martes, 6 de noviembre de 2012

La impunidad está más impune que nunca




Retirados militares piden una sanción para Guianze 
 Críticas. La consideran una "funcionaria infiel" al sistema.


DANIEL ISGLEAS
El procesamiento de dos militares por un caso de derechos humanos que luego fueron absueltos por un Tribunal de Apelaciones, provocó una airada protesta de los retirados de las Fuerzas Armadas.
En su revista mensual, el Centro Militar (CM), la entidad que agrupa a militares activos y retirados de las Fuerzas Armadas, pidió que se sancione a los fiscales que "crean hechos" y a los jueces que los "avalan", a todos quienes llamó "funcionarios infieles", en relación con la reciente revocación del fallo judicial contra dos integrantes del Ejército y la Fuerza Aérea, que no tenían que ver con los casos en los que fueron vinculados.
La nota editorial de la edición de octubre de la revista El Soldado, órgano oficial del Centro Militar, sostiene que las autoridades nacionales debían "desesperar" ante situaciones de estas porque "desnudan un estado de deterioro y mal funcionamiento que abarca a todo el sistema judicial".
Walter Gulla, un oficial del Ejército que fuera director del Penal de Libertad, y Enrique Rivero, oficial de la Fuerza Aérea, fueron procesados en 2011 por la muerte de Horacio Ramos en el centro de reclusión en 1981. Pero el Tribunal de Apelaciones Penal de 4° Turno revocó ese fallo y exculpó a ambos. Gulla fue liberado pero Rivero continúa en prisión por el caso de Ubagesner Chaves.
La fiscal que actuó en ese caso fue Mirtha Guianze y el juez fue Ruben Saravia. El Tribunal de Apelaciones Penal de 4° Turno concluyó que no se probó que Ramos haya sido asesinado ni tampoco que de haber sido un homicidio los responsables hayan sido Gulla y Rivero, como lo determinaron Saravia y Guianze, actual integrante de la Institución de Derechos Humanos.
En la sentencia, la sala rebatió todos los argumentos utilizados para procesar a Gulla y a Rivero e, incluso, señaló que por cómo se reconstruyó la muerte de Ramos, "no se reconstruyeron los hechos. Se crearon hechos".
"Nos gustaría pensar que lo actuado por un Tribunal de Apelaciones es el inicio de un cambio de actitud de jueces y fiscales en el sentido de remitirse más a los requisitos procesales que establecen las leyes como garantías para los acusados y no tanto a la voluntad de condena como expresión de una modalidad funcional a los usos de una obstinada propaganda fundada no en el legítimo dolor o en el afán de justicia, sino en el rencor, y en la necesidad de no apagar los fuegos de una guerra", sostuvo el editorial.
En el artículo se cuestionó que sin tener en cuenta este fallo se haya "premiado" a Guianze en el Instituto de Derechos Humanos. "Es ignominioso que si actúan de manera desleal en un cargo reciban el premio distinguido de una nueva función", se agregó, para sostener a continuación que ella "actuó con perverso fanatismo y con fuertes acentos ideológicos".
"El Estado no puede permitir más fiscales que creen hechos para inventar delitos", indicó el artículo.
El País Digital




 La impunidad está más impune que nunca

Una asociación que reúne militares retirados y ACTIVOS pasa a la ofensiva a través de su libelo "El Soldado" desde siempre conocido por su orientación fascista, más que nada en el período dictatorial. Es el órgano de expresión de los casinos de oficiales, de los mandos y de todo el conglomerado "en retiro" que participó activamente en las torturas masivas, las violaciones de prisioneros, los asesinatos de presos, los asesinatos por la espalda, los robos de bebés, las desapariciones, el saqueo de los hogares de los detenidos fueran o no culpables de algo y un conjunto de CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD QUE NO PRESCRIBEN. Entre los "retirados" que cobran jugosas jubilaciones como pago por sus crímenes hay gente que participó directamente ejecutando y ordenando toda esa serie de acciones criminales. Ello es absolutamente claro dado que han sido acciones de carácter masivo que nunca podrían haber sido llevadas a cabo por los pocos que han sido juzgados y condenados y que están en detención de lujo.

Todos aquellos que estaban activos en todo el período previo a la dictadura y durante ésta SON CULPABLES, más bien los que no se consideren culpables o cómplices de los crímenes deberían presentar pruebas. Nadie puede creerse que si en un cuartel se mataron prisioneros en la tortura y se torturó a cientos de personas, solo unos pocos lo sabían. Basta ver como eran y son las instalaciones militares para darse cuenta de que todos sabían, veían y eran parte del festín criminal. Lo mismo sobre las violaciones de prisioneras y prisioneros, y el conjunto de violaciones de los derechos humanos que formaron parte de la "rutina" para el trato de prisioneros, muy similar a la actual de las cárceles clandestinas del imperialismo yanqui y - sin - duda basadas en el mismo "manual". Si se hubiese tratado de una "guerra" para ello existen los tratados internacionales de larga data sobre el tratamiento de los prisioneros de guerra. La violación de estas leyes de la guerra condujo a la horca a muchos altos oficiales alemanes, italianos y japoneses
al término de la Segunda Guerra Mundial. Y si de pruebas se tratase están millares de testimonios de ex prisioneros políticos de TODAS LAS ORGANIZACIONES POLÍTICAS, RELIGIOSAS Y SINDICALES para refrendarlo, con lujo de detalles y con muchos nombres de oficiales.

Más, la "confesión de parte" de los militares, que son todo el archivo de las FFAA, tanto sobre operativos y los informes respectivos, los interrogatorios, y más que nada la parte clandestina de la llamada guerra que lo conforma toda la documentación administrativa y las órdenes. O sea quienes eran los jefes y oficiales responsables, cada día, cada hora, en cada unidad, quienes revistaban en cada momento, tanto oficiales como soldados. Todo eso está, los archivos existen y están negados a la democracia por el gobierno llamado progresista, lo que es una aberración sin límites.

Esta es una de las razones por las cuales una asociación corporativa, esa sí que corporativa, de funcionarios públicos que viven del erario de la nación, se atreva a levantar exigencias VIOLATORIAS DE LA CONSTITUCIÓN Y DE LAS LIBERTADES PÚBLICAS, VIOLATORIAS DE LOS PRINCIPIOS DEMOCRÁTICOS Y DE LA INDEPENDENCIA DE PODERES. Están actuando como un poder paralelo, el poder que le da el monopolio de las armas, un poder paralelo que propone y agita cambios en el Poder Judicial, se desacata - de hecho - ante el poder legislativo y el ejecutivo y presenta exigencias que sobrepasan en mucho las funciones de su asociación pantalla, cobertura de tal poder en las sombras. Una tal asociación no tiene derecho ni le corresponde el pretender presionar por cambios en los poderes del estado democráticamente electos, atropellan la Constitución, las elecciones y al electorado todo.

Amenazan y exigen cambios favorables a los presuntos inculpados. Es como si un asesino civil  pretendiera elegir juez y fiscal, claro que no le sería permitido, y seguramente la tal pantalla militar sería la primera en escandalizar y protestar. Pero cuando se trata de asesinos seriales que están en libertad, sin haber sido inculpados siquiera, pero que están y actúan ya que nadie podrá decir y creer que fué solamente un par de criminales que están presos los que capturaron, torturaron, mantuvieron presos y desaparecieron a docenas de prisioneros. Las razones de esta permanente "ofensiva" de "baja intensidad" pero no por ello menos atentatoria contra la Constitución, la democracia y las libertades, están en la política que se ha llevado adelante desde la cúpula política desde 1985 hasta hoy. El manto del silencio, la IMPUNIDAD, sin comprender - parece - que ésto los hace CÓMPLICES de todos los graves delitos de lesa humanidad QUE NO PRESCRIBEN. Ya que impidiendo que se haga justicia y que los responsables sean juzgados se les está ayudando - tácitamente - a eludir la ley y a violar todas las convenciones internacionales sobre los Derechos Humanos y aún - la leyes de la guerra - si acaso alguien sostiene que la hubo.

Cuando la mafia militar amenaza y se coloca como poder actuante, hasta con atribuciones de juez y fiscal, para juzgar - precisamente - a los jueces y fiscales de la democracia, que deben de juzgar tales crimenes de LESA HUMANIDAD QUE NO PRESCRIBEN, esta mostrando una vez más que se considera impune. Dado que esto no sería posible si hubieran partidos, legisladores que han sido democráticamente electos para defender la Constitución, que reaccionaran ante tremendas violaciones y amenazas a la democracia. No reaccionan los partidos ni los legisladores, ni tampoco el Gobierno y el Presidente, y ni siquiera la Suprema Corte de Justicia también agredida. Se está entrando a la dinámica mafiosa. Por intereses, temor a las represalias o la razón que sea, se les está dejando hacer. Van juntando fuerzas y adeptos ante la parálisis de los fuerzas democráticas. 







La tal Asociación NO TIENE DERECHO NI ATRIBUCIONES para intervenir POLÍTICAMENTE como lo está haciendo. Y menos que menos cuando entre sus integrantes está la oficialidad activa que al igual que lo hiciera Pinochet jura y promete defender la Constitución y la democracia y - se dice - que por ello tiene el monopolio de las armas. Aunque las únicas veces que se emplearon fué para asesinar trabajadores y jóvenes y para violar la Constitución y encaramarse en el poder con los fines de saqueos bien conocidos por todos los que saben como se enriquecieron en ese negro período, delitos graves también estos, que tampoco están investigados.

El problema se ha agravado ya que tanto el Presidente como algunos ministros y particularmente el Ministro de Defensa habían sido partícipes de la tal "guerra".
Aunque la mayor parte del tiempo como prisioneros a los que se torturó a diario en condiciones infames de detención (como a todos los restantes presos antidictactoriales)  en flagrante violación de
todos los Derechos Humanos. La política tendiente a preservar la impunidad de los asesinos, más diversos "gestos" sean visitas a militares "injustamente" presos, la promesa de liberarlos por "viejitos", el atestiguar en defensa de criminales, y la permanente prédica supuestamente "de sensata reconciliación" no ha llevado a otra cosa que a estimular la agresividad de la pantalla militar. 


Torturadores aún impunes de crímenes de lesa humanidad

Todos estos perso
neros hablan como "viejos guerreros" que "conocen bien a los militares". Se entrenan para la guerra dicen, se preparan para matar sostienen, pues bien sabiendo tanto de artes militares bien se podría pensar en la regla militar número uno que no es otra que ante la debilidad del enemigo hay que profundizar la ofensiva ya que el fin de la guerra es la destrucción del enemigo o, en otras variantes militaristas, el quitarle al enemigo la voluntad de combatir o resistir. Como sea, si la democracia se muestra vacilante ante los atropellos, si el gobierno, los partidos y el parlamento dejan pasar las violaciones a la Constitución, ya se sabe que la "pantalla" va a continuar con su ofensiva y acrecentará sus reclamos.

Resulta tétrico comprobar la "mano dura" con los menores delincuentes, los "mega operativos" contra los barrios pobres, las amenazas
contra los sindicatos, y hasta la creación de unidades para fichar y controlar a los "antisistemas", y la blandura y condescendencia con los que tienen las armas, encima pagados por todos, para amenazar a todos. Cada concesión a las fuerzas de este verdadero "eje del mal" nos acercan más a -por lo menos- recortes o violaciones a la Constitucion y libertades públicas, ya que a medida que se les va entregando pedazos de democracia los engullen y reclaman más. Es, sin duda, el peor de los caminos. Y dentro de ese peor, están hechos como el desacato del Ministro de Defensa impidiendo LA VERIFICACIÓN VISUAL DE LUGARES E INSTALACIONES EN LAS CUALES SE PRODUJERON CRIMENES. Y hechos, aún mas graves, ya que operaron como clarinada para el ataque militar a la Justicia y su independencia, como lo fué el ataque público del Presidente Mujica al poder Judicial y la exigencia de sacar a la Jueza Mota, hecho que -naturalmente- alentó a los pandilleros armados.

Gran responsabilidad
está recayendo sobre el ciego, sordo y mudo Frente Amplio cuando se trata de estos temas, o de los "acuerdos estratégicos" con el Péntagono (la mayor organización criminal a lo largo de la historia de la humanidad) incluyendo entrada de tropas SEALs con propio armamento en territorio nacional. Que validez tiene una labor gerencial acorde a los dictados del FMI de la qué tanto se ufanan, cuando por el camino se va cayéndose a pedazos la Constitución, la democracia y las libertades públicas por no hacer ni decir nada en su defensa o, lo que es peor, con actos de desacato o llamados públicos a "depurar" jueces y fiscales. Suponiendo que la gestión gerencial fuera buena - que no lo es - el precio que UNA VEZ MAS se le está haciendo pagar a TODOS LOS CIUDADANOS y el peligro al que se les está sometiendo no compensan supuestas correctas labores burocráticas. Lo peor es que esta situación va a continuar y se va a agudizar.

Colectivo del Blog Noticias Uruguayas

0 comentarios:

Publicar un comentario