jueves, 13 de octubre de 2011

Marcha y caballada por la tierra










Más de 1.000 personas a pie y 300 jinetes participaron de la Segunda Marcha Nacional En Defensa De La Tierra y Los Derechos Naturales este miércoles desde el Obelisco hasta la plaza 1 de Mayo, frente al Palacio Legislativo, donde uno de los representantes leyó una proclama.

 “Una vez más Artigas traicionado”, decía una pancarta ubicada sobre el escenario.

Víctor Baccheta, uno de los organizadores de la protesta, aclaró que la marcha fue “contra la megaminería a cielo abierto y principalmente contra Aratirí”. “Ese tipo de minería es incompatible con el sistema productivo del Uruguay”


La marcha fue organizada por grupos como "Por un Uruguay sustentable" y "Lucha por la tierra". Se juntaron en el Obelisco y transitaron por 18 de Julio para protestar contra el proyecto minero de Aratirí.

Impresionante caballada!!!

Llegan al palacio Legislativo


Arriba los que luchan!! No se vende la tierra se defiende!!!
El País ||| jueves 13 octubre 2011
Trabajadores ocuparon zona de obras de Aratirí

Marcha. Productores rurales manifestaron contra la minera

F.CASTILLO/ M. RIVERO

Trabajadores de una de las empresas tercerizadas de Aratirí ocuparon ayer uno de los puntos de perforaciones y amenazan hacer un paro hoy en la planta de Valentines. Ayer hubo una segunda marcha de productores contra la minería.

El mismo día que cientos de productores rurales a caballo y en distintos vehículos llegaron a Montevideo para manifestarse en contra de la minería a cielo abierto, los trabajadores de una de las empresas tercerizadas de Aratirí se declararon en conflicto y ocuparon una zona de perforaciones en campos de Valentines.

Ayer los funcionarios no dejaron ingresar a nadie a esos terrenos e impidieron la operativa normal.

La medida es respaldada por el sindicato de Aratirí, que hoy se podría sumar con un paro general de 24 horas que afectaría los trabajos en la planta donde está la logística de la empresa, a pocos kilómetros de Cerro Chato.

Los trabajadores de la empresa encargada de las pocas perforaciones que está haciendo actualmente Aratirí -desde que se le bajó la prioridad al proyecto ha mermado el trabajo- denuncian "incumplimiento en el pago de los salarios" y exigen el reingreso de una persona despedida en un contexto de "persecución sindical".

Según se explicó desde el gremio de Aratirí esto fue la "gota que colmó el vaso". El sindicato afirmó que no habrá negociación en este conflicto hasta que el trabajador sea reintegrado.

Aratirí comenzó hace dos semanas el envío a seguro de paro rotativo de 104 trabajadores, que van en tandas de a 26 cada mes.

Marcha. En tanto, ayer se manifestaron cientos de productores rurales en "defensa de los recursos naturales" y en contra de la megaminería.

Arriba de sus caballos, en motos y otros vehículos, primero se concentraron en el Obelisco y luego marcharon hasta el Palacio Legislativo donde leyeron una proclama. "El agua, la tierra, los bienes naturales, no son mercancía. La tierra es de todos y queremos vivir en armonía con ella", señalaron los manifestantes.

Esta es la segunda marcha en el año organizada por quienes se oponen a la instalación de Aratirí, la mayoría son productores rurales y organizaciones medioambientales de distintos puntos del país.
Aratirí, el "nuevo colonialismo"

El día elegido para la marcha en contra de la megaminería tuvo mucho que ver con la consigna de los manifestantes. Los 519 años de la llegada de Colón a América funcionaron como disparador para un reclamo que busca defender la tierra del "saqueo de las multinacionales", y del "nuevo colonialismo", como se pudo leer en múltiples carteles y banderas durante la protesta.

"Se siguen haciendo la América, sigue el colonialismo apropiándose de nuestras tierras y bienes naturales. A 200 años de nuestra supuesta independencia, continúa el saqueo", rezó la proclama leída en la plaza 1° de Mayo, frente al Palacio Legislativo.

Si algo faltaba para reafirmar esta idea, ayer también participaron de la marcha un grupo de descendientes de charrúas, que caracterizados con atuendos indígenas, portaron un cartel que aseguraba su "resistencia".

Luego de la marcha, hubo un pequeño acto donde productores rurales llegados de distintas partes del Uruguay fueron argumentando su rechazo al proyecto minero. "A nuestro compromiso se le responde con ironía y falta de respeto", se quejaron.

El estrado tenía como telón un dibujo que representaba el desembarco de colonizadores portando como estandartes a la minera Aratirí y a la empresa papelera Stora Enso.

El País Digital

0 comentarios:

Publicar un comentario