domingo, 18 de mayo de 2014

Chorreo continuado en la Armada uruguaya

De Sudestada,com.uy

.

. .

Juez Valetti procesó con prisión por el delito continuado de fraude a 4 oficiales de la Armada .
16.5.14, de DICOMI-SCJ.- El Juez Letrado de 1º Instancia en lo Penal Especializado de Crimen Organizado de 1º Turno, Dr. Néstor Valetti, dictó el procesamiento con prisión de cuatro oficiales de la Armada Nacional sospechados de cometer fraude en el manejo de fondos de dicho organismo estatal.
La contratista civil que también fue indagada por estos mismos hechos recuperó su libertad, sin perjuicio, en razón de no haberse hallado elementos que la implicaran en la maniobra.
La actuación judicial se inició a partir de la denuncia realizada por el Comando de la Armada Nacional el 24 de marzo del corriente año con las conclusiones derivadas de una investigación administrativa sobre irregularidades en el manejo de fondos.
El Fiscal Letrado Nacional en lo Penal Especializado en Crimen Organizado de 2º Turno, Dr. Juan B. Gómez, expresó en su dictamen que de la actuaciones cumplidas "emerge acreditado, con holgura, que los indagados respecto de quienes se efectuará requerimiento, practicaban una maniobra en perjuicio de la Administración, que se verificó en varias oportunidades, lo que en principio indica la existencia de una única resolución criminal".
Menciona luego que tres de los indagados estuvieron involucrados en la transferencia de fondos existentes en la cuenta denominada "Fondos de terceros", para la cuenta de "Fondo rotatorio", conformada por las asignaciones presupuestales quinquenales del Ministerio de Defensa y las reposiciones de la Contaduría General de la Nación, cuyo destino era atender gastos de urgencia e imprevistos que surgieran en cualquier unidad de la Armada Nacional. El indebido traspaso de fondos implicó "blanquear entregas de dinero", llevando a cabo los indagados "una serie de actos fraudulentos con la finalidad específica de obtener un beneficio propio en perjuicio de la Armada Nacional"
Toda la instrucción giró en torno de un faltante de $ 6.000.000. El Fiscal señaló también que "el progreso de las maniobras (...) sólo es posible por la ausencia de todo contralor en la dependencia en que cumplían servicio los indiciados" resultando necesario "una investigación complementaria, con la finalidad de delimitar exactamente las responsabilidades que eventualmente pueda reclamarse a los mandos de dicha fuerza".
El juez Valetti ordenó la formación de una pieza presumarial (de carácter reservado) para ampliar las investigaciones en curso.


.
El "apego a las tradiciones" de las FF.AA.
El nuevo comandante en jefe del Ejército, Juan Villagrán, dijo cuando asumió que "el apego a las tradiciones y a la historia, no significa permanecer anclados en el pasado, sino todo lo contrario, pues conociendo nuestras raíces podremos proyectarnos con seguridad en el futuro".
Las tradiciones a las cuales las FFAA tienen apego es al saqueo de bienes públicos y privados. Lo aplicaron consecuentemente en su guerra contra el pueblo y durante la dictadura. Todavía no han habido juicios ni culpables de dichos saqueos. Eso se llama IMPUNIDAD. Es la razón por la cual siguen con las mismas prácticas mafiosas y delictivas. Hay que hablar claro: las FFAA están podridas. La única solución es su eliminación/disolución. El "progresismo" mano a mano con el imperio yanqui venden la inmensa estafa que las FFAA están para proteger las fronteras y la soberanía nacional, lo cual, como es ampliamente sabido no resiste el menor análisis ya que los parásitos en caso de una verdadera guerra no tendrían ningún significado. Solamente están como reserva para el sistema en caso de que consideren necesario volver a asesinar trabajadores como es de acuerdo a sus "tradiciones". A esas "tradiciones" sí que están apegados: el asesinato por la espalda o en la tortura, las desapariciones, las torturas, las violaciones, los robos de bebés, los saqueos, en fin el conjunto de crímenes de lesa humanidad por los cuales aún la mayoría no ha sido juzgada. La "tradición" de masacrar jóvenes y trabajadores desarmados, esa ha sido la historia de la que hablan los mandos que siguen pensando en los mismos términos del pasado y por eso reivindican su "historia". La impunidad continúa y este es solo un caso.

faltante de $ 6 millones en la Armada

Marinos procesados con prisión por fraude implicaron a otros colegas

Tres de los cuatro oficiales en actividad procesados admitieron haberse beneficiado personalmente con el dinero faltante.
Foto: Archivo El País.
vie may 16 2014 19:33 - El País uy
El juez especializado en crimen organizado Néstor Valetti procesó con prisión, a pedido del fiscal Juan Gómez, a cuatro marinos en actividad por el faltante de $ 6 millones en el Servicio de Hacienda y Contabilidad (Secon) de esa fuerza.

El poder Judicial informó que se investigó un faltante de seis millones de pesos y las trasposiciones de fondos realizadas en forma indebida, agregando que tres de los procesados admitieron haberse beneficiado personalmente con esos dineros.

Según el comunicado de la Justicia puede haber otras derivaciones del caso. El mismo indica que se formó una pieza presumarial (de carácter reservado) para indagar a otros presuntos implicados por montos que podrían ser mayores.
Los implicados -cuatro oficiales en actividad y una quinta indagada, funcionaria civil contratada, que quedó en libertad, sin perjuicio- volvieron a declarar hoy tras haberlo hecho ayer durante casi todo el día ante el juez y el fiscal y habían quedado detenidos.
En las declaraciones de ayer, los indagados mencionaron otras irregularidades e implicaron a otros oficiales. Por ejemplo, indicaron que en 2012 faltaron US$ 6 mil en el Secon y un alto jerarca naval actualmente retirado cubrió esa irregularidad con fondos cuyo origen se desconoce. Además, los marinos implicaron a otro alto mando en las irregularidades, dijeron las fuentes.
La denuncia ante el juez Valetti fue presentada en marzo por el comandante de la Armada, Ricardo Giambruno.


Armada: La Justicia envió a la cárcel a cuatro oficiales por maniobra con fondos

Indagarán a los mandos y detectan "caja negra"

La Justicia procesó ayer a cuatro oficiales de la Armada por un millonario fraude en la oficina contable de la fuerza. El fiscal sostiene que la estafa fue producto de "la ausencia de todo contralor" y pidió investigar a los mandos navales.
Los marinos serán trasladados a la cárcel de Piedra del Indio, en Colonia. Foto: Francisco Flores.
PABLO MELENDREZsáb may 17 2014 El País uy
A pedido del fiscal Juan Gómez, el juez especializado en crimen organizado Néstor Valetti ordenó ayer los procesamientos con prisión de cuatro oficiales navales responsables de maniobras en el Servicio de Hacienda y Contabilidad de la Armada (Secon) a través de las que se apropiaron de dinero.
Los marinos (entre ellos un exdirector y un exsubdirector del Secon) fueron imputados por "un delito continuado de fraude". Una mujer, retirada de la Armada, fue liberada pero la investigación continuará respecto a ella porque "existen indicios que comprometen su responsabilidad" en la maniobra fraudulenta, dice el dictamen de procesamiento del fiscal al que accedió El País.
Gómez señala que la maniobra fraudulenta fue posible "por la ausencia de todo contralor" en el Secon y esa situación "amerita una investigación complementaria con la finalidad de delimitar exactamente las responsabilidades que eventualmente pueda reclamarse a los mandos de dicha fuerza".
Según supo El País, al declarar tanto ayer como el jueves, los marinos indagados implicaron directamente a, por lo menos, dos altos oficiales navales, uno de los cuales pasó a retiro y el otro sigue en actividad.
La investigación probó que desde mayo de 2012 en el Secon se ordenó la transferencia de fondos existentes en la cuenta denominada Fondos de Terceros a la cuenta de Fondos Rotatorios, que se utiliza para atender gastos de urgencia que era manejada en forma directa por el responsable de la oficina contable de la Armada, que es uno los procesados.
El dinero se guardaba en una caja fuerte que estaba instalada en la oficina de uno de los imputados, a la que denominaban "la caja negra" y desde donde los imputados se repartían los montos de dinero, dijo una fuente del caso.
Uno de los procesados admitió haber obtenido $ 600 mil, otro cerca de $ 500 mil y un tercero $ 200 mil, pero Gómez sostiene que los montos son superiores. En su momento, la Armada detectó el faltante de $ 6 millones (ver aparte).
La indagatoria judicial, que comenzó tras una denuncia que presentó el 24 de marzo el comandante de la Armada, Ricardo Giambruno, determinó que los oficiales, si bien usaron parte de esos fondos para gastos de la fuerza, se apropiaron de "importantes sumas" librando cheques al portador que luego cobraran o cambiaban.

Gasto de $ 700 mil en comida y bebida

Si bien tres de los oficiales navales admitieron la maniobra (el cuarto la negó, aunque la prueba reunida en su contra es contundente) el fiscal Juan Gómez concluye que el beneficio económico que obtuvieron "fue muy superior al admitido por los encausados".
Y el representante del Ministerio Público fundamenta su conclusión en que los implicados "admiten gastos en comida y bebidas alcohólicas entre el 2012 y el 2013 de alrededor de $ 700.000".
Además, se probó que compraron canastas para oficiales y se efectuaron préstamos de dinero, por ejemplo, de $ 27 mil a una oficial naval retirada (que ayer quedó en libertad pero de todos modos continuará siendo indagada) y de $ 130 mil a uno de los procesados "para el arreglo" de su vivienda, indica el fiscal.
Gómez señala que uno de los marinos procesados reintegró a la Armada $ 400 mil y que en la cuenta bancaria de otro se hallaron US$ 11 mil.

La Armada en la MIRAJUDICIAL

El 17 de agosto de 2010, tras una investigación que se había iniciado por una denuncia anónima por irregularidades en el manejo de fondos de la Armada, la Justicia procesó sin prisión a un teniente de navío que, según se probó, vendía tarjetas telefónicas de la fuerza en su beneficio. El marino es sobrino de Pablo Debali, quien por entonces era comandante de la Armada. A raíz del procesamiento, Debali renunció a su cargo.
El 20 de agosto de 2010, la entonces jueza especializada en crimen organizado Graciela Gatti y la entonces fiscal de esa materia, Mónica Ferrero, procesaron con prisión al excomandante de la Armada, Juan Fernández Maggio y a otros tres oficiales (Gerardo Feble, exdirector de Logística y Pablo Da Costa, quien prestaba funciones en la Dirección de Material Naval) por maniobras de simulación de compras para la fuerza. Gatti y Ferrero probaron que a través de la maniobra, se simuló la compra de un banco de pruebas para motores y una grúa por US$ 600 mil. Además de Fernández Maggio, Feble y Da Costa, las magistradas también procesaron pero sin prisión (por haber llegado a un acuerdo de colaboración con la fiscal) al extitular de la oficina de Presupuesto Naval, Danilo Damonte.
El 9 de mayo de 2012, la fiscal Ferrero pidió los procesamientos de otras 20 personas (entre marinos y civiles) por otras maniobras de simulación de compras en la fuerza naval registradas en 2008. Entre los acusados se encuentra el excomandante naval Hugo Viglietti. Este caso todavía no tiene resolución; se espera el fallo en unos 30 días.


19.5.14

Amigo del rifle

Arsenal incautado en casa de Carrasco pertenece al empresario de la construcción González Conde.
 
Granadas antitanques, morteros, lanzagranadas, miras telescópicas para francotiradores que no están ni siquiera en poder del Ejército uruguayo, casi 1.000 fusiles y 130.000 municiones -más que toda la reserva del Ministerio del Interior, indicaron fuentes de esa cartera a la diaria- se incautó en una sola casa, la del empresario de la construcción González Conde. Había sido denunciado públicamente en 2001 como cómplice de un robo de municiones a la Armada, pero la denuncia no llegó a la Justicia y nunca se probó.
La casa del empresario, ubicada en el barrio montevideano de Carrasco, está cercada por la Policía. La Dirección Nacional de Inteligencia actúa en el caso en coordinación con la jueza Graciela Eustaquio. Las armas están incautadas; algunas continúan en la casa a la espera de ser trasladadas y otras ya están en poder de la Justicia. El dueño las almacenaba en el garage y en dos habitaciones de su domicilio.
El hallazgo se produjo el viernes, luego de un allanamiento dispuesto por la jueza a raíz de la denuncia de un yerno del empresario, que la hizo porque tenía con él una disputa vinculada a una herencia, informaron a la diaria fuentes de la investigación. González Conde es coleccionista de armas, pero, de 1.000 que tenía, sólo 300 estaban registradas. Además, tenía en su poder armas de guerra que no está permitido tener a coleccionistas y tenía armas cargadas, algo que también está prohibido, ya que la ley establece que en el caso de los coleccionistas, las armas deben estar por un lado y las municiones por el otro.
El caso está ahora a consideración de la Justicia. El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, se preguntó el sábado “para qué quiere un coleccionista” granadas y pólvora. La ley aprobada en 2013 que regula la tenencia de armas establece una pena de 20 meses de prisión a seis años de penitenciaría a quienes adquieran o tengan en depósito armas y municiones sin autorización o contraviniendo normas legales.
El sábado, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Jorge Larrieux, visitó al dueño de casa, de quien es amigo. “Se trata de una persona mayor con problemas de salud y que estaba solo en la casa al momento del allanamiento”, explicó Larrieux a El País. Fuentes del Ministerio del Interior manifestaron a la diaria que en la cartera hay “preocupación” por esta visita, que puede leerse como una presión para la jueza que actúa en el caso. El País también recogió el testimonio de una abogada amiga del empresario, Beatriz Scapusio, quien valoró que la incautación fue “digna de un Estado totalitario” y anunció que iniciará “acciones legales” contra la jueza.

Para atrás

En 2001, se debatió en el Parlamento una serie de robos de municiones en la Armada. En julio de ese año, un teniente de navío de la Armada se suicidó luego de ser arrestado a rigor por considerárselo responsable del robo de municiones y armas, que luego eran entregadas o vendidas a coleccionistas. Durante la sesión, según consta en las actas, el senador socialista José Korseniak acusó a un militante ultranacionalista, Honorio Méndez, de ser cómplice del robo, por ser quien tenía en su poder parte de las armas. El 24 de agosto de 2001, el semanario Brecha publicó una nota en la que informaba que, además de a Méndez, Korseniak denunció como cómplices en la operativa al ex subsecretario de Defensa Roberto Yavarone (Partido Colorado); al director de Ordenamiento Territorial, Herman Leis (Partido Nacional); al diputado colorado Daniel García Pintos y al empresario de la construcción González Conde. García Pintos, Yavarone y Leis negaron la vinculación y el diputado colorado le hizo una denuncia por difamación e injurias a Korseniak, que luego fue archivada.
Las autoridades de la época aseguraban que sólo faltaban municiones, pero el diario El Observador sostenía que el teniente de navío también tenía en su poder armas y explosivos, y que luego de que se suicidó, no se conoció el destino de esas armas. En 2009, cuando se halló el arsenal en la casa del contador Saúl Feldman, fuentes del caso especularon con la posibilidad de que una parte de las armas halladas fueran las mismas que habían sido sustraídas a la Armada ocho años atrás.
Natalia Uval.

0 comentarios:

Publicar un comentario