domingo, 19 de julio de 2020

El Covid-19 es un arma de guerra




El Quilombo / Entrevista a Cristina Martín Jiménez, autora de 'La verdad de la pandemia"





El 31 de diciembre de 2019 China informó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la aparición de varios casos de neumonía de causa desconocida en Wuhan, ciudad de la provincia de Hubei.

El 23 de enero se cerró Hubei. El 31 de enero la OMS decretó la emergencia sanitaria global. Después de que el máximo organismo a nivel mundial de la salud declarase la aparición de esta pandemia global y los periodistas, gobernantes y políticos —aunque no todos— la aceptaran sin rechistar, las preguntas, angustiosas, se sucedieron sin respuesta: ¿Por qué tanta insistencia en parar el mundo, en confinarnos en casa? ¿Cuál era el origen real del virus? ¿Había contado China la verdad? ¿Fue un ataque de Estados Unidos?

Para Cristina Martín Jiménez, autora de La verdad de la pandemia (Ediciones Martínez Roca) después de muchos años dedicada al estudio del mundo geo-político-económico, el contexto de la crisis del covid-19 estaba claro: era una guerra, y es que los sucesos geopolíticos no ocurren aislados, todos están interconectados entre sí, y, además, suceden en unas circunstancias concretas y con unos intereses económicos y de lobbys de poder muy precisos.


En conversación con ‘El Quilombo’ de Periodista Digital, Martín Jiménez desgrana quiénes son los culpables en la gestión de esta pandemia:

«La OMS es corrupta y criminal, es una de la grandes culpables de la pandemia. Las civilizaciones comenzaron enterrando a los muertos como símbolo de la trascendencia de la muerte. Nos han prohibido rituales funerarios. Es bestial la guerra que nos han declarado. Hay que denunciar que la OMS ha dejado morir a la gente».

«Que el virus es artificial modificado genéticamente lo ha dicho el Nobel de Medicina, el virólogo Luc Montagnier y fue ridiculizado»

«En el año 2017 China mueve ficha para acercarse a Bildeberg pidiendo más poder en la OMS. Se da cuenta de si quiere ser potencia mundial, tiene que controlar las grandes burcracias mundiales. Es China quien apoya a Tedros Adhanom como director general de la OMS»

«La pandemia ha sido utilizada por las élites para generar miedo y control social»

«Las élites quieren cargarse a España porque es la madre espiritual de Hispanoamérica»
«Pablo Iglesias defiende un gobierno mundial, la agenda 2030, el instrumento de la ONU para esclavizar a las naciones para que sean sumisas a las grandes burocracias mundiales vendido bajo el pretexto de que habrá educación universal (algo quenos debería asustar), vacunas y alimentos para todos, feminismo y derechos para las mujeres, etc»

«Les interesa reducir la población mundial porque consideran que todo es suyo»

«El homenaje a las víctimas parecía un ritual masónico»



Todo el mundo se crea sus propias hipótesis respeto a la crisis del coronavirus. Algunos piensan que es una creación de Estados Unidos, otros de China... Para llegar a la verdad, la periodista y escritora Cristina Martín Jiménez ha hecho un estudio de investigación sobre el tema. 

El resultado ha sido 'La verdad de la pandemia: quién ha sido y por qué', libro publicado el 14 de julio. Todo un reto para Cristina, ya que asegura que ha sido uno de los más duros a la hora de escribir de todos los que ha escrito en su trayectoria como autora. 

"Hablaba con mi editora cada dos o tres días, tenía que dejar de investigar y me ponía a llorar. Ha sido muy fuerte las sensaciones que he tenido y las cosas que he descubierto. Ha sido un proceso personalmente bastante complicado de vivir", confiesa. 


EL PODER Y EL MIEDO

Cristina tiene una forma de escribir clara y sin tapujos, expone todos los hechos que ha investigado y los desarrolla muy detalladamente. En las primeras páginas ya menciona el poder y el miedo, dos conceptos los cuales han estado siempre presentes en la historia de la humanidad. "Los tiranos siempre han utilizado el miedo para dominar a la población", explica. 

Según ha explicado a Catalunyapress, el poder se usa para "desprestigiar y perseguir a los disidentes", y culpa a los grandes conglomerados de formación en formación de propiedad de poder de querer "imponer una única verdad".  

Respecto a la actual crisis del coronavirus, Cristina asegura que "han utilizado el arma del miedo a la muerte para poder conseguir e imponer medidas sociales que de otra manera no habrían podido lograr". El objetivo, según nos ha comentado, es conseguir "una sociedad hipervigilada, similar  al modelo chino: el ciudadano que no obedece a la autoridad es calificado como mal ciudadano".


La periodista no habla de pandemia, sino de plandemia, ya que esta sale de los "laboratorios de manipulación social". "El virus es real, está siendo utilizado como un arma bacteriológica de guerra. Es un plan", asegura. 

El poder está estructurado siguiendo la red Bill Gates, es decir, no es una pirámide. "Se trata de una serie de organismos, instituciones, científicos y medios de comunicación que interrelacionadas entre sí luchan por el mismo objetivo o utopía. Estos conforman un equipo fuerte y pueden hacernos creer una ficción como la plandemia",  describe con contundencia.  

EL CREADOR DEL COVID


El ser humano tiene tendencia a vivir en sociedad y en creer en algo. Ella reclama que "necesitamos líderes que nos inspiren y nos unan. No me fío de  estos falsos profetas como Bill Gates, los políticos, las autoridades filantrópicas o oenegés que se presentan como defensoras de la humanidad y son los primeros que miran por sus propios intereses"

Por un lado parece que el Covid-19 surge de un laboratorio de Wuhan, y por otro lado hay otro laboratorio estadounidense, que según ha investigado la periodista, tiene probabilidades de ser el creador. 

La realidad es que actualmente hay dos bloques titánicos: Estados Unidos y China. Y según explica la periodista, entre ellos "existen unas élites globalistas que pretenden dominar el mundo"

"La táctica es un arma de guerra para conseguir el control hegemónico del planeta, estamos viviendo la tercera guerra mundial". Ella explica los dos modelos: El de Trump y sus votantes está basado en la libertad de elección. Por el contrario, el modelo chino es globalista, basado en el control del pensamiento y libertad. 

Ante esta situación, Cristina ve necesario "abrir los ojos" para saber qué esta ocurriendo,  y "exigir responsabilidades públicas". Añade que "estamos siendo estudiados en un laboratorio vivo, están midiendo nuestra respuesta ante los estímulos y medidas de control que están lanzando".

Son muchos los temas que están relacionados con el coronavirus sin la sociedad ser consciente de ello. De hecho, Cristina asegura que "los acontecimientos internacionales como el Black Lives Matter están completamente relacionados, y son un medio de presión contra los gobernantes, contra Trump que están relacionados con las élites"

Ejemplifica que el inversor financiero George Soros ha donado 220 millones de euros para el movimiento Black Lives Matter, a lo que indica que "ya conocemos la animadversión de Soros contra Trump. Están financiando una revolución social para derrocar un gobierno"

UNA VACUNA PRECIPITADA 


Una de las hipótesis que analiza en 'La verdad sobre la pandemia' es la que indica que el virus es artificial. Una teoría analiza también por el nobel de Medicina Luc Montagnier, una aurtoridad para ella "bastante fiable".  

Montagnier ha sido atacado y amenazado por algunos medios de comunicación. "Hace años criticó el uso excesivo de las vacunas, y la realidad es que abusar de ellas puede causar más mal que bien", indica Cristina. 

Además, tiene claro que no se va a poner la vacuna contra el coronavirus. "Me parece una irresponsabilidad que las autoridades pretendan que nos pongamos una vacuna que van a sacar en 6 meses o en un año sin conocer las posibles consecuencias a nuestra salud. El desarrollo de una vacuna mínimo dura una década para ver qué respuesta tiene en el organismo", confirma. 

Hace un recordatorio a la pasada a la ya pasada gripe A. "Fue el primer laboratorio de una plandemia global para ver cómo reaccionamos. Intentaron obligarnos vacunarnos, pero hubieron muchos médicos que se negaron"

EL FANTASMA DE LA CENSURA 


La verdad no es siempre bienvenida, y aún menos cuanto más eco se haga de ella. La periodista sevillana publicó en 2010 'Los amos del mundo están al acecho', un libro que tan solo estuvo dos meses en las librerías de España porque lo censuraron. De hecho, ella asegura que "adelanté la táctica de la pandemia como arma de guerra"

Dicho libro estuvo siete años en la sombra, pero finalmente lo recuperó Uruguay, convirtiéndose así en el best-seller del momento. Ello animó a su actual editorial a volver a publicar definitivamente la obra literaria. "El fantasma de la censura siempre está revoloteando antes de la salida del nuevo título. Pero al final lo hemos superado”, ha explicado a Catalunyapress. 

'La verdad de la pandemia' también sufrió algunas presiones. Cristina explica que a lo largo del proceso de escritura, iba publicando noticias en sus redes sociales, y Facebook calificaba alguna de ellas como "bulos"

Durante este tiempo, sus publicaciones llegaban a más de 270.000 personas, pero Facebook decidió "castigarla" la semana antes de la publicación de su libro, y sus publicaciones tan solo llegaban a las 15.000 personas. Igualmente, acabó publicándolo, y el libro se ha convertido best-seller en grandes plataformas como Amazon. 

"En mi tesis doctoral descubrí quiénes eran los verdaderos dueños de Facebook: Grandes fondos financieros elititas que se han hecho propietarios de los medios de comunicación y de las plataformas de redes sociales". Cristina asegura que "al poder, la verdad le incomoda", es por este motivo que contínuamente le censuran.







1 comentario:

  1. Propaganda yanki . Que tu negacionismo no te lleve a creer en esto.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.