martes, 6 de julio de 2010

El premio del siervo


El mal de todos nuestros males es la dependencia que tienen nuestros países con la deuda. Desde el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacionales se ajustan desde allí, los presupuestos de los gobiernos "democráticos", como el Uruguay, Grecia, España, Argentina, y hasta los propios Estados Unidos de América.
Nadie en este mundo puede disponer de un proyecto desde un ministerio de Eduacación, salud o bienestar sin consultar antes con agentes del FMI. Ningún presupuesto ministerial se la jopea a la banca.
Danilo Astori es un buen personero de la banca internacional y lo fué durante el período Tabaré. Es así que el programa fundacional del Frente Amplio se dejó y se deja de lado por los 'ajustes" impuestos desde algunas de las cumbres globales.

Hoy el FMI premia a Tabaré con un cargo de asesor.

Junto con otros personajes conocidos por su trayectoria servil.

Oscar Arias, permio Nobel de la paz (con minúscula) ultimamente en la notoriedad por ser vocero de Hilary Clinton en la legalización del golpe de estado contra Zelaya en
Honduras y con una extraña carta pidiéndole a Mujica la eliminación de las Fuerzas Armadas, con la que unanimemente la política uruguaya estuvo de acuerdo que Arias estaba "haciendo mandados"

Ricardo Lagos, otro siervo en servicio de las Naciones Unidas, colaborador en las invasiones de Haití, y enemigo de cualquier movimiento liberador de nuestros Pueblos.

Enrique Iglesias del Opus Dei

Ahora el ajeno Tabaré, vaya a saber porqué influencias masónicas. también miembro del consejo.

Traidor!






Leer mas La Reública 06.07.2010

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada