sábado, 16 de junio de 2012

Baño de sangre en Curuguaty


Campesinos ocupaban un predio de 2 mil hectáreas en Campo Morombí, en la localidad de Curuguaty.Paraguay

El presidente Fernando Lugo ordenó la intervención de las Fuerzas Armadas.

El video con sonido ambiente revela la incursión de los efectivos policiales dentro de la estancia y cómo fueron emboscados por los campesinos. Las imágenes fueron difundidas por Canal 4, Telefuturo.
La propiedad, de unas 2.000 hectáreas pertenecientes a Blas N. Riquelme, fue escenario de una batalla sangrienta, que solo se ven en las películas, pero que tristemente el hecho fue real, dejando 6 efectivos policiales y 9 campesinos fallecidos, además de 20 heridos.
Como consecuencia del triste suceso, anoche fueron destituidos de sus cargos el ministro del Interior Carlos Filizzola y el comandante de la Policía Nacional Paulino Rojas.
El presidente de la República Fernando Lugo nombró este sábado a Rubén Candia Amarilla como nuevo ministro del Interior y a Arnaldo Sanabria como comandante interino de la Policía.
La Policía Nacional, con apoyo de la FOPE y de las fuerzas militares, incursionan esta mañana en la zona boscosa de la propiedad en busca de posibles heridos o fallecidos, y de campesinos que se refugiaron tras el enfrentamiento en el bosque.

 


Paraguay: Masacre en Morumbí
15062012

Asunción, 15 de junio de 2012

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA NACIONAL E INTERNACIONAL

La Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo, CLOC/Vía Campesina Paraguay, que nuclea a las organizaciones: CONAMURI, MCNOC, MAP, MCP, ONAI y OLT, se dirige a la opinión pública, nacional e internacional, para expresar cuanto sigue:

Lamentamos los hechos ocurridos y desembocados en la masacre de campesinos y policías, en las tierras conocidas como Morumbí –tierras mal habidas, según informe de la Comisión de Verdad y Justicia, ubicadas en el distrito de Curuguaty–; hechos acaecidos en la mañana de hoy como resultado de un conflicto social de clase, consecuencia directa de un modelo de tenencia desigual de la tierra, así como de un modelo de producción del agronegocio y de una sociedad basada en la inequidad, como lo es el capitalismo salvaje.

Denunciamos que esta situación llegó al punto conocido por la falta de políticas sociales desde el Estado –entiéndase, los tres poderes, y en los sucesivos gobiernos de turno– que no han priorizado la realización de la Reforma Agraria en el Paraguay; por lo tanto, son todos los Poderes del Estado, y el régimen latifundiario, los responsables de este conflicto que se tiñe de sangre con la masacre de compatriotas.

Responsabilizamos al Estado, en su conjunto de poderes, por la falta de garantías a las personas que se encuentran aún en el lugar de los hechos. Urgimos a que las entidades públicas presentes en el lugar permitan a las instituciones de Derechos Humanos, tanto nacionales e internacionales, mediar en el transcurso de las horas, teniendo en cuenta que aún hay campesinos en el monte y que deben contar con todas las garantías del derecho a la vida.
Expresamos nuestra indignación y condolencia con los familiares de los asesinados.

Llamamos a todas las organizaciones campesinas e indígenas, organizaciones sociales, civiles y democráticas en general a la movilización, y a mantenerse en alerta ante las pretensiones de uso sobre los hechos ocurridos por parte de los grupos de poder económico, para la criminalización de la lucha social, además de defender el proceso democrático.

¡Por la recuperación de tierras mal habidas!

¡Por la Reforma Agraria en el Paraguay!

Damasio Quiroga-MCP 0982-724-744

Elvio Trinidad-MCNOC 0981-420-616

Alicia Amarilla Leiva-CONAMURI 0982-537-627

Diógenes López-OLT 0983-150-527

Jorge Galeano-MAP 0976-992-105

Las armas campesinas

Reflexiones a partir de los sucesos en Curuguaty

Lo ocurrido el viernes 15 de junio en una zona rural del distrito de Curuguaty, del fronterizo departamento de Canindejú, ha generado una enorme confusión en la gente, dada la manera sensacionalista e irresponsable como se ha manejado la información en la mayor parte de los medios de comunicación, y la rápida aparición de los pescadores de río revuelto, principalmente políticos, empresarios y periodistas, quiénes sin ningún tipo de análisis serio previo ya veían la manera de obtener algún tipo de rédito para sí o su organización a partir del trágico suceso.

Un hecho tan grave, donde han perdido la vida al menos 15 paraguayos, amerita una reflexión seria, con mucha información de por medio, con rigurosidad y responsabilidad, antes de emitir opiniones a los cuatro vientos, y más aún antes de declarar ya culpables y exigir castigos. Pero aquí todo ha funcionado al revés: lo primero fue declarar a los culpables, exigir sus castigos, y después ver la forma de armar un argumento que sustente dichas posturas.

Aventajados en esta cuestión del rédito político son los propios políticos, principalmente de la ANR, PLRA, PPQ y UNACE, en especial los congresistas y aquellos que están actualmente en campaña política, quiénes rápidamente sentenciaron la culpabilidad del Presidente Lugo y del Ministro del Interior, y la pertinencia de impulsar un juicio político a uno de ellos o incluso a ambos. Todos estos partidos políticos tienen intereses directos en el tema de la tierra y su problemática, dado que sus filas están nutridas de grandes y medianos estancieros, ganaderos, sojeros, empresarios inmobiliarios, etc., lo cual hace que la reacción haya sido mucho más violenta.

Periodistas y medios de comunicación empresariales rápidamente se alinearon al mismo discurso, construido a partir de los intereses de los grupos económicamente más poderosos del país, según el cual las únicas víctimas de estos hechos fueron los policías, y los únicos victimarios, los asesinos sin alma ni sentimientos, fueron los campesinos y/o carperos. Escuchando y viendo a los periodistas daba la impresión de que todos los muertos habían sido policías, aunque el balance final arrojaba casi el doble de muertos entre los campesinos.

En la misma línea discursiva se ubicaron los empresarios y sus gremios, siempre alertas para defender el orden (este orden tan injusto instalado en el Paraguay), condenando a los violentos campesinos y exigiendo el juicio político al Presidente. Plena coincidencia entre los empresarios y el principal vocero de la prensa comercial, ABC Color, que en su editorial del sábado sentenció: El Presidente Lugo es el responsable de esta lamentable tragedia; en el mismo diario a pocas páginas del editorial mencionado, el diario informaba que la UGP pide enjuiciar a Lugo por ser “corresponsable” de lo ocurrido. Esto ya no es novedad: los intereses de los grandes empresarios son los mismos que los de los mayores medios de comunicación, son socios en la defensa del statu quo, del orden establecido a lo largo de las últimas décadas, fundado en la enorme concentración de la tierra, fruto de un proceso de robo y estafa al pueblo paraguayo, raíz de la trágica desigualdad y exclusión que caracteriza a nuestro país.

Hay muchas cosas que incluir en el análisis de lo ocurrido: por ejemplo, el lugar del enfrentamiento, el departamento de Canindejú en la frontera con Brasil, la zona más castigada ambiental y socialmente por el avance de los agronegocios, en especial del cultivo mecanizado de soja; en la “propiedad” del político–empresario Blas N. Riquelme, congresista por muchos años por la ANR, quién hizo su fortuna al amparo del dictador Stroessner y los siguientes gobiernos colorados, acusado fundadamente de detentar tierras malhabidas otorgadas por el dictador, tierras en las que se dio el enfrentamiento; por otro lado, quiénes son los que saldrían ganando a partir de lo ocurrido, obviamente ni los campesinos ni los policías, pero si sectores con intereses vinculados, tanto políticos como económicos, a los grandes negocios que hoy se hacen en el Paraguay.

Han muerto policías y campesinos, todos paraguayos, casi todos hijos de familias pobres de nuestro país, todos víctimas de un sistema económico tremendamente injusto y excluyente. Se ha amplificado la condena solo de la muerte de los policías, y se ha justificado la muerte de los campesinos/carperos, los primeros tenían familias y sueños, los segundos armas y antecedentes penales, unos eran los buenos y los otros los malos. Mirada más simplista e interesada es imposible.

El problema en el fondo de esta actitud es que los unos, los policías, representan al orden, a la seguridad, a la garantía de que la propiedad seguirá en manos de quiénes está hoy. Los otros, los campesinos, representan la amenaza, la posibilidad de que las cosas cambien en el futuro, representan el peligro a la propiedad, en especial de aquellos propietarios fraudulentos, ilegítimos, que hoy gozan una buena vida en la abundancia, y harán todo lo posible por que esto no cambie.

Un episodio tan trágico como el ocurrido, nos exige tener una mirada mucho más amplia y profunda, antes de asumir posturas y exigir acciones consecuentes.



Luis Rojas Villagra



.

Destacados

Reflexiones a partir de los sucesos en Curuguaty Por Luis Rojas Villagra
Análisis. “Han muerto policías y campesinos, todos paraguayos, casi todos hijos de familias pobres de nuestro país, todos víctimas de un sistema económico tremendamente injusto y excluyente”.


Por E’a
Pobladores que no forman parte de la ocupación fueron imputados y apresados, en algunos casos incluso fueron víctimas de la violencia de las fuerzas públicas.


Denuncian detenciones arbitrarias tras matanza Por E’a
Organizaciones sociales y campesinas de Canindeyú afirman que se está deteniendo a personas que nada tienen que ver con la ocupación y piden comitiva interinstitucional.

Se encontraron más cuerpos de campesinos en Estancia Morombi Por E’a
Una comitiva de civiles halló dos cuerpos, y habría un tercero. Las fuerzas públicas no intervinieron en toda la mañana, lo que generó la indignación de muchos pobladores.


SOLIDARIDAD CON VICTIMAS Y URGENTE INVESTIGACION DEL CASO KURUGUATY
Según el Informe Final de la Comisión de Verdad y Justicia ,creada por Ley 2225/03
7.851.295 hectáreas que han sido otorgadas mediante graves irregularidades a la
legislación agraria (Las leyes transgredidas son Decreto-ley Nº 120 de 1940 que crea el Estatuto
Agrario; la Ley 854/63 que crea el Estatuto Agrario y reemplaza a la anterior; y la Ley Nº 1.863
vigente en la actualidad desde 2002 y que también se denomina Estatuto Agrario)

Estas tierras mal habidas por los beneficiarios irregulares constituyen el...
64,1% del total de adjudicaciones realizadas entre 1954 y 2003
1.507.535 hectáreas corresponden a la Región Oriental, en tanto que...
6.298.834 hectáreas pertenecen a la Región Occidental o Chaco
El caso Kuruguaty está inmerso  en el marco de estas irregularidades lo que dio lugar a masacrar  a los que reclamaban sus  derechos consagrados en la Constitución Nacional. Asimismo, lamentamos la muerte de los servidores del  orden público que empujados por jueces y fiscales irresponsables al servicio de los latifundistas como Blas N. Riquelme, ordenaron  el desalojo VIOLENTO  de los campesinos.
En mi condición de PREMIO NOBEL ALTERNATIVO DE LA PAZ y MIEMBRO DEL COMITÉ EJECUTIVO DE LA ASOCIACION AMERICANA DE JURISTAS (AAJ), solicitamos  urgentemente la creación de una COMISION INVESTIGADORA integrada por representantes de los tres  Poderes del Estado, la sociedad civil, las Iglesias y los Organismos Internacionales de Derechos Humanos ,fundamentalmente para determinar cómo ocurrieron los hechos, sus antecedentes y consecuencias. Queremos escuchar  la otra campana que no se escucha para que NUNCA MAS detrás de un formalismo jurídico se pretenda esconder una notoria injusticia cometida contra la laboriosa clase campesina.
                                                                                  DR. MARTIN ALMADA
Asunción,16 de junio de 2012.

3 comentarios:

  1. Lamentable hecho, esto iba a pasar algún día.
    A la presión de los terratenientes nacionales y extranjeros desde los tiempos de la humillante derrota infringida al Paraguay por la Triple Alianza, a la salvaje dictadura de Stroessner que terminó de consolidar un modelo injusto de apropiación de la tierra y que significó además la expulsión de los últimos habitantes indígenas de los montes paraguayos, hoy se suma al avance de las empresas dedicadas a los agronegocios que están convirtiendo al Paraguay en un enorme campo desierto donde solo pueden vivir los cultivos transgénicos, donde el campesino y el indígena parecen condenados a desaparecer.
    Debe haber una urgente campaña internacional para frenar estos crímenes.

    Desde Argentina,
    Alejandro

    ResponderEliminar
  2. Triste episodio ver como mueren compatriotas por un pedazo de tierra... donde esta la igualdad? unos enriqueciendose ilicitamente mientras otros mueren de hambre y en este caso por lo ya dicho..
    sera que no podrian hacer una ley donde todos los paraguayos tengamos la misma oportunidad de tener un terreno donde levantar una casa para vivir diganmente sin que otros se enriquescan... salarios altisimos para parlamentarios mientras a los que imparten la educacion un salario miserable, pero claro los que hacen la ley en paraguay no les conviene no aprobaran jamas dichas leyes. de ser asi no tendrian el poder de manipulacion al pueblo indignante por DIOS
    desde España

    ResponderEliminar
  3. CAMPOS MOROMBI ES UN LUGAR ESTRATEGICO PARA LA CONSERVACION DE LOS RECURSOS NATURALES YA QUE REPRESENTA UN IMPORTANTE CORREDOR BIOLOGICO QUE CONECTA LA RESERVA DE LA BIOSFERA DEL BOSQUE MBARACAYÚ Y LA RESERVA PRIVADA MOROMBI. HOY QUEDA POCO MAS DEL 7% DEL MISMO, EN SU MAYOR PARTE COMO FRAGMENTOS DISPERSOS, DEGRADADOS Y DE POCA SUPERFICIE. DEBE SER CONSIDERADO PRIORITARIO PARA EL ESTADO PARAGUAYO SOLUCIONAR LA INCERTIDUMBRE Y LA INEQUIDAD EN CUANTO A LA TENENCIA DE LA TIERRA, PERO DE NINGUNA MANERA DICHA SOLUCION PASA POR LA DESTRUCCION DE LOS ULTIMOS REMANENTES DE LA SELVA PARANAENSE. ES SUMAMENTE SUPERFICIAL DECIR QUE ESTAS TIERRAS ESTAN DESTINADAS A LA REFORMA AGRARIA SIENDO QUE LOS BOSQUES NO PUEDEN SER DESTINADOS A LA REFORMA POR LEY SINO SOLAMENTE LAS TIERRAS.

    ResponderEliminar