miércoles, 8 de abril de 2015

Sobre el TISA



Para terminar con el TISA, antes de que el TISA termine con nuestro país

Original en el Facebook de  Tantum Mortuus Requiescit Cæsari

7 de abril 2015

Este memorando proporciona un análisis del texto filtrado del capítulo sobre los servicios financieros del Acuerdo de Comercio de Servicios (TISA) de fecha 14 de abril de 2014. Lo que hay que tener encuenta:

    ▪    El secreto de los documentos de negociación excede incluso los del Acuerdo de Asociación Trans-Pacífico (TPPA) y va en contra de la tendencia de la OMC que busca una mayor apertura.
    ▪    El TISA está siendo promovido por los mismos gobiernos que quisieron imponer el fracasado modelo de (des)regulación financiera  en la OMC y que ha sido acusado de estructurar la Crisis Financiera Mundial (Global Financial Crisis - GFC).
    ▪    Los mismos estados impidieron el intento de otros Miembros de la OMC debatir críticamente las pautas de la GFC a con el fin de reformarlas.
    ▪    Quieren ampliar y profundizar el régimen existente a través de TISA, sin pasar por la Ronda de Doha de la OMC ; creando un nuevo modelo para futuros acuerdos de libre comercio y en última instancia para la OMC.
    ▪    TISA está diseñado para y en estrecha consulta con la industria mundial de las finanzas, cuya codicia e imprudencia han terminado en sucesivas crisis y que continúan modificando reglamentaciones en instituciones globales.
    ▪    Una muestra, en este texto filtrado, de lo que esperan los gobiernos firmantes a TISA: ampliar los actuales niveles de desregulación financiera y liberalización; bloquear el derecho a exigir los datos de tratados que se celebrarán fuera del país; obligación de autorizar productos financieros potencialmente tóxicos; riesgo de una demanda legal para quien adopte medidas para prevenir o responder a una nueva crisis.

Demente. Todo lo que se necesita para someter financiera y económicamente los estados que firmen el tratado. ¿Quién y porqué firmaría un acuerdo de esta índole? Gente puesta a propósito para que se llegue a ese estado de "invasión" artera y disfrazada.

Para descargar el documento de Wikileaks, clicar el siguiente enlace:
https://wikileaks.org/tisa-financial/WikiLeaks-secret-tisa-financial-annex.pdf


Según el documento filtrado por Wikileaks, medio centenar de gobiernos –entre ellos el de Uruguay– negocian actualmente un mecanismo denominado Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TISA, por sus siglas en inglés) con el que se pretende lograr mayor apertura en el comercio de servicios médicos, educativos, de agua o financieros, y permitir que empresas privadas operen con menores restricciones en los territorios de las naciones firmantes.

Se trata de un instrumento que, de aprobarse, arrojaría consecuencias negativas para naciones pobres y dependientes como la nuestra, de por sí inmersa en un proceso de apertura indiscriminada del mercado que ha tenido enormes costos en lo económico y lo social. RECORDAR A TODO MOMENTO QUE EL URUGUAY ES UN PAIS PEQUEÑO, QUE TIENE PRODUCCIONES PEQUEÑAS Y NINGÚN PESO DIPLOMÁTICO PUES CARECE DE TODA MATERIA ESTRATÉGICA. TENEMOS LA MISMA INFLUENCIA QUE MICRONESIA, PALAU y las ISLAS MARSHALL (los únicos que no votaron contra el bloqueo de Cuba) Los gobiernos nacionales del ciclo neoliberal han abatido las barreras arancelarias y los mecanismos estatales de protección para la producción agrícola y la industria nacionales y han provocado, con ello, la pérdida de millones de empleos y el cierre de innumerables fuentes de trabajo y el incremento de la dependencia económica respecto de EE.UU..

Una mayor apertura en materia comercial no sólo agravaría la situación de precariedad en que sobreviven los diversos sectores de la economía de muchísimos países, sino que extendería la desgracia que se ha volcado en las últimas décadas sobre el campo y la industria a la rama de los servicios (educación, salud, administración, banca), de la cual depende la mayor parte los empleos formales generados en la actualidad.

Otro efecto nocivo de este modelo es que implicaría una pérdida de control por parte del Estado de rubros que, como los servicios hídricos y la salud, no deben operar con el objetivo primordial de generar ganancias económicas, sino como ámbitos de interés público.

A estas temibles perspectivas ha de agregarse la forma opaca y clandestina en que han sido abordadas las negociaciones del TISA: en sesiones prácticamente secretas y de espaldas a la sociedad, a pesar del amplio impacto que dicho instrumento tendría, en caso de ser aprobado, en la vida cotidiana de millones de personas en el planeta. Dicha actitud refleja una mala conciencia de los gobiernos involucrados sobre el rechazo que generarían estas negociaciones, en caso de hacerse públicas, entre sus respectivas poblaciones.

El cúmulo de afectaciones que podría generar la suscripción de este acuerdo haría particularmente necesario que su discusión se lleve a cabo en el marco de un debate público, incluyente, plural y participativo, en el cual se aclare, discuta y escuche a todos los sectores de las sociedades involucradas, a efecto de que éstos se pronuncien sobre la conveniencia o no de que sus países ingresen al mecanismo. Todo esto, recordando una histórica frase que nos dejó el Comandante Ernesto "Che" Guevara: "A los yanquis, ¡ni tantito así!"

Es mucho lo que está en juego como para poner la discusión en manos de unos pocos representantes con el argumento tecnocrático y autoritario de que la supuesta complejidad de los temas abordados los vuelve inaccesibles al entendimiento de la mayoría. Cuando sabemos que nuestros "técnicos" son tipos como Tabaré Vázquez, Danilo Astori, Luis Almagro, Rodolfo Nin Novoa, Raúl Sendic… todos representando lo más odiado del pueblo frenteamplista, que los votó a lo largo de una borrachera electoral, que ya están lamentando amargamente.



Que no vendan versos, no se va a poder discutir. Los temas, métodos y alcance de todos las discusiones que puedan tenerse, son secretas y lo serán hasta cinco años depués de adoptadas. Por supuesto que nosotros descubriremos antes la ingerencia de empresas extranjeras en la fabricación y determinación de precios de productos farmacéuticos, de la aplicación de sistemas de contrato privado y venta de cupos en la enseñanza (que ya no será más pública), de la instalación de sistemas de "seguros de salud" en lugar de jubilaciones, administrados por multinacionales que trabajan con la cama de Procusto, "igualizando" todo y a todos… Sabíamos que el sistema capitalista, en sus últimos estertores iba a ser implacable, pero no imaginamos lo viciosos que serían sus métodos. Y para ello son necesarios los gobernantes más obsecuentes y vendidos de Latinoamérica: Enrique Peña Nieto (México), Juan Manuel Santos (Colombia), Ollanta Humala (Perú), Horacio Cartes (Paraguay) y Tabaré Vázquez (Uruguay).

¡Cuánto hubiéramos dado para que el nombre de nuestro presidente estuviera al lado de los más grandes nombrtes actuales de la historia de nuestro continente: Dilma Roussef, Cristina Fernández de Kirchner, Evo Morales, Rafael Correa, Raúl Castro, Nicolás Maduro, Daniel Ortega… todos puntales y en la vanguardia de la lucha antiimperialista.

¡Qué vergüenza! ¡Y hay quienes creen que porque el Frente ganó, esto está bien! ¡NADA QUE VER!




.

0 comentarios:

Publicar un comentario