jueves, 4 de septiembre de 2014

El río Olimar sufre

Mi dulce Olimar querido 


Enviado por  Jorge Zabalza zurdatupa


LA DINAMA CONFIRMA DENUNCIA DE VECINOS DE VILLA SARA
GALOFER fue multada en una cifra que supera los 730 mil pesos


De acuerdo a la información telefónica suministrada a la Licenciada Elisa Moreno Segovia, el pasado 22 de agosto se le habría comunicado a la empresa que ante la constatación del incumplimiento de las normas ambientales que regulan su actividad, la DINAMA la sancionaba con una multa de mil unidades reajustables, cuyo valor actual es de $730,71, por lo que la multa supera los $730 mil.

La mencionada vecina de Villa Sara, integrante del grupo de vecinos movilizados que vienen reclamando por notorios problemas de contaminación ambiental, realizó días pasados una nueva denuncia, esta vez con fotos que documentan el estado del río Olimar y su monte rivereño.

Al ser notificada de que su denuncia había sido recibida, se le comunicó a su vez de la reciente sanción aplicada a una de las empresas que conforman el complejo industrial que origina el conflicto social en esta pequeña localidad del departamento de Treinta y Tres, cuya planta urbana está separada de la ciudad capital, por el famoso río Olimar. Este hecho es significativo pues ratifica plenamente las denuncias de los vecinos respecto a la calidad del aire que se respira en esta zona, el que indudablemente está afectado por la presencia de industrias que expulsan partículas contaminantes por sus chimeneas.

Además de la contaminación aérea, las fotos recientemente enviadas a la DINAMA (tomadas por el fotógrafo Manuel Quintela el 16-08-14, tres de ellas acompañan esta nota) demuestran que el monte nativo que bordea el Olimar y las aguas del propio río, están recibiendo una fuerte carga de cenizas y otros residuos, al punto que la vegetación está muriendo y la fauna autóctona extinguiéndose.

Los desechos contaminantes que bajan al río proceden de ARROZUR ( industrializadora de arroz) y GALOFER (Generadora de energía eléctrica mediante la cremación de cáscaras de arroz), corriendo por una cañada natural que desemboca en el cauce del río después de atravesar el monte rivereño dejando a su paso un rastro de destrucción que resulta violento de observar: cenizas acumuladas sobre las raíces de los arbustos y plantas, también adheridas a su follaje, en tal cantidad que terminan asfixiando la vegetación y por tanto alterando el hábitat para la fauna nativa.

Habrá que aguardar para ver qué sucede con la nueva denuncia presentada, mientras es de esperar un seguimiento por parte de la DINAMA a la gestión ambiental de la empresa sancionada. Entre tanto los vecinos movilizados siguen con sus acciones. La próxima que anuncian es una volanteada en ruta 8 que atraviesa Villa Sara, donde instalarán pancartas para llamar la atención de los automovilistas que circulan por esta importante vía de tránsito.

Esta acción está anunciada para el próximo 20 de septiembre, día en que el departamento de Treinta y Tres cumple sus 130 años, ya que fue creado el 20 de septiembre de 1884.

Por otra parte se presenta en los próximos días una demanda civil patrocinada por el Dr Sergio Cruxen, mediante la cual un grupo de vecinos reclamará indemnización por daños y perjuicios. A su vez ya está cursado ante DINAMA un pedido de informes de otro grupo de vecinos que es representado por el Dr Dardo Nalerio.

También se dará a conocer a la brevedad el resultado final de una encuesta epidemiológica dirigida por el Dr José Azambuya, médico que asesora a los vecinos en su especialidad.


 Aníbal Terán Castromán


La acumulación de cenizas y otros elementos contaminantes, está matando las orillas del Olimar.



Obsérvese el color del agua. Su turbiedad es evidente y revela la presencia de cenizas.

Esta alcantarilla deposita al río desechos provenientes de las industrias.







 

 

1 comentario:

  1. esa agua hace 30 años que existe y galofer 4

    ResponderEliminar