo ingenuo o crítica radical El ambientalismo tiene la particularidad de cuestionar tanto emprendimientos específicos, pero a la vez, en casi todos los casos, también avanza sobre las ideologías y concepciones que los sostienen. La base conceptual ha sido explicitada varias veces por el presidente Mujica: primero hay que crecer y después se reparte. Para seguir creciendo se deben hacer sucesivas concesiones, desde ceder ante inversores y empresarios, hasta minimizar los impactos sociales y ambientales. Por lo tanto, cuando se alerta, por ejemplo sobre la minería, también se están poniendo en cuestión las ideas básicas que tiene el gobierno sobre el desarrollo.
    María Simón (La Tertulia, El Espectador, 15 octubre), llamando a no caer en “ingenuidades” frente al tema ambiental. Para fundamentar su advertencia, apeló a la metáfora de poner, por un lado, el riesgo de caer en la pobreza de un país africano, y por el otro, el deseo de tener el nivel de vida de un canadiense.

    ResponderEliminar
  3. .El sentido era claro: los ambientalistas podrían impedir nuestro “desarrollo” (para ser como los del norte), poniéndonos en riesgo de ser “subdesarrollos” (como otros en el sur). Parecería que tenemos que aceptar los megos proyectos para no ser como africanos, y no sólo eso, sino que como el mundo necesita recursos y alimentos, entonces tendríamos un deber moral de proveerlos
    Gracias a la íntima relación entre ciencia y ambientalismo es que se alertó sobre graves impactos a escala local y global, se identificaron especies al borde de la extinción o se han detectado contaminantes.
    ¿Alertar con el cambio climático es ahora una excentricidad romántica anti-científica?
    El ambientalismo también ha defendido la tecnología, pero alerta sobre sus usos y sentidos, y por ello apuesta a aquellas que están social y ambientalmente adaptadas. Su perspectiva ha sido clave, por ejemplo, en promover una agropecuaria orgánica, que reduce el uso de agroquímicos y produce alimentos más sanos, o para impulsar energías alternativas, como la eólica.

    ResponderEliminar
  4. Por todo esto el ambientalismo no es un retroceso a la edad de piedra. Al contrario, es una exigencia hacia el porvenir, para que las generaciones futuras puedan mantener su calidad de vida y la Naturaleza no se extinga Cuando el ambientalismo pone en discusión, por ejemplo, cuántos son en realidad esos “muchos empleos estables”, y así sucesivamente, no sólo aborda esos proyectos, sino que cuestiona esas explicaciones presentadas como verdades a priori.
    Muchas de las críticas anti-ambientales proviene de personas con conocimientos superficiales sobre la temática ecológica, pero que a la vez están muy convencidos sobre las bondades del desarrollo y la economía.
    EDUARDO GUDYNAS

    ResponderEliminar
  5. MEGAPROYECTOS EN URUGUAY: LOS LIMITES DE LA NEGOCIACION
    ENTREVISTA A GUDYNAS EN SEMANARIO BRECHA
    La entrevista es de Florencia Soria, publicada en Brecha (Montevideo) el 4 de octubre 2013 (disponible también aquí…)

    http://brecha.com.uy/index.php/politica-uruguaya/2583-hay-cierta-falta-de-profesionalismo-para-negociar-con-las-empresas-privadas

    — Buena parte del gobierno argumenta que estos emprendimientos pueden derramar beneficios hacia la sociedad… Creo que buena parte del gobierno, de los legisladores de izquierda que votaron la ley, es consciente de esas limitaciones y por esto han rehuido el debate público

    Eso sólo sucede en algunas repúblicas en el hemisferio sur.1
    Por otro lado, hay una insistencia en transferir la jurisdicción del sistema judicial uruguayo hacia sistemas internacionales como, por ejemplo, los arbitrajes internacionales.
    Negociar con trasnacionales no es el regateo de ir al boliche y pedir un descuento. Si hay un ciclo donde a la megaminería le va mal, va a mandar funcionarios al seguro de paro y el Estado uruguayo va a terminar subvencionando, exonerando… El término técnico que reciben estas ayudas es “subsidios perversos”: la sociedad subsidia emprendimientos que a la larga generan impactos sociales o ambientales negativos y que se diferencian de los subsidios legítimos.
    No hay evidencia de que haya un estudio serio de cuáles serían subsidios perversos o legítimos, y en qué sectores deberían aplicarse estos últimos.
    —Cuando se aprobó Botnia, uno de los principales argumentos esgrimidos desde el Poder Ejecutivo y por algunos académicos que apoyaban la idea era que la empresa iba a ser punta de lanza de un polo de desarrollo industrial y de plantas que se irían sumando para darle insumos a Botnia. Nada de eso ocurrió. La generación de polos de desarrollo industrial no es sencilla.
    No se genera sólo por tener ahí una planta.
    Tanto Botnia como Aratirí son economías de enclave que están más o menos aisladas del entorno económico y por tanto no necesariamente tienen efecto de arrastre o de generación de nuevos emprendimientos en sus zonas.
    La tendencia en los países de América del Sur a apostar por estos proyectos extractivos se explica en razones financieras: los gobiernos de turno necesitan dinero de las inversiones y no les preocupa la herencia posterior que dejará el proyecto una vez que caiga sustancialmente el emprendimiento económico.
    —Más allá de pensar en estas tres dimensiones ligadas, Uruguay necesita un puerto de aguas profundas. Habría que ver dónde se va a construir y con qué características. Eso tendría que ir de la mano con sopesar opciones en la costa uruguaya. Hasta ahora lo que prevaleció en los dos últimos gobiernos es que a cada empresa le dan su puertito. Así está el de Fray Bentos en la costa baja del río Uruguay y el Río de la Plata, y ahora en el océano Atlántico. Eso es inviable.



    ResponderEliminar
  6. QUEDA MUY CLARO EN EL ART DE BRECHA QUE MARCELO ABDALA DEL PIT CNT..ESTA FAVOR DE LA EMPRESA ARATIRI.FERROUR JAZMIN---PARECE UNA TOMADURA DE PELO TOTAL

    ResponderEliminar
  7. http://www.voces.com.uy/articulos-1/lacrisispoliticaenlapoliticaambientaleduardogudynas

    LA OTRA MITAD DEL AMBIENTE
    http://www.uypress.net/uc_31747_1.html

    ResponderEliminar
  8. Cuando el gobierno dice que va a promover una inversión en el sector del hierro para en algún momento hacer una industria siderúrgica, Los países industrializados, en la actualidad, no quieren hacer siderurgia. ¿Por qué? Porque consume mucha energía. Entonces prefieren que otros países, como Brasil, hagan el enorme gasto energético necesario para la siderurgia. No estamos en los años 40, 50 ó 60, cuando se formaron Mujica y varios dirigentes, donde el gran avance en el desarrollo del país era tener una industria siderúrgica o metalúrgica fuerte. No. De hecho, los países más avanzados no quieren hacerlo por su costo energético.
    Entonces, permiten que Brasil sea la gran potencia siderúrgica del hemisferio sur; el gran productor de hierro, aceros y aluminio.
    Acá es que se genera esta fractura entre nuevos movimientos sociales, que cuestionan el extractivismo y los viejos movimientos sociales, como este tipo de sindicalismo, que está a favor del extractivismo, por razones de apego ideológico (al PT), cultural (a la idea de desarrollo material, explotando la naturaleza), pero también por razones prácticas, ya que sus fondos de pensión dependen de que esas empresas funcionen.
    Y ¿cómo subvenciona Brasil ese gran consumo energético?
    Construyendo secuencialmente represas en la Amazonia. De alguna manera, nosotros estamos atrapados en ese desarrollo desigual.
    Lo que más me impacta de esto es el gran cambio cultural que se ha producido en la izquierda.Los países cacaoteros o bananeros siempre fueron cuestionados por la izquierda.
    La “izquierda” aspiraba a desarrollos endógenos y autónomos.Este tipo de emprendimientos, basados por ejemplo en la exportación de porotos de soja o de hierro en bruto, aumentan nuestra dependencia de la globalización. No nos hace más autónomos ni genera un desarrollo endógeno sino que nos hace más dependientes de la inversión extranjera y de los mercados exteriores. demuestra un problema serio de desconocimiento de los datos de qué pasa con el desarrollo de esos sectoresla DINAMA, ¿consideras que su papel es efectivo o es simplemente funcional a decisiones que ya están tomadas a nivel del Ejecutivo?
    Ahí hay otro cambio importante, con el realineamiento del movimiento sindical.
    El caso más dramático es el de Brasil, que explica la acentuación de la estrategia progresista de tipo extractivistas.

    ResponderEliminar
  9. La “izquierda” aspiraba a desarrollos endógenos y autónomos.Este tipo de emprendimientos, basados por ejemplo en la exportación de porotos de soja o de hierro en bruto, aumentan nuestra dependencia de la globalización. No nos hace más autónomos ni genera un desarrollo endógeno sino que nos hace más dependientes de la inversión extranjera y de los mercados exteriores. demuestra un problema serio de desconocimiento de los datos de qué pasa con el desarrollo de esos sectoresla DINAMA, ¿consideras que su papel es efectivo o es simplemente funcional a decisiones que ya están tomadas a nivel del Ejecutivo?
    Ahí hay otro cambio importante, con el realineamiento del movimiento sindical.
    El caso más dramático es el de Brasil, que explica la acentuación de la estrategia progresista de tipo extractivistas.Las dos mayores empresas brasileras, que son transnacionales, son extractivistas: Petrobras y Vale do Rio Doce. Petrobras es una empresa mixta con participación directa del Estado. Pero tanto en Petrobras como en la minera Vale, entre los principales accionistas están los fondos de pensiones de los sindicatos más grandes. Y el principal financiador es el gobierno federal a través del BNDES.Por lo tanto una parte importante de los movimientos populares está interesada en acentuar el extractivismo.Entre los nuevos factores que afectan al ambiente nombraría dos que son claves: la intensificación agrícola –especialmente la sojización y los efectos por el uso de algunos agroquímicos- y algunos mega emprendimientos. Entre estos últimos podemos ubicar ciertos establecimientos de gran porte, como las plantas de celulosa, pero también una seguidilla de puertos costeros, construidos por diferentes empresas y una expansión minera, que no sólo incluye el caso en debate de Aratirí, sino otros emprendimientos que están más avanzados, como la explotación de calizas para hacer cemento portland en la zona de la Quebrada de los Cuervos.El primer paso es entender que existe esa contradicción. Usualmente, frente a las alertas ambientales, lo que hace el gobierno –y no es sólo un problema del gobierno de Mujica, se observa en los demás gobiernos progresistas de América- es decir que quienes presentan alertas ambientales impiden el desarrollo y la reducción de la pobreza, y constituyen un riesgo porque podrían significar un atraso para el país. Creo que ese es un abordaje incompleto, a veces peligroso y bastante infantil. Lo que se alerta es que buena parte de estos emprendimientos tienen un costo ambiental. Paralelamente a ese costo ambiental hay también un costo económico oculto, que usualmente se socializa, lo paga toda la sociedad. Por lo tanto, lo que debería hacerse son verdaderos balances, mirados desde el punto de vista del interés nacional, para ver cuánto realmente se gana con algunos de esos emprendimientos. Así como hay cifras visibles para la macroeconomía, como el incremento de las exportaciones, también hay costos invisibles, que van desde la afectación de la salud, pasando por la pérdida de fertilidad de algunos suelos hasta la pérdida de ciertos recursos genéticos del país. Esos balances no se realizan en la actualidad.





    ResponderEliminar
  10. Está quedando en claro que para los gobiernos progresistas o de la nueva izquierda, las cuestiones ambientales se han convertido en un flanco de serias contradicciones. El decidido apoyo al extractivismo para alimentar el crecimiento económico está agravando los impactos ambientales, desencadena serias protestas sociales, y perpetúa la subordinación de ser proveedores de materias primas para la globalización. Se rompe el diálogo con el movimiento popular, y se cae en una izquierda que es cada vez menos roja porque se vuelve marrón

    ResponderEliminar
  11. PUENTE SOBRE LA LAGUNA GARZON
    A los pocos días de proponer que el área ambiental sería removida de su ministerio, la presidencia de José Mujica anunció que se autorizaba la construcción de un polémico puente en una laguna de la costa atlántica. Esa obra, resistida por años
    por sus impactos ambientales y territoriales, deja en claro la intención presidencial de reducir las exigencias ambientales y colocarlas al servicio de la inversión. Se han
    salteado todas las formalidades institucionales, y el permiso ambiental no fue anunciado por el ministerio del ramo, sino por la presidencia
    . La argumentación técnica fue reemplazada por una conferencia de prensa donde se dieron justificativos que, en unos casos son pocos serios, y en otros, por lo menos sorpresivos.
    Los técnicos de DINAMA no firmaban el permiso ambiental. Pero como la decisión final es política, la oficina presidencial decidió dar luz verde a esa construcción. Las advertencias ambientales fueron sepultadas, dejando en claro que era más importante satisfacer la demanda del inversor argentino CONSTANTINI y concretar la construcción de un nuevo “country”. Detrás de esa inversión extranjera, se anuncian otros emprendimientos urbanísticos similares.
    http://accionyreaccion.com/?p=478#more-478

    ResponderEliminar
  12. Dicho de otro modo, la crisis del agua potable en realidad muestra que no existe una política ambiental común dentro del gabinete, y que el MVOTMA no logra establecerla en el actual gobierno, ni pudo hacerlo en el anterior. Siguiendo con el ejemplo del MGAP, una de las medidas necesarias para asegurar esa protección es contar con mejores planes de uso del suelo y controles sobre agroquímicos. Pero esas acciones avanzan a paso lentísimo y con limitada cobertura. Pero por alguna razón misteriosa, no se dice que las direcciones del MGAP estén sobrepasadas o sean lentas, tal como se critica a la DINAMA.¿Solución antipolítica?Una solución razonable ante estas dificultades sería acordar una política ambiental de gobierno y fortalecer al MVOTMA, no tanto en partidas presupuestarias, sino en peso político, para que promueva o imponga una adecuada gestión ambiental, tanto entre privados como dentro del Estado. Pero el gobierno Mujica parecería que apunta en sentido contrario, debilitándolo todavía más. Se repite el interés en cercenar las capacidades de control ambiental, diciéndose que se deben acompasar a los tiempos “empresariales”.¿Por qué recrudece este ataque? A mi modo de ver, no puede pasar desapercibido que a pesar de los zarandeos, los técnicos de DINAMA venían de lograr una victoria al aceptarse sus informes sobre los impactos de una planta cementera promovida por ANCAP en la zona de Quebrada de los Cuervos. La reforma que ahora se propone permitiría evitar que se repitieran ese tipo de hechos, donde un informe técnico pudiera suspender un emprendimiento productivo.No debe olvidarse que bajo la normativa actual, el Ministro del Ambiente puede aprobar cualquier emprendimiento, incluso en contra de los reportes técnicos de su propia dirección de medio ambiente. La decisión política está por encima de las evaluaciones técnicas. Pero claro: cuando se llega a ese extremo, el costo político es enorme. El ataque a los controles ambientales y el desmembramiento del Ministerio del Ambiente dejaría a los jerarcas políticos sin necesidad de argumentar frente a los informes que alertan sobre impactos ambientales o incumplimientos en controles y regulaciones. Una política ambiental de izquierda en el siglo XXI comienza por lo primero: por ser una política. Muchos de los problemas actuales son por olvidar esa condición.
    http://www.voces.com.uy/articulos-1/rupturaambientalporeduardogudynas

    ResponderEliminar
  13. Pero que cosa.... gobernando con la misma mediocridad que los rosaditos de toda la vida. Son todos una coleccion de traidores desde el primero hasta el ultimo, el pueblo siempre carga con la resaca de estos codiciosos al servicio de los intereses que no tienen nada que ver con el progreso.

    ResponderEliminar
  14. EL DERRAME ARATIRI por Eduardo Gudynas
    http://www.voces.com.uy/cultura-1/elderramearatiriporeduardogudynas

    El extractivismo minero no sólo tiene impactos locales, sino que afecta la marcha de todo un país, su economía y política, a juzgar por lo que sucede en naciones vecinas. Algunos de los primeros síntomas parecen asomar en Uruguay.
    Buena parte de la discusión sobre el proyecto megaminero Aratirí se ha enfocado en los impactos que generará a nivel local, y en sus posibles beneficios económicos. Pero si se observa lo que ha pasado en los países vecinos embarcados en el extractivismo exportador, se observará que tiene efectos profundos que van más allá de lo local, y que cubren varias dimensiones. Son impactos que podríamos llamar de “derrame”, ya que alteran las formas en que, por ejemplo, se desenvuelve la política, el papel del Estado, la dinámica económica o la planificación territorial.En Uruguay, más allá de algunos aspectos económicos, se le ha prestado poca atención a esos derrames. Los medios de prensa, salvo excepciones, no han ayudado a explorar esas particularidades. Las tertulias no lo han discutido, y los analistas económicos, al parecer se los han salteado. Pero es justamente lo que ha sucedido en otros países lo que lleva a la necesidad de mirar con más atención, al menos algunos de esos derrames.
    Territorios y municipios
    Una vez que se abren las puertas a los extractivismos, comienza un proceso de concesiones territoriales que se vuelve casi imparable. Los gobiernos centrales otorgan áreas para mineras o petroleras, y en poco tiempo un elevado porcentaje de la superficie de un país puede estar concesionada (por ejemplo, 80% en Perú). Se denuncian sitios donde se sabe que existen recursos, donde se sospecha, e incluso en otros tan sólo por las dudas.Esto genera conflictos sobre el uso de los suelos entre los pobladores locales y los municipios, contra los gobiernos centrales. Estallas contradicciones entre usos agropecuarios (que son de muy largo plazo) contra extractivistas (que siempre son de corto plazo).
    Efectos económicos
    Las consecuencias económicas de la megaminería están repletas de incertidumbres. El gobierno repetidamente dice que será muy exitosa, pero casi nadie investiga el origen de sus números. Todo es más incierto dado que los dichos sobre las ganancias para el país cambian con el paso de los meses.Miremos a los países vecinos. En casi todos ellos se ha descubierto que los extractivismos están rodeados de los llamados “subsidios perversos”. Estas son ayudas que otorga el Estado para retener al inversor, y pueden ser directas o indirectas (por ejemplo, energía eléctrica subsidiada, agua gratis, infraestructura, exoneraciones tributarias, etc.). Son calificados como “perversos” en tanto implican deformaciones dentro del mercado y alientan impactos sociales y ambientales, que ese mismo Estado tendrá que atender económicamente (por ejemplo, tolera la contaminación, pero en el futuro, el gobierno o el municipio, lidiará con ese costo).También se ha observado la conocida “enfermedad holandesa”, allí donde el extractivismo exportador se agiganta con altos precios de las materias primas. Esa es una condición donde hay récords de ingresos por exportación, fortalecimiento de la moneda nacional,abaratamiento del dólar e incremento de las importaciones (con aumento del consumo interno). Un cóctel que golpea a las industrias nacionales. El fenómeno, cuya denominación reflejó los efectos negativos del boom exportador de petróleo en Holanda, se repite, por ejemplo, en los países andinos (la “enfermedad chola”).

    ResponderEliminar
  15. Política empobrecida
    Como el extractivismo es apenas defendible en términos de rentabilidad, sin contabilizar los costos sosicales y ambientales, no es fácil encontrar otros argumentos de peso para defenderlos. Ante esa carencia, en los países vecinos, los gobiernos caen en deformaciones, ocultamientos, exageraciones, etc.¿En Uruguay estamos lejos de esa condición? Repasemos lo que ha sucedido en las últimas semanas. Comencemos por el presidente Mujica, poniendo como ejemplo de buena minería una explotación en Brasil, que cuando se la revisa se encuentra que nada tiene que ver con Aratirí (la brasileña es de socavón, la nuestra sería a cielo abierto), y las fotos de sus canteras y obradores muestran paisajes devastados. O sea, casi todo a la inversa de lo dicho por Mujica. El subsecretario de Industria, E. Ortuño, defendió el contrato con la minera como paso previo y necesario para los estudios ambientales. Otro error, porque DINAMA no exige ese contrato, y de hecho ya está estudiando al asunto. No podemos dejar de citar al prosecretario D. Cánepa, afirmando que este es el gobierno que más hizo por el ambiente –una exageración que muy pocos creerán, dadas las embestidas presidenciales contra la DINAMA, o la tolerancia con el débil manejo ambiental del Ministerio de Ganadería.

    ResponderEliminar
  16. En resumen, casi todo lo que se ha dicho en las últimas semanas desde el gobierno para defender a Aratirí está inflado, tiene errores o carece de fundamentos. En este desierto de argumentos rigurosos, al gobierno y su base de apoyo no le va quedando otra vía que calificar como “oposición partidaria” a toda voz ciudadana de alerta o crítica.Mucha gente se da cuenta de esto, y por ello desconfían de Aratirí. Pero, como sucede en otros países, eso también implica un deterioro en el debate político y en la rigurosidad de las argumentaciones. Se abona el desencanto con la política, bajo la sombra del “los políticos son todos iguales”. Por este tipo de razones, un proyecto como el de Aratirí, no sólo tendrá efectos locales, no sólo es un problema de productores rurales contaminados, sino que impone condiciones y cambios sustanciales dentro de todo el país. Aquellos que piensen que por vivir muy lejos de Valentines están a salvo, se equivocan.

    ResponderEliminar
  17. TERRITORIO
    Eliana Gilet
    Uno de los números “contestados” es el área total del país afectada por el Proyecto Valentines. Desde la empresa se sostiene que serán 500 hectáreas. Esta cifra es rotundamente incompleta. Según lo proyectado, se pretende abrir cinco minas.
    Si las 500 hectáreas corresponden al área de esos cráteres, ¿por qué es falso el dato? Porque las huecos tienen asociados otros elementos alrededor.
    Por un lado, la tierra que estaba en el hueco. Junto a la mina se hace una primera división de lo extraído: la veta de roca que contiene mineral se separa del resto de la roca que no tiene nada. Este primer desecho se denomina pila de estériles y llega a triplicar el tamaño del hueco. Esto se apila junto a la mina, es su contraparte, su sombra. Entonces, cada una de las cinco minas tendrá a su lado su pila de estériles.
    Un segundo elemento ocupa una superficie aún mayor: la reserva de agua bruta.
    El agua es el motor principal del proceso minero. Para disponer de ella, Aratirí va a tener que inundar cierta superficie. La reserva de agua forma parte de la planta de beneficiamiento. Luego de separar la veta de mineral del resto de la roca –aquella que dejamos como estéril allá junto a las minas–, ésta se transporta a recibir el beneficiamiento: la operación de separar el metal de la veta utilizando imanes. En esta parte se genera un nuevo desecho, una especie de lodo que se acumula en el embalse de relaves: piletas abiertas adonde irá a parar el agua mezclada con minerales y tierra que ya no puede reutilizarse en el proceso.
    Sólo con estos dos elementos agregados, los estériles y la reserva de agua bruta, estimamos que el área afectada salta de las 500 hectáreas a las 5mil.
    La cuenta sólo incluye al distrito minero (minas, estériles, beneficiamiento) Por fuera quedan por contabilizar el mineroducto y la terminal portuaria, elementos que cierran el circuito extractivo.

    podemos usar mas agua ????????????
    PARA APAGAR EL INCENDIO
    TERMINAMOS TROMPEANDO A ABDALA

    ResponderEliminar
  18. Sólo cabe preguntarse si Ud. votó a la rendición o a un gobierno que prometió cumplir con los cambios por los que tanto luchamos.
    Por los que miles de ciudadanos pagaron con cárcel, sangre y exilios
    http://elmuertoquehabla.blogspot.com/2013/06/apoyo-la-protesta.html

    ResponderEliminar
  19. f) En cuanto a las promocionadas compensaciones económicas, cuya instrumentación se adjudica debemos recordarle que vivimos en un estado derecho que tiene por principio general que quien provoca un daño debe compensarlo. Estas no son una dádiva generosa de un Ministro de o de una Administración .Así lo establece la Constitución y el Código de Minería en su régimen general. Más bien lo que ha hecho la Ley de Minería de Gran Porte es retacear esas compensaciones 

    g) Para finalizar, todos los productores y vecinos de la zona tenemos la presente al Ministro Aguerre y al Ministro Kreimerman en su única concurrencia a Cerro Chato rodeados de inusual guardia policial, en la circunstancia a la que alude, cuando públicamente reconoció que había leído sobre el proyecto minero en el viaje, y aconsejó a los productores afectados no entorar en la zona.

    Señor Ministro, más allá de su investidura a la que respetamos, le recordamos que la misma deriva del Pueblo y es temporaria .Con total seguridad los productores de ésta zona-tan duros como el hierro - seguiremos siendo porfiadamente ciudadanos de éste lugar , productores rurales y familiares ,más allá del acotado tiempo de su Ministerio .También seguramente cuando la Historia juzgue éste complejo proceso vamos a salir mejor parados que Usted. 

    Por las razones que acabamos de exponer venimos a expresar nuestro más completo repudio a los conceptos por Usted vertidos , que revelan un desconocimiento sustancial sobre el proyecto minero, la realidad productiva y social de la región ,así como el conflicto generado en la zona , todo enmarcado en una visión netamente economicista del problema ,reductora e irresponsable.

    En atención a la indignación que han generado su dichos, y al reiterado clamor de productores y vecinos de la zona hemos decidido declararlo persona no grata .

    Saludamos a Ud. muy atentamente.

    Por Sociedad Agropecuaria de Cerro Chato

    ResponderEliminar
  20. Carta al ministro de Ganadería Tabaré Aguerre de productores y vecinos de Cerro Chato
    Cerro Chato, febrero de 2014

    Señor Ministro de Ganadería

    Don Tabaré Aguerre

    Presente

    Ante sus recientes expresiones, difundidas ampliamente en los medios de prensa referentes al conflicto existente entre la actividad agropecuaria y la proyectada explotación minera de Aratirí, La Sociedad Agropecuaria de Cerro Chato, -respondiendo al clamor de sus asociados, productores y vecinos de ésta vasta zona- viene a dejar en claro los siguientes asuntos

    a)En primer lugar referente a la extensión del proyecto minero, el distrito minero de acuerdo a la solicitud presentada ante Dinamige en los expedientes 3310/13 y 3313/13 , tiene exactamente 15.036 hectáreas , y no las 1000 o 5.000 hectáreas a las que Usted alude Súmense a éstas las 120.000 hectáreas pedidas para prospección y exploración en la misma zona
    b) No se ajusta a la verdad , cuando expresa que los campos de la zona están por debajo de la media de la productividad nacional .En los predios designados como “zona de sacrificio ambiental”, por ésta Administración hay campos de índice Coneat 120, con importantes fuentes de agua , producción agropecuaria intensiva, exitosos procesos asociativos entre productores , genética de primer nivel con reconocidas cabañas, diversificación productiva con zonas forestadas y estancias turísticas .Solo en el distrito minero, esta actividad afecta irremediablemente a un centenar unidades productivas. 
    Téngase presente que la actividad con estas características, no solo destruye las unidades productivas dentro del distrito minero, sino que devalúa en un rango no cuantificado de quilómetros la actividad productiva allí instalada.
    c) En cuanto al tema del agua se limita a repetir textualmente el catecismo expuesto en los folletos de Aratirí, que ya repartiera el Presidente en el Consejo de Ministros. Oportunamente ,olvida que de acuerdo al Informe de Impacto Ambiental de la misma Empresa está previsto: el desvío del Arroyo Valentines , en una extensión de 11 quilómetros, la desviación del Río Yí a la altura de la Mina Maidana , la desviación del Arroyo “Las Palmas” y “las Conchas “; el reconocimiento expreso de la
    afectación de las napas freáticas en una extensión de 6 quilómetros a contar del borde de la mina , la construcción de un dique de relave de 2.500 hectáreas, para
    depósito de aguas contaminadas con drenaje ácido y sustancias como la poliacrilamida. La ubicación de esta actividad en las cabeceras de cuenca del Río Yí
    y del Río Olimar , implica una afectación severísima e imprevisible de los recursos hídricos de ésta región ; un mineroducto que en su trayectoria hacia las costas de Rocha atraviesa 200 corrientes de agua entre ellas el rio Yí y el Cebollat
    d) Otro de los Mandamientos del catecismo Aratirí, que repite textualmente es el de la no utilización de productos químicos .Nos preguntamos ¿que son las 43.000 toneladas anuales de explosivos químicos, 200.000 litros de fuel diarios que producirán 30 toneladas de gases hora? ¿Qué son las la 1700 toneladas diarias del floculante poliacrilamida , con componentes cancerígenos? Esta es la propuesta de Aratirí en el tomo I ,pag 40 del EIA-
    e) Es un peligroso error conceptual , para un Ministro de Ganadería de una país agropecuario como el Uruguay ,el argumento facilista de comparar una represa con explotación minera de hierro a cielo abierto .La producción de energía eléctrica a través de una represa es básicamente sustentable ,la minería a cielo abierto es extractiva y depredadora .Es otro grave error conceptual comparar las areneras o
    canteras para construcción con la minería metalífera a cielo abierto ,tanto por su extensión ,su profundidad , la ausencia de estériles, y los costos de eventuales remediaciones. 

    ResponderEliminar
  21. aqui solo se trata de vender materias primas a precio de banana //perdon la banana esta muy cara //tenemos que comer soya //materias primas a precios humillantes y de paso hacemos bolsa el medio ambiente//algunos muchachos mencionan a brasil //brasil tuvo su parque industrial poderoso en los 70;80;90 ; //motivo ..bueno un pais muy rico en recursos naturales ;mano de obra barata ;una legislacion del trabajo esclavista y fue un plato lleno para las multinacionales//pero el tiempo pasa y el imperialismo exige nuevas politicas //dentro de estas politicas le exigen a brasil vender solo materias primas sin beneficiamiento //quieren apenas materias primas baratas //resultado un parque industrial en escombros//la ley ahora es una sola las eternas colonias exportaran mucha materia prima barata para las multinacionales llenarse los bolsillos////AMEN///

    ResponderEliminar
  22. Sólo con estos dos elementos agregados, los estériles y la reserva de agua bruta, estimamos que el área afectada salta de las 500 hectáreas a las 5mil.

    ResponderEliminar
  23. FELICITCIONES ELIANA
    Eliana Gilet
    Uno de los números “contestados” es el área total del país afectada por el Proyecto Valentines. Desde la empresa se sostiene que serán 500 hectáreas. Esta cifra es rotundamente incompleta. Según lo proyectado, se pretende abrir cinco minas.
    Si las 500 hectáreas corresponden al área de esos cráteres, ¿por qué esFALSO EL DATO? Porque las huecos tienen asociados otros elementos alrededor. Por un lado, la tierra que estaba en el hueco. Junto a la mina se hace una primera división de lo extraído: la veta de roca que contiene mineral se separa del resto de la roca que no tiene nada. Este primer desecho se denomina pila de estériles y llega a triplicar el tamaño del hueco. Esto se apila junto a la mina, es su contraparte, su sombra. Entonces, cada una de las cinco minas tendrá a su lado su pila de estériles.
    Un segundo elemento ocupa una superficie aún mayor: la reserva de agua bruta.
    El agua es el motor principal del proceso minero. Para disponer de ella, Aratirí va a tener que inundar cierta superficie. La reserva de agua forma parte de la planta de beneficiamiento. Luego de separar la veta de mineral del resto de la roca –aquella que dejamos como estéril allá junto a las minas–, ésta se transporta a recibir el beneficiamiento: la operación de separar el metal de la veta utilizando imanes. En esta parte se genera un nuevo desecho, una especie de lodo que se acumula en el embalse de relaves: piletas abiertas adonde irá a parar el agua mezclada con minerales y tierra que ya no puede reutilizarse en el proceso.
    Sólo con estos dos elementos agregados, los estériles y la reserva de agua bruta, estimamos que el área afectada salta de las 500 hectáreas a las 5mil.
    La cuenta sólo incluye al distrito minero (minas, estériles, beneficiamiento) Por fuera quedan por contabilizar el mineroducto y la terminal portuaria, elementos que cierran el circuito extractivo.
    podemos usar mas agua ????????????
    PARA APAGAR EL INCENDIO
    TERMINAMOS TROMPEANDO A ABDALA

    ResponderEliminar
  24. GURISES SON TODOS UNOS BEBES DE PECHO, SE COMIERON EL CUENTO DE ARATIRI Y EL PEPE MUGRICA, QUE MANGA DE GILES POR FAVOR

    ResponderEliminar