lunes, 22 de octubre de 2012

Tierra para quien la trabaja





19.10.12 Brasil  

Natasha Pitts
Periodista de Adital
João Pedro Stedile: “La Reforma Agraria está parada en el país”


 "La reforma agraria está parada en Brasil”. Éste fue el diagnóstico de João Pedro Stedile, de la dirección nacional del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) al hacer una evaluación sobre la cuestión agraria existente en el país.

 Estructura de la tierra y los conflictos en Brasil



En entrevista con Adital, el activista aclaró los motivos de este estancamiento y afirmó que cree que hacia el final del mandato de la presidenta Dilma Rousseff cambiarán las políticas orientadas hacia el campo. Stedile asegura que son cuatro los motivos por los cuales la reforma agraria, política tan necesaria, está estancada.


"Debemos este problema a cuatro factores. El primero es el avance del agronegocio en el país, que hoy tiene la hegemonía de la producción; el segundo es la crisis capitalista en el mundo, que trajo a Brasil varios inversores capitalistas dispuestos a invertir, lo cual causó un aumento del precio de las tierras; otro motivo es que los ruralistas están impidiendo la reforma agraria; y en último lugar, la reforma está parada porque los movimientos del campo tienen dificultades para reiniciar las grandes movilizaciones por la tierra”, evalúa.
Para el activista, en este momento más que nunca, la población brasilera necesita una verdadera reforma agraria, que reubique la producción de alimentos, adopte la agroecología y retome para los/las brasileros/as el control de los recursos naturales.


Analizando el gobierno de la presidenta Dilma Rousseff, desde hace dos años al frente de Brasil, Stedile entiende que la actual gestión tiene una composición de clases, dando atención a la gran burguesía, a la clase media y a los más pobres, estando revestida también de fuerza política, pero enyesada para los cambios estructurales que el país necesita.
"Hacia el final del mandato, con la agudización de la crisis financiera internacional y el debilitamiento de algunos partidos tradicionales, el gobierno de Dilma Rousseff puede volverse más audaz y producir las transformaciones esperadas”.
La necesidad de fomento de la agricultura familiar también fue retomada por el activista del Movimiento de Trabajadores Rurales Sin Tierra, que resaltó que hoy la estructura de la producción agrícola se configura de la siguiente manera: el 85% de los recursos son orientados hacia la producción para exportación y sólo el 15% se destina al mercado interno. Stedile defiende la necesidad de cambiar la estructura agrícola para que la agricultura familiar "sea el centro y no el complemento”.


"Para que esto sea posible sería necesario que la Conab [Compañía Nacional de Abastecimiento] comprara una mayor parte de la producción; que se recuperaran las áreas degradadas en la pequeña agricultura; que se adoptaran técnicas de la pequeña agricultura, como la no utilización de agrotóxicos; y que se fortaleciera la agroindustria cooperativa, que posibilitaría la creación de pequeños frigoríficos, pequeñas fábricas de productos lácteos”, señaló, recordando que éstas son, justamente, algunas de las plataformas que los movimientos del campo están reivindicando.


"La sociedad brasilera está viviendo un momento histórico de enfrentamiento entre el modelo capitalista, que es el agronegocio, y el modelo de la agricultura familiar y de la reforma agraria, que apuntan a obtener alimentos para todos y todas. Esos proyectos están enfrentándose todos los días en el campo y en la política, como se vio en las discusiones sobre el Código Forestal. Pero tengo la esperanza de que la población y los gobiernos van a tomar conciencia de que el agronegocio es perverso”, finalizó.

Traducción: Daniel Barrantes - barrantes.daniel@gmail.com



Asamblea Continental de la Vía Campesina comienza en Nicaragua
18.10 2012


Más de 300 representantes de organizaciones campesinas, de trabajadores rurales e indígenas en América Latina y el Caribe participarán en Nicaragua en asamblea continental del movimiento Vía Campesina, informó este jueves un dirigente sindical.
En declaraciones a Prensa Latina, el nicaragüense Edgardo García, uno de los organizadores del evento, precisó que este jueves comenzarán los primeros contactos de trabajo, previo a la inauguración del foro mañana viernes.
El secretario general de la Asociación de Trabajadores del Campo distinguió la presencia de delegados de Asia, África y Europa, integrantes de Vía Campesina, un esfuerzo de concertación mundial surgido en 1994 como parte de la lucha social contra el capitalismo y sus políticas neoliberales.
Hasta próximo día 21 se extenderán los debates, con sede en esta capital, sobre asuntos como soberanía alimentaria, reforma agraria, formación educativa de obreros agrícolas y campesinos, criminalización de la lucha popular, detalló.
También el foro examinará la situación de jóvenes y mujeres en áreas rurales y comunidades indígenas, así como la acumulación de espacios de poder frente al dominio de las grandes transnacionales en el sector agrícola, explicó García.
Concebimos este encuentro como una oportunidad para aunar esfuerzos en el enfrentamiento al capital y para intercambiar experiencias sobre los procesos de cambio político, económico y social en nuestro continente a favor de la emancipación de los pueblos, comentó.
La Asamblea Continental, recordó, es una instancia entre cada congreso y el más reciente tuvo lugar en 2010 en la ciudad de Quito, Ecuador, con la presencia del presidente de ese país, Rafael Correa, y del mandatario boliviano, Evo Morales.
El V Congreso Latinoamericano de la Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones Campesinas (Cloc)-la Vía Campesina inscribió entre sus objetivos fortalecer la campaña por la no violencia en contra de las mujeres, la articulación campo-ciudad y el establecimiento de alianzas con otros sectores, ilustró.
Asimismo sirvió para estimular la participación de intelectuales y jóvenes a favor de movimiento y la incorporación de nuevas organizaciones a la Cloc, estimó García.
Nuestro movimiento, precisó, está sustentado en su carácter anticapitalista, antineoliberal y antimperialista, al plantear el socialismo como visión compartida.
La celebración aquí de la primera Asamblea Continental es una oportunidad para exponer la realidad nicaragüense con el gobierno del presidente Daniel Ortega, cuando sobresale el impacto de múltiples programas contra la pobreza y la restitución de derechos ciudadanos, opinó.
Para el día 21 en el Monumento al Che, resumió, convocamos a un acto de solidaridad con la lucha campesina e indígena en Honduras y Guatemala, cuyos pueblos han sido víctimas sistemáticas de políticas de criminalización.


 Colombia:


0 comentarios:

Publicar un comentario