viernes, 15 de junio de 2012

Otra maestra fumigada



Otra maestra fumigada con agroquímicos en Río Negro
 Escuelas rurales. Este es el segundo caso en dos meses

RÍO NEGRO | DANIEL ROJAS
Otra maestra resultó afectada por agroquímicos en Río Negro. Primaria debió suspender las clases por siete días. El productor implicado amenazó con retirar donaciones y los padres se quejan de que el agua está contaminada desde hace un mes.
Esta vez fumigaron a 100 metros de la escuela en horas del mediodía, transgrediendo la ordenanza que prohíbe efectuar esa tarea entre 300 y 500 metros del edificio.
A menos de dos meses de un incidente similar en la escuela 30 de Rolón (Río Negro), otra docente debió trasladarse para ser atendida en el hospital de Fray Bentos.
El hecho ocurrió en la escuela 37 de Santa Isabel, ubicada en ruta 3 a unos 10 kilómetros al sur de Young.
La maestra interina Marcela Ríos sufrió una crisis asmática y síntomas de intoxicación al entrar en contacto con un agroquímico utilizado en los cultivos de la zona y se vio obligada a recurrir a un médico.
Estaba trabajando y de pronto comenzó a sentir nauseas, jaquecas y ardor en la garganta. Después sintió falta de aire y no pudo seguir hablando por teléfono. Miraba el piso y veía cómo caían cientos de moscas, arañas y hormigas.
Notó que algo andaba mal pero no sabía qué era lo que pasaba, hasta que una madre le dijo que andaban fumigando cerca. Cuando fue hacia la parte de atrás de la escuela, el "mosquito" fumigador emprendía la retirada, aunque el daño ya estaba causado.
El médico le certificó 48 horas de licencia médica, pero ayer, cuando tenía previsto reintegrarse al trabajo, volvió a sufrir vómitos por lo que se le extendió un certificado hasta el 19 de junio inclusive. Igualmente concurrirá ese día al solo efecto de que los niños puedan jurar la bandera. Por falta de docente, las autoridades se vieron en la necesidad de suspender los cursos y los padres, preocupados por lo sucedido, exigen que el Ministerio de Ganadería aclare cuanto antes lo sucedido.
La inspectora de Primaria Celeste Cruz informó a El País que este nuevo episodio "fue inmediatamente informado a las autoridades del Consejo", pero además se reunieron con Jorge Firpo, referente del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca en Young.
"Nos explicó que el agroquímico utilizado es el glifosato para la soja", dijo Cruz. La inspectora sostuvo que por "más que quiera quitársele trascendencia, esto es un veneno y estamos ante cosas que no deberían estar pasando".
Santiago Ríos Canti, funcionario del Ministerio de Ganadería -responsable de inspeccionar los campos desde Paysandú a Colonia- se constituyó en el lugar a los efectos de cumplir con el protocolo de investigación para estos casos.
En diálogo con El País, prefirió no adelantar detalles de la tarea cumplida.
ANTECEDENTE. El 17 de abril pasado, Silvia Nobelasco, maestra directora de la escuela 30 de Rolón, fue rociada también con productos para la soja.
La maestra, tras verse afectada, debió higienizarse con abundante agua. Igualmente sufrió dolor de cabeza y picazón generalizada en el cuerpo, malestar que se extendió durante varios días. El MGAP inició una investigación de lo sucedido y reconoció la irregularidad del maquinista.

"Me advirtió que las donaciones cesarían"

A la escuela concurren 12 alumnos. Como la auxiliar de la escuela está certificada por una fractura, la maestra del lugar recibe la ayuda de una abuela que, en forma honoraria, prepara la comida todos los días. La auxiliar honoraria Sandra Tabárez dijo que "resulta que soy auxiliar honoraria y como abuela tengo toda la voluntad de colaborar, pero la verdad que en determinado momento me dio ganas de renunciar. Ayer llegó el propietario del campo vecino y me encaró diciendo que se siente apuñalado por la escuela y que si se hace la denuncia no donará más nada".
El País Digital Viernes  15 . 06. 2012
Ver además:


Demanda por fumigación cerca de una escuela rural

Una maestra de una escuela rural del paraje de Rolón, en Río Negro, va a demandar a una empresa sojera que fumigó cerca de su escuela y le causó daños en su salud. Esta semana el abogado se presentó a la instancia de conciliación en el juzgado civil de Young, que es el paso previo a la demanda, que será por 7.000 dólares.

Publicado el: 4 de junio de 2012
Por: Redacción 180
La maestra Silvia Nobelasco no realiza declaraciones públicas, pero conversó con No toquen nada y explicó lo que ocurrió: el mes pasado, la maestra estaba en la cocina de la escuela y desde allí vio a un funcionario de una empresa sojera fumigando con un "mosquito", tal la denominación que se utiliza para describir las máquinas que realizan esta tarea en el campo.
Según la docente, el trabajador nunca preguntó si había gente en el local y fumigó a una distancia de 35 pasos de la escuela (ella los contó). Dijo que fue un alivio que no estuvieran sus alumnos.
La docente sufrió dolor de cabeza y picazón después de la fumigación que se realizó a las 8:30 de la mañana, minutos antes de que los alumnos llegaran a la escuela.
El abogado de la docente, Fernando Dotti, dijo que “el rocío de la fumigación había llegado casi al patio de la escuela”. Enterado de la situación, el intendente Omar Lafluf habló con la maestra y llamó inmediatamente al director de Servicios Agrícolas del Ministerio de Ganadería, quien envió un inspector a la zona.
La escuela de paraje Rolón no es la única escuela de la zona rodeada de plantaciones de soja. La fumigación cercana a las escuelas está regulada por una resolución del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, de 2011, que establece que las fumigaciones terrestres no deben hacerse a menos de 300 metros de los centros educativos y prohíbe las fumigaciones aéreas a menos de 500 metros.
El caso fue derivado al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca por el intendente de Río Negro, Omar Lafluf. “Como consecuencia de que se trabajó con agroquímicos en un campo muy cerca a una escuela rural, esta maestra sufrió una intoxicación bastante importante que determinó que estuviera con unos brotes alérgicos significativos”, dijo el intendente. Agregó que “el monto pasa a ser secundario, lo que motiva a la reclamante es el hecho de que sea resarcida: estuvieron mal, reconózcanlo y que no se repita”.
Lafluf reconoció que las fumigaciones irregulares son un problema y que hay que trabajar en el tema, pero sostuvo que la situación ha mejorado mucho con la nueva legislación.
Efectos del glisofato de Monsatnto y el efecto en los niños
.

.

1 comentario:

  1. LA contamienación por agroquímicos debe ser penada por ley, mientras tanto, sufre la gente más vulbnerable. En Argentina llegó a juicio, tras muchos años de lucha, una causa testigo. Dos prouctores y un aviador que fumigaba con glofosato y endosulfán, que afectaron a todo un barrio de la zona aledañá a la ciudad de Córdoba. Un grupo de mujeres, llamadas "Madres de Ituzaingó" se dedicaron a relevar las enfermedades que sufrían todxs, -leucemia, malformaciones, disfunciones renales, cáncer-, denunciaron, se movilizaron. Se dictaron reglamentaciones que establecen la distancia a preservar con respecto a zonas urbanas para fumigar. Como se volvieron a violar éstas, se llegó a un juicio que está teniendo cobertura mediática importante.
    Claro está que hay que discutir a fondo el daño ambiental en general producto de la extensión del monocultivo y la contaminación de las napas. Las compañías siguen publicitando los productos como inocuos.

    http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-196113-2012-06-11.html
    Un abrazo

    ResponderEliminar