viernes, 21 de febrero de 2014

Un regalo de 26.000 millones de dólares



por Willam Yohai

 Aratirí: El mal rayo. Un regalo de 26.000 millones de dólares. (sino juntamos las firmas...)

20 de febrero de 2014

No vamos a hacer aquí un prontuario de esa entidad criminal que se llama "fondo monetario internacional".

Nuestros lectores ya la conocen. Decimos "entidad criminal" porque sus acciones que se traducen en medidas económicas que tantos gobiernos del mundo han llevado y llevan adelante tienen como resultado muertes de personas inocentes. Miles y millones de muertes. Las medidas de austeridad que América Latina (por quedarnos en "el barrio") conoce de sobra han producido miseria y dolor a muchos millones de personas.

Lo que si no esperábamos del FMI es tanta mentira directa. Una cosa es falsear la realidad a través de estudios económicos ultra sofisticados, incomprensibles hasta para quienes acostumbramos estudiar y escribir sobre temas económicos. Otra es, como demostraremos con datos fehacientes más abajo, mentir descaradamente.

A lo largo de los años el prestigio de esta institución ha ido cayendo en forma sostenida. La aprobación entusiasta de regímenes (el de Carlos Menem en Argentina es apenas un ejemplo de los más llamativos) que a poco de ser presentados como modelos se derrumban estrepitosamente están en la base de tal desprestigio.

Sí, el FMI miente. Pero creo que no es tan frecuente que lo haga de forma tan descarada. Lo cual no significa otra cosa que resaltar la extraordinaria importancia que el imperialismo (del cual el FMI es mano ejecutora de primordial importancia) asigna al proyecto Aratirí dentro del conjunto de sus políticas. Que el gobierno uruguayo no sea otra cosa que un dócil perro faldero para aquel no es, tampoco, novedad.

El mencionado trabajo del FMI  cuya existencia difunde hoy la prensa  estima que el estado nacional recibirá casi mil millones de dólares anuales durante 27 años como resultado económico de la minera.

El "estudio" está lleno de disparates. Una reseña incompleta de los mismos incluye:

a) los mismos estudios de la empresa no mencionan un plazo para la explotación mayor a 15, a lo sumo 20, años.

b) en los aportes al estado se incluye el canon minero, que de acuerdo a la ley de minería de gran porte aprobada en 2013, se deducirá de los pagos de impuestos.

Si estos gruesísimos errores no fueran suficientes para descalificar completamente este estudio hay uno de proporciones no menores.

c) se desconocen las exenciones impositivas que se están negociando estos días entre el gobierno y Zamin Ferrous. Legítimamente tenemos derecho a pensar que serán cuantiosas. Y por supuesto el FMI hace de cuenta que no existen.





 De acuerdo a la tabla que transcribimos más arriba, tomada directamente del trabajo del FMI el costo operativo para la extracción total de mineral a lo largo de 27 años  sería de 5.645 millones de dólares. Dividiendo esta cifra por las toneladas (467 millones) que se extraerían obtenemos un costo operativo unitario de 12 dólares.

Hace ya 32 meses publicamos "el mal rayo. No. 4"[1]

En dicho trabajo estimábamos un costo operativo de 20 dólares por tonelada. Partíamos de un precio del principal insumo; la energía eléctrica, de 95 dólares el MWH. Que era, a aquella fecha, la tarifa de "gran consumidor industrial" de UTE. Y significaba, ya, un grueso subsidio a la empresa.

32 meses después están en curso la construcción de las instalaciones destinadas a albergar la regasificadora de Puntas de Sayago y la planta de generación de ciclo combinado de Punta del Tigre.

Mucho hemos escrito (está todo disponible en "resonandoenfenix.blogspot.com") sobre los costos de dichas plantas.

Hoy el precio del gas natural licuado en el mercado "spot" (o sea, de contado) internacional está en el orden de los 16 dólares el MMBTU.

Dado que Aratirí consumiría unos 1.752 GWH anuales de energía eléctrica (el principal componente de sus costos operativos) el costo SOLAMENTE DEL GAS NATURAL LICUADO A PRECIOS DE HOY necesario para operar la empresa sería de 184 millones de dólares. Algo menos de 10 dólares por cada tonelada de mineral de hierro a extraer. Por supuesto, los cálculos de los técnicos del FMI no toman en cuenta que el mineral habría que transportarlo hasta China. Y que dicho flete cuesta no menos de 20 dólares la tonelada. Tomando en cuenta todos los costos esperables de la explotación (y partiendo de la base de que el estado no subsidiará la energía, por lo cual el costo de esta debería por lo menos aumentarse de los más de 9 dólares mencionados en no menos de un 50%, hasta lo 15), el costo total de la tonelada de mineral puesta en un puerto Chino rondaría los 50 dólares.

El FMI comete, por tanto, un "pequeño" error: reduce el costo operativo previsible de la tonelada de mineral de hierro del entorno de 50 a 12 dólares. Esto aumenta las ganancias potenciales de la empresa y como también exagera groseramente la parte que recibiría el estado uruguayo, el resultado es un panorama absolutamente falso.

A precios de hoy  cada tonelada de mineral de hierro implicaría una ganancia de 95 dólares.

Como está previsto que se extraigan 18.000.000 de toneladas, la ganancia total esperable ronda los 1.700 millones de dólares anuales.

En este momento es imposible conocer cuanto de este dinero será volcado al estado nacional.

Lo que sí sabemos es que si proyectamos esta cifra de ganancias a lo largo de un horizonte de 20 años el resultado es extraordinario: 34.000 millones de dólares.

En las condiciones actuales se puede afirmar que este es el valor del yacimiento de hierro de Valentines. Y estamos ante un estimado conservador.

Para dar una idea comparativa esta cifra es aproximadamente un 57% del PBI nacional de un año. O, si tomamos como parámetro de comparación viviendas de buena calidad a 100.000 dólares cada una se podrían construir 340.000 de ellas. El déficit de viviendas del país se estima en 100.000.

Pero hay más: la empresa afirma que necesitará invertir (en total, mina, mineroducto y puerto) 3.000 millones de dólares.

A una tasa de interés anual de 7% (Uruguay está tomando crédito a una tasa inferior, de 5% aproximadamente, pero suponemos que el "extender" la deuda pública podría implicar un aumento de la tasa) el costo financiero del emprendimiento sería de  283 millones de dólares anuales durante 20 años.

Restando esta cifra de las ganancias estimadas más arriba si el estado emprendiera el proyecto por sí mismo (recordemos que la humanidad extrae hierro desde hace 5 mil años, no es un trabajo particularmente difícil) obtendría, en las actuales condiciones, ganancias por 1.421 millones de dólares anuales.

Hacerlo con dinero prestado sería aceptar los condicionamientos neoliberales que rigen la actual política económica. Se podría llevar a cabo, en cambio, utilizando simplemente parte de los más de 8.000 millones de dólares de reservas propias que contabiliza el Banco Central del Uruguay.

De ninguna forma estamos proponiendo esta solución. Planteamos la hipótesis para que se vea lo absurdo del camino que ha emprendido el actual gobierno al entregar prácticamente sin contrapartidas la explotación de esta extraordinaria fuente de riqueza al extranjero.

Lo racional sería emprender (por parte del estado en forma directa, tal cual se hace, por ejemplo, con los yacimientos de mineral para producir cemento portland) una explotación en escala mucho menor (1.000.000 de toneladas anuales sería un monto ampliamente rentable) integrando una cadena industrial hasta la producción de acero para diversos usos.

Pero claro, un esquema de este tipo se sale del proyecto de fondo que está detrás de los planes, tanto del gobierno cuanto del FMI. Este proyecto es la entrega incondicional del país a los intereses económicos, industriales y financieros del llamado Nuevo Orden Mundial.

 A punto de publicar este trabajo leemos lo siguiente:

"El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, dijo hoy en la Comisión Permanente, que el convenio con la minera Aratirí le dejará al Estado uruguayo US$ 400 millones anuales durante 20 años. Esta cifra es inferior a los US$ 27.000 millones que prevé el Fondo Monetario Internacional.



El presidente José Mujica dijo en su audición de M24 también se refirió a esa cifra. "Un estudio, una apreciación, no sé qué del Fondo Monetario Internacional señalaba que el estado uruguayo puede recibir líquidos 26 mil millones de dólares en los próximos viente y pico de años con el recurso minero. La pregunta es ¿puede el Uruguay renunciar a este recurso?, la respuesta debe ser no", aseguró el mandatario."[2]

 Lo cual nos merece los siguientes comentarios: 1) el Presidente de la República se pliega lacayunamente al disparatado diagnóstico de situación del FMI que acabamos de comentar con cierto detalle. Y se contradice gravemente con las afirmaciones de su ministro de industria.

Podríamos tomar, aunque más no fuera a título de inventario, los dichos de este último.

Si el país recibiera, efectivamente, 400 millones de dólares anuales por concepto de impuestos, canon, etc. Como resultado de la explotación del mineral de hierro de Valentines, estaría recibiendo apenas menos de un 25% de las utilidades totales de la empresa. UN VERDADERO ESCÁNDALO. EL PAÍS ESTÁ EN CONDICIONES DE EMPRENDER LA EXPLOTACIÓN POR SÍ MISMO. SI LO QUE DICE EL MINISTRO ES CIERTO ESTAREMOS PERDIENDO CADA AÑO 1.300 MILLONES DE DÓLARES. A LO LARGO DE 20 AÑOS ESTAMOS HABLANDO DE UN "REGALO" AL CAPITAL TRASNACIONAL DE 26.000 MILLONES.


2 http://www.elpais.com.uy/informacion/kreimerman-aratiri-dejaria-us-millones.html

http://www.imf.org/external/pubs/ft/scr/2014/cr1407.pdf

Nota: Hacemos pública la lista de autores para que queden en evidencia dada la misérrima calidad del trabajo. En suma: para “quemarlos”.

--
Información disponible también en este link: resonandoenfenix.blogspot.com





0 comentarios:

Publicar un comentario