lunes, 23 de julio de 2012

Entrevista a Piedad Córdoba


Por Dick Emanuelsson
CARACAS / JUNIO 2012



Estoy muy feliz de encontrarme con la compañera Piedad Córdoba, una verdadera luchadora. Hace un año aterrizó en Tegucigalpa junto con el derrocado presidente de Honduras, Manuel Zelaya y allí fue muy bien recibida, compañera del pueblo hondureño en lucha contra el golpe de estado.
Aquí en Caracas estamos hoy con la compañera que está, quizás, más que nunca, amenazada de muerte en Colombia, pero igual sigue, sin rendirse, sin claudicar, en lucha como siempre y fiel a sus principios.
Cuéntanos, Piedad, ¿cómo ves hoy a Colombia, después de dos períodos de Alvaro Uribe en la presidencia y ahora con el presidente Juan Manuel Santos al que algunos políticos en el mundo, sobre todo de la derecha, consideran como apóstol de la paz? ¿Cuál es la realidad de estos momentos, cómo puedes describirla para la comunidad internacional?
Piedad Córdoba (PC): Primero que nada quiero darle las gracias porque su presencia en Colombia ha sido una presencia crítica, alternativa, constructiva que ha sabido visibilizar la realidad colombiana. Me sonrojo un poco al recordar lo del viaje a Honduras, porque todo lo que se hizo allá es como todo lo que se está haciendo en Colombia. Es fácil notar que se hacen acuerdos de paz pero realmente de lo que se trata es de bajarle el volumen a la resistencia popular para imponer su modelo de arrasamiento y de muerte.
Yo diría que es como una búsqueda feroz de los recursos de la región, lo que les falta por saquear, además. La situación de Colombia no es muy diferente a la que está pasando en otros países, no pretendamos sea un proyecto revolucionario a fondo, sino un proyecto avanzado como pasa en Colombia, en Honduras, en Panamá, en Costa Rica, como está comenzando a advertirse claramente en El Salvador.
Con elementos importantes que son figuras, como el caso de Juan Manuel Santos, que de la noche a la mañana tiene la capacidad de mimetizarse y de hacer creer que todo lo que han hecho en el pasado se puede olvidar fácilmente, porque en la región hay muestras de que avanza rápidamente. Uno no se imaginaría hace diez años escuchar un discurso como el que hizo anoche Cristina Kirchner en Naciones Unidas, en la comisión de descolonización. Planteando la necesidad ética y la urgencia de que las Malvinas se reviertan hacia quienes pertenece, precisamente Argentina. Y es el mismo caso de lo que pasa en Puerto Rico.
Entonces la incidencia de líderes y lideresas como éstos, que buscan hacer un recambio en el lenguaje, aunque no en las prácticas de figuras muy hábiles pertenecientes a las más rancias oligarquías, que de manera muy sutil dejan deslizar, a veces, un discurso que dan cuenta que realmente, en el fondo, no hay cambios.
La situación de colombia es una situación muy desesperante, los ocho años anteriores de Uribe lo que han hecho fue entronizar un sistema de muerte, desaparición y fundamentalmente de limpieza de territorios para lograr lo que hoy está completando Santos con la entrega del país a las multinacionales.
Yo creo que ni siquiera en la época española puede decirse que hubo un saqueo tan brutal de las riquezas naturales como la que se está dando en este momento. Porque si bien se acabaron sistemas que yo diría, también buenos en su momento, como los que había en el mundo maya, el azteca, en Mesoamérica, lo que pasó en Suramérica, pues hoy ocurre y hay una especie de estrategia que se fundamenta en los terratenientes mediáticos que son los dueños de los medios de comunicación que voltean el imaginario de la sociedad y que en muchos casos dan a conocer que están haciendo las cosas bien, cuando lo que se está haciendo es algo tan vergonzoso como el saqueo de las multinacionales.
DE: Vimos justamente un artículo antes de la entrevista de Jorge Salgado (Chocó 7 Días), donde muestra que hay 25 trasnacionales que han solicitado 434 títulos para explotar los recursos naturales solamente en el Chocó, de donde se sacan 28 toneladas de oro de las 56 que Colombia produce por año.
PC: Valdría la pena mirar todo el programa completo que lo acompaña. No es solamente en el Chocó, sino también en Buenaventura. Y esto es verdaderamente denigrante. Porque además recordemos lo que pasó con el río Dagua que fue destruido. Modificaron el curso, acabaron con todo lo que significaba especies en un río tradicional de la región del Pacífico. Pero además de eso, estar allá y ver lo que es la mina, el socavón, los nativos.
Estas empresas están apalancadas por el paramilitarismo, eso lo vimos allá como lo vimos también en el sur, donde los dueños de las retroexcavadoras eran paisas (nombres por ciudadanos del departamento de Antioquia) notoriamente paramilitares. Delante de ellos van las multinacionales con chinos, canadienses y todos esos países que están con el saqueo.
Esto requiere, sin dudas, generar una guerra de mayor profundidad, requiere traer la mirada de la comunidad internacional para dar a conocer al mundo que “todo lo malo que ocurre en el país se debe a las FARC o a la insurgencia en general”, incluso a los luchadores de movimientos sociales, cuando nadie ignora que lo hacen desde la necesidad que tienen de saquear los recursos naturales mientras la gente está distraída pensando que allí hubo un bombardeo, un desplazamiento, ellos van por otro lado legitimizando el saqueo y esto hoy es mucho más visible.
De todos modos los que escribimos, los que resistimos, los que luchamos nos resistimos al discurso oficial y vemos que en las regiones la gente se va levantando. En otro momento esto era impensable, tanto como escuchar a Cristina Kirchner o escuchar a Chávez con el discurso magistral en el lanzamiento de su campaña cuando está “moribundo” según los terratenientes mediáticos.
DE ESTA MANERA TAMBIÉN ES INCREÍBLE que en Colombia haya un conciente crítico que cada vez más se está ocupando a través de lazos en las regiones de crear redes que enfrenten este saqueo crónico, con un discurso perfumado, que es el que Santos lleva a Honduras, a Panamá, a Costa Rica y que es el que lleva incluso a UNASUR cuando reconoce que se había equivocado cuando habló mal de UNSAUR pero que es extraordinaria esa propuesta.
O cuando va y habla en los países del ALBA.
Creo que Colombia está en un momento muy difícil porque la pelea entre Uribe y Santos es una pelea por la impunidad, es decir, una pelea entre gangsters. Se matan por el botín, se pelean también por ver quien se calla sobre lo que hicieron juntos. O quien se cae del escenario, o quien se va a la cárcel.
En el país no se han acabado sino que siguen ocurriendo las ejecuciones extrajudiciales, los falsos positivos, así como cada vez más posibilitan desplazamientos, entronizan el terror como instrumento de dominación.
Esto también lo hace un tipo que parece un señor, un noble, que se sienta con presidentes progresistas tratando de hacer ver que en su país los problemas no existen.
A la par sus homólogos, como en Chile o en Perú, empiezan a aparecer en escenarios de calificación de instancias como CEPAL y también como Colombia, como los peores países en desarrollo.
En Colombia se está discutiendo si seguimos en el feudalismo o si avanzamos hacia una segunda y definitiva independencia,
Si somos capaces de ofrecer un modelo no solamente de desarrollo sino una democracia profunda que de cuenta de la transformación de las instituciones en Colombia, al servicio de la mayoría de la gente.
MARCHA PATRIÓTICA LA NUEVA ALTERNATIVA POPULAR
DE: La expresión popular, como pudimos ver el 23 de abril pasado cuando se encontraron en Bogotá más de 100 mil personas que habían estado discutiendo sobre la situación económica, social y política durante catro días, a la que se le fue sumando gente que llegaba de todo el país, la reacción por parte del estado fue la de acusar, como siempre hacen, que toda esa gente estaba influenciada por la insurgencia.
PC: Lo más esperanzador de todo lo que ha pasado en Colombia, en los últimos tiempos, fue la irrupción de la Marcha Patriótica, así como la aparición de consignas “yo también soy como la Marcha Patriótica”, aparecer la gente marchando, mostrando el rostro, lo que hizo la Marcha Patriótica fue muy importante, tanto para mí como para los analistas políticos, esto cambió el tablero político del país.
Es ahí donde se centra el temor de personas como Santos y todos el grupo al que el pertenece, así como el de los aparatos criminales de Uribe y la ultraderecha.
Inmediatamente tenían el libreto preparado. A las 3 de la tarde estaba llena la plaza de Bolívar como no se veía desde hace muchísimos años. Ya estaban ellos mostrando en los programas de televisión y de radio diciendo ¿de donde era que habíamos generado los recursos? ¿Si venían de la ETA o de las FARC?
Han montado una película con un personaje muy querido que llegó del país vasco diciendo que había llegado para ver dónde podían hacer asaltos, que venían a asesorarnos. Pero ese discurso es el mismo de siempre y yace en el miedo de ellos de que el poder popular pueda avanzar. A que el constituyente primario se empiece a levantar ante semejante estado inconstitucional de las cosas.
Inmediatamente desaparecieron a dos personas en el Putumayo, comenzaron hostigamientos fortísimos a gente de diversas regiones.
Por ejemplo, hasta ese momento antes de la marcha habían avanzado en la constitución de varias reservas campesinas, después de eso, a los 8 días de pasada la marcha dijeron que desconocerían los poderes reconocidos hasta el momento. Es la estrategia del establecimiento para impedir el avance, es como cuando uno trata de contener una olla a presión, y la olla estalla.
Hay situaciones en el país que son feroces. No vamos a decir que el estado no tenga fuerzas de matoneo iguales a las que ha tenido, yo diría que son hasta peores porque tienen un complemento adicional, que son los medios, que configuran y desconfiguran lo que está pasando. Pero el hecho de que la Marcha Patriótica haya pateado el tablero, que haya puesto y contrapuesto en la mesa la irrupción de un quehacer político donde aparecen muchos jóvenes, campesinos, indígenas e incluso donde aparecen algunos empresarios, también desestabiliza a sectores de la izquierda que se quieren reacomodar.
Que están ahí haciendo eco, hablando mal de todos nosotros, porque ahí tienen su torta asegurada y nosotros la hemos puesto en riesgo también.
DE: Digamos que ¿la diferencia entre el Polo Democrático y la Marcha Patriótica es que la última ha surgido desde la base de las comunidades, de las grandes masas en Colombia que sufren el modelo y no desde el congreso?
PC: Te voy a responder con una frase muy linda, de un pintor cubano cuando estuvimos haciendo Causa Justa (programa en Telesur, dirigida por Piedad) sobre el sistema artístico de Cuba, Choco, así se llama, dijo: “Lo que pasa es que ahí hay pueblo”.
Y aquí marcha el pueblo. Es la gente sencilla y organizada desde la base, es la gente que pierde el miedo, pierde el temor, pongo un ejemplo. Fuimos a la liberación del periodista (el francés Romeo Langloís). Allí vimos que la gente está absolutamente desprovista de que le digan “guerrillero, terrorista”. No le importa para nada. La realidad es muy distinta como para que un idiota que está sentado en Bogotá, mandando desde un club le venga a decir a un campesino a quien se tenga que tragar un cable donde no hay caminos, no hay médicos, donde dos mujeres parieron ahí nomás y que le vengan a decir que uno es terrorista, o narcotraficante.
Es más, que un tipo de ellos lo pare y le diga: devuélvame la caneca, devuélvame la pesa porque eso es lo que yo necesito para seguir vendiendo mi puñadito de coca porque yo vivo de eso. Eso es controvertir el estado de derecho para ellos.
EN ELLOS HAY UN CAMBIO de mentalidad, porque los medios de comunicación están todos los días, a toda hora con que son terroristas, que son de las FARC, que las FARC son aquellos, que el ELN, que los derechos humanos son terroristas. Y a la gente ya ha empezado a resbalarle eso.
Creo que en Colombia ya ha empezado a ocurrir lo que ocurre en México. Yo estuve allá también cuando se fueron los estudiantes y se fueron contra Televisa y contra Temex, contra el canal de televisor y llegó Peña Nieto a la Universidad. Llega con toda la pompa, llegó como Santos, pero la gente lo sacó. Y hablamos de México, un país poderosísimo, tan grande, no en vano fue la industria del cine, y sin embargo lo sacaron con todos los medios a favor como los tenían. Al otro día llega el candidato López Obrador y la gente lo recibió, diciendo que es mentira lo que dicen los medios. Se robaron las elecciones, son 6 años de persecución por encima de la mentira oficial
ESO ES LO QUE ESTÁ PASANDO en Colombia. Es muy esperanzador, la gente está cambiando. No creo que acá pueda suceder lo de la Unión Patriótica porque hay gente como yo, como Jaime Araujo, estudiantes, empresarios, gente que está llegando a la marcha para acabar con el TLC. Nosotros tenemos que ser muy claros, saber que llegan para acabar con la industria de los cereales, todo lo que significa la producción en Colombia, y esos seguramente no somos los de La Marcha sino que son los que regentean el país. Eso es lo que hace que la gente esté alrededor nuestro, como estamos en marcha por la segunda y definitiva independencia. Pero ellos piensan en la defensa de lo que han conseguido y ahí hay muchos campesinos de clase media en marcha, está interpelando la clase media también.
La Marcha está hablándole también a esa clase media, diciéndole qué es lo que han defendido al defender el statu quo cuando también se están empobreciendo, cuando es la que paga los más altos costos por la vivienda, cuando es la que vive del dinero plástico, cuando es la que ya prácticamente no tiene más derecho ni a la seguridad ni a la vejez.
Yo creo que hay una nueva subjetividad política en el país que interpela La Marcha y que interpela también a la izquierda tradicional que se amorcilló, que está tranquila comiendo las dietas, que son invitados a los cócteles, que no cuestionan nada, son gatos de porcelana. Que los pueden poner donde quieran y nosotros llegamos a cambiar eso, hablando el lenguaje de la gente y el mismo lenguaje de América Latina.
Agrego una idea suelta, no va a pasar lo de la Unión Patriótica porque la gente está haciendo como con el Ejército Libertador, cuando cruzaron el Páramo de Pisba, descalzos, con palos, los desarrapados, los pobres. La gente se está enfrentando al ejército, a la policía sin nada. A no dejar que nada pase por encima de nosotros.
Nosotros que estamos en otros estadios, desde la dirigencia, estamos saliendo a acompañar a la gente y le perdimos el miedo a la cárcel porque en definida estamos encarcelados en la miseria, la pobreza, el desarraigo, pero sobre todo de la indignidad.
Por eso un movimiento como éste, como el Congreso de los Pueblos, se está haciendo muy poderoso. Vamos a avanzar y cada día vamos buscando no solamente marchar, sino buscar espacios de poder que obliguen al establecimiento, al gobierno, no a que nos miren sino a que se den cuenta que hay un poder muy fuerte que los obliga y que se den cuenta que van a tener que cambiar las cosas.
Por eso, dado que ellos tienen muchas cosas que esconder y ese puede ser un oasis de paracos, militares, abusadores de los derechos humanos, empresarios, que tienen miedo de que hablen sus asesinos que están en las cárceles de EE.UU.
Entonces, ese marco para la paz tiene una cosa muy interesante que es las facultades que le dan al presidente. Y el presidente está apresado de las verdades que conoce Uribe. Por eso tienen esa pelea y que los otros no se metan. Es una pelea en la que no tenemos que meternos.
Hay que hablar con los sobrevivientes. Hablan que esa es una pelea de ellos, vulgar, que arrastra al país y que le quieren hacer creer al mundo que el bueno es uno y el malo es el otro por eso uno es cómplice del otro.
DE: Por eso es que no quiere que la verdad salga de su antepasado
PC: No, claro. No quiere y el otro está desesperado porque sabe que está siendo conducido hacia la cárcel. Sabe, además, que lo internacional puede jugar otros factores. Yo personalmente no me muero por la Corte Penal Internacional porque en definitiva es otra instancia de las Naciones Unidas y sabemos a quien pertenece, pero lo cierto es que es lo que hay.
Y es lo que aprisiona y lo que pone contra la pared a todos ellos y de todos modos uno se pregunta por qué Mancuso (el jefe paramilitar extraditado a EE.UU.) pudo hablar durante tres o cuatro horas, ¿algún poder hubo que le permitiera hacer eso?, y ese poder ¿qué es lo que quería que hablara? Así de sencilla es la pregunta, pero eso no significa que Uribe se suicide antes que hable en 15 días el señor (Adolfo) Berna (jefe paramilitar), o que hable en un mes el señor Mancuso y muestre pruebas, no se que puede pasar ahí. Lo cierto es que eso lleva a un enfrentamiento que tiene que ver precisamente conque se sepa o no se sepa la verdad.
Porque por eso es que para la sociedad ha sido gravísimo el tema de las ejecuciones extrajudiciales. Es más, en estos días han aparecido unas fotos que están circulando por Internet de como celebraron el asesinato de Raúl Reyes e independientemente de lo que significó la violación del territorio ecuatoriano es muy denigrante la manera como se celebró esa muerte de un combatiente guerrillero, ver como violan el derecho de guerra. Ese no puede ser un país que esté bien. Un gobierno que propició todo eso y que ahora nos vengan a decir que porque se echan loción Cartier huelen menos mal de lo que olían hace 4 u 8 años…
ESTÁN AHOGANDO LA CONSTITUCIÓN para tratar de ahogar el grito de la gente en la búsqueda de la sociedad. Yo no voy a decir que sea fácil lo que estamos haciendo en esta carrera. A lo mejor dicho esté dentro de un año, pero lo cierto es que hay una carrera de relevos muy fuerte entre la juventud, entre los dos paradigmas políticos de que le hablaba, los indígenas de hoy no son los indígenas de hace 20 años, ni las mujeres son las mismas mujeres. Los sindicatos como apéndices del empresariado han dejado de surtir efecto y surgen nuevas subjetividades sindicales que llaman y que se levantan y que buscan organizarse. Le pongo ejemplos concretos; los del Cerrejón (mina de carbón en el norte), que dicen a mi no me representa este sindicato mientras pasa todo lo que está pasando. Pacífico Rubial, en Puerto Gaitán, es el sindicato que se levanta y lo hace acompañado de la comunidad y acompañado por los estudiantes.
O sea, son otras dinámicas. Por eso le digo que Marcha Patriótica y seguramente otras organizaciones vamos a confluir en esto. Estemos seguros que vamos a llegar al poder y no creo que la travesía sea tan larga. Creo que estas subjetividades nuevas están poniendo en quiebra a esos actores políticos que inclusive, como hablaba María Emma (Mejía, colombiana y ex secretaria general de la UNASUR) cuando se sabe que es una muñeca de la derecha que la pueden poner a bailar ballet o a bailar salsa y baila igual.
DE: Tu hablas de Santos y de Uribe que tienen una pelea tremenda pero en el fondo pertenecen a la misma clase social. ¿Cómo se explica entonces esa pelea, por ejemplo respecto a Venezuela? Santos habla de muy buenas relaciones con el estado venezolano, con el presidente Chávez mientras Uribe habla del dictador, de la dictadura que ha instalado el gobierno de Chávez. Además Colombia está ocupada militarmente por siete bases militares norteamericanas, la IV Flota está patrullando ambas costas y sabemos que allí también está el Pacto del Pacífico que va desde México en el norte, hasta Chile en el sur, donde gobiernan partidos de extrema y de moderada derecha. Colombia queda en el centro de ese Pacto. ¿Cómo vemos ese escenario que quizás mucha gente no lo entienda completamente?
PC: A ver hombre, yo creo que Usted lo ha dicho muy claramente en la pregunta, porque Estados Unidos no va a celebrar un TLC simplemente por venir a convertir el país en lo que lo ha convertido, una despensa, o en un supermercado grande.
Es exactamente igual a lo que ha pasado en Haití, es el arrasamiento total de la producción nacional de todo orden, que en Haití se dio de manera mucho más cruenta, porque acuérdese que Haití tuvo que pagar a Francia su independencia y mientras le pagaba se fue desabasteciendo; acabaron con lo que era un centro de producción nacional y montones de otras cosas.
Aquí, yo creo que al cabo de cinco años en Colombia, ya no va a existir arroz nacional, pollos, alimentos. China nos ha invadido con los textiles y así sucesivamente. ¿Pero que significa para esos saltimbanquis que hoy gobiernan el país y esos pobres empresarios que son mandaderos de las grandes multinacionales? El TLC significa garantizarles el comercio para ellos, pero para el país significa la adscripción definitiva a la política de seguridad de los EE.UU., a la guerra preventiva.
Mire, yo no soy muy política en eso, yo siento un profundo desprecio por todas las cosas que hace Santos, se lo digo con toda franqueza. No solamente por su política de muerte. No creo que tenga derecho a estar todos los días diciendo que va a matar a la insurgencia. Con eso, está mandando un mensaje subliminal a los que estamos en contra de su política.
Por eso la violación que se ha dado en Colombia, de las mujeres de la manera que se ha dado, por eso usted encuentra que un muchacho de la universidad de los Andes mata a un compañero de la manera como lo asesinó. Una cosa tan aberrante, es decir, la desaparición del otro porque era mulato, pero como además me quitó la novia entonces lo mato
Claro, si el señor presidente cuando era ministro exhibió la mano de (Iván) Ríos (comandante guerrillero) como si fuera un trofeo ¡cuando era la mano de un ser humano!, una mano yerta. Ahí no importa si era guerrillero o no. Pero que yo sea capaz de coger una mano de una persona que está muerta para mostrársela al país; o solazarme mostrando el cadáver del Mono Jojoy o de los guerrilleros, pues eso es una cosa que descalabra éticamente a una sociedad.
Y aparejamente de eso, por eso le canta fácil volverse el mejor amigo porque él está supeditado a unos acuerdos de EE.UU. de invasión a la región y desestabilización.
LE VOY A EXPLICAR MÁS CLARO; el señor Sergio Jaramillo Caro, que es ahora el prohombre de la paz (Alto Consejero de Seguridad Nacional), fue el que sacó los computadores de Reyes. Bueno, fue el que escribió lo que le dio la gana y fue y se lo vendió a los ingleses, a una ONG británica (el Instituto de Investigación para Estudios Estratégicos, IISS) que ya todo el mundo sabe que es una organización de la derecha que a la vez propició una serie de golpes de estado .
El señor lo vende, lo lanza en Bogotá y luego lo lanzan diciendo que es el amigo del nuevo mejor amigo. ¿Y para que querían perpetuar a través de un libro de ellos, todo lo que supuestamente supieron de Chávez, lo mío, lo de toda la gente de la región? Además, con una gran inventiva, porque si esa son las FARC, entonces ese es el grupo más poderoso del planeta porque está en Siria, está en Libia, está en Colombia, está en todas partes que quiere estar.
DE: Está en Suecia…
PC: ¡Está en todas partes! Yo no sé eso que significa, ¿si eso se llama moral? Por ejemplo; yo no creo que sea moral la amoralidad con la que actúan. Inmoralidad es cuando uno viola cosas que tienen que ver con la moral. La amoralidad es cuando ni siquiera existe.
Yo creo que ellos están esperando, como contando margaritas, para ver si Chávez se enferma hoy o si pasado mañana, a ver si se muere o no se muere, que va a suceder, que así me acerco a ese.
Lo que están es detrás del petróleo, están detrás de la producción que tiene Venezuela y sobre todo los recursos de la región. Entonces, de todas maneras hay que mantener a Colombia como el Israel de Latinoamérica. Mantener a Colombia como el portaaviones de un imperio más decaído.
Hace poquito, en un programa de ésos que ellos mismos producen, una señora cubana lloraba porque tenía dos hijos y una señora vecina le tenía que prestar la casa para que se bañaran. Además le prestaba un ventilador, como hacen en los barrios más populares de Colombia los que viven en la pobreza. Un alambre para que le pasaran energía para que ella pudiera vivir en el apartamento donde vive.
Y la otra le decía; ¡“Pero es que estamos aquí peor que en Cuba, compañera, porque aquí no hay luz ni hay agua!
Claro, víctimas de su propio invento. Los gringos están padeciendo el declive y la caída de lo que ha sido ese propio imperio. Pero además porque el sistema financiero les impone la democracia, los gobiernos y el mejor alumno que tienen es el señor Santos.
Porque el pobre Uribe, realmente, era un mafiosito que ascendió hasta llegar a presidente, él no es de esa oligarquía. Ellos lo aceptaron mientras les hacía el trabajo que apenas terminó, lo quieren matar.
Yo creo que la presencia de todo lo que usted dice, de marines gringos, de expertos, de asesores, no es otra cosa distinta que estar ahí guarecidos hasta ver que pasa en Venezuela para saber si Chávez pierde, no pierde, o si pierde, si queda medio vivo, si dura un año o dura más.
Oír las declaraciónes del presidente saliente del Banco Mundial y lo mejor de eso es oír las declaraciones de la TA en diálogo interamericano. Y al lado estaba también Santos echándose un discurso. Sería bueno saber la reacción de Santos al escuchar un discurso tan irrespetuoso, por decir lo menos, frente a un presidente que es un nuevo mejor amigo.
DE: ¿Cómo podemos analizar las últimas leyes como la Ley de tierras, la Ley de Víctimas, ese marco jurídico para una supuesta desmovilización de la insurgencia? ¿Cuál es el mensaje que Santos quiere meter en ese debate, en el debate del Fuero Militar? ¿Qué lectura harías sobre la posición de la insurgencia sobre todo el tema de la entrega de las armas?
PC: Yo creo que ese paquete de leyes que el presidente Santos ha logrado en lo que es la Mesa de Punto Fijo, que es la mesa de la unidad nacional que es una especie de Frente Nacional (el bipartidismo histórico colombiano), es importante para ellos en la medida que dan a entender al mundo que están supliendo situaciones que son muy afrentosas de un país frente a la comunidad internacional.
En el caso de la ley de Víctimas o la Ley de restitución de Tierras, pero por el otro lado abre una tronera porque si hubo algo tan discutido en la Constituyente de 1990-1991 fue precisamente acabar con el fuero militar, acabar con las suplencias en el congreso, acabar con una especie de justicia especial para los parlamentarios. El traerla nuevamente es buscar tranquilizar a quienes fueron los operadores de la muerte. Porque finalmente las condenas del Palacio de Justicia por parte de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por la Masacre de Mapiripán donde están involucrados militares que luego hicieron parte del gobierno de Uribe y muy cercanos al señor Santos, pues obviamente obligó a que ellos impulsen este tipo de leyes que son muy graves para el país.
Por eso yo decía que es muy alentador lo de La Marcha porque es lo que está levantando o es la esperanza marchando.
Pero por el otro lado este paquete de leyes es muy preocupante, sobre todo, lo que tiene que ver con el marco legal para la paz que vuelvo y le repito, como se introdujeron unos artículos nuevos para la aprobación a mí me faltaría tener esos últimos elementos.
Pero en términos generales abre una plataforma para asegurar que la gente se va a acoger a una forma de justicia que ellos llaman transicional, pero que es una cosa distinta que es para paramilitares, para militares y yo diría que es para empresarios.
Porque ya han empezado a salir empresarios que financiaron el paramilitarismo y que a su vez están ligados a las multinacionales, primera cosa.
Segunda cosa, con el tema de la ley de restitución de tierras, no quisiera ser tan apocalíptica, quisiera pensar que es un marco que de todas maneras da posibilidades. Pero la gente en el país, en su gran mayoría tiene tan poca conciencia de los derechos de su ciudadanía que se resigna a perder las fincas, las tierras, y se resigna a recibir una limosna que no le da para vivir en un hueco en un sector marginal o en los cordones de miseria de la ciudad. No les sirve para nada, las multinacionales están llegando y arrasando con todo.
La ley de restitución de tierras trae unos artículos donde dice, por ejemplo, que las plantaciones de Palma Africana tienen que terminar de producir. Entonces la gente queda de trabajadora de estos palmicultores hasta que pasen los 4 ó 5 años y hasta que empiecen a producir.
¿Dónde se ha visto eso? No van poseedores de buena fe en los casos de desplazamiento y la manera de arrancarles la tierra no solamente a campesinos pobres, sino también a campesinos medios.
La ley de víctimas es un platal que se van a embolsillar ahí y la tarea de nosotros es la de articular una serie de organizaciones en todo el país para capacitar y acompañara a la gente a solicitar el cumplimiento de la ley.
La ley, al igual que la de restitución de tierras, tiene sus elementos que les sirven para que la gente se mantenga.
Primero se convierte en una ley que casi es de contratos electorales. Porque esa gente a la que le dan 20 millones, 10 millones, la van a tener amarrada para que voten por ellos.
La tarea de nosotros es ir a crear conciencia política con la gente y armar el equipo de abogados, asesores. Es algo que lo estamos conformando ya y vamos a hacer como una especie de circuito nacional con eso.
En segundo lugar, con el tema de la tierra es exactamente parecido, uno ve que la gente vive de lo que produce, ahora con el paro campesino que hubo en Huila, la gente le dice a uno; “nosotros perdimos todo, no hay forma de sacar”.
Estas son leyes del sistema, puede que a la larga solucionen 2 ó 3 cosas pero en debates que han hecho, por ejemplo, el senador Jorge Robledo, se dan cuenta que hasta ahora han entregado 2 ó 3 hectáreas de tierra frente a 5 millones de hectáreas que les han arrebatado.
En Colombianas y Colombianos por la Paz La Marcha Patriótica va a hacer un foro sobre el sistema financiero para la vivienda porque ahí también está jugando un papel importante en todo esto, el sistema financiero. Pensamos hacer un análisis de conjunto de todas las leyes para demostrar que con todas estas leyes se está profundizando el modelo
DE: Vemos que el panorama en Colombia es preocupante pero vemos también que hay una semilla de esperanza y, como decía el reportero francés, hay que ver el conflicto desde todos los ángulos. Sabemos que esa declaración le salió muy mal a los sectores que trataron de ocultar la situación. Pero nosotros tenemos el deber de transmitir la realidad.
PC: El gobierno y precisamente Santos, han hecho una estrategia muy fuerte de aislarnos a todos los que estamos apoyando los derechos humanos, los que estamos en contra de la miseria, haciendo una campaña diplomática por todo el mundo para que muchos sectores, o gobiernos, o países amigos corten la intercomunicación.
Por eso la respuesta del presidente francés a los 5 minutos de haberle devuelto a Langlois, en un hecho que para nosotros, los que seguimos el conflicto, es claro que jamás la guerrilla había reconocido que se equivocó, que lo devuelve en buenas condiciones, que le aseguró los servicios de médicos o lo que fuera y lo que respondió fue “yo no me meto en el conflicto colombiano” (el presidente francés).
Uno lo que tiene claro es que esa fue una respuesta inducida por el presidente Santos. Entonces ante ello, tiene que existir un cabildeo y no sólo eso, sino una diplomacia popular en la región para denunciar.
Para que vean los medios internacionales el horror que ocurre en el país, en América Latina, fundamentalmente, porque EEUU tiene su dinámica con él y nosotros fuera de denunciarla no tenemos más nada que hacer ahí.
Pero sí en la región porque no puede ser tan torpe, como lo dije en México, refiriéndome al anterior [Uribe] porque era realmente imposible que los países de América Latina y los democráticos tuvieran relaciones con un hombre que era un mafioso y que ahora está demostrado.
HOY QUIERO DECIR QUE AMÉRICA LATINA no se deje confundir hasta el punto de creer que los que somos bastardos de la ciudadanía colombiana somos nosotros y no aquellos que entregan lo mejor de su gente y el país a multinacionales que no tienen cara, que no compiten, que no hacen elecciones pero se adueñan de la vida de los países.
Y en esto la labor que hacen ustedes y la que tú haces, son muy importantes porque son las ventanas de opinión pública que les queda a los luchadores sociales, a los dirigentes y a quienes realmente en el país estamos, no solamente resistiendo, sino decididos a patear el tablero del ajedrez político del país
DE: Justamente ambos somos catalogados como “ideólogos de las FARC” cuando fuimos víctimas del escándalo de las chuzadas del DAS y de los seguimientos. Y tu vida corre serio peligro por las amenazas contra tu persona, es muy grave en estos momentos.
PC: Yo digo como dice el poeta en el caso de las amenazas no solamente mía, “vendo mi vida, juego mi vida, de todas maneras la llevo perdida”.
Notas:
“SUPUESTO APORTE GUERRILLERO”
Informe fue elaborado por espías ingleses y de EE.UU.
La denuncia de nexos entre las FARC y el Gobierno de Ecuador fue emitido por agentes secretos allegados a George W. Bush y Tony Blair. Por El Telegrafo.
telegrafo.com.ec/index.php?option=com_zoo&task=item&item_id=4655&Itemid=2

0 comentarios:

Publicar un comentario