domingo, 23 de febrero de 2014

¿Qué opina mi vecino?




por Hugo Bruschi en el AÑO DE LA DIGNIDAD .



La campaña electoral con vista a la "batalla" de las urnas, se ha lanzado al ruedo. Unos y otros tratan de ganar tiempo sabiendo de antemano, que este es un año donde el carnaval, la semana de turismo con sus domas y pedaleos y luego el mundial, se disputarán las simpatías de la gente. Restados esos eventos, poco tiempo queda entonces para hacer llegar al Pueblo, los mensajes partidarios. Sin embargo y en medio de estas fiestas populares, politólogos y encuestadoras han coincidido en algunas cifras que - de acuerdo a sus análisis - reflejarían las preferencias ciudadanas, al momento de ejercer su derecho al voto, aunque en este caso, más que un derecho es una obligación. 

Todos nos aseguran que la elección - de realizarse el Domingo que viene - arrojaría como ganador al Frente Amplio con un porcentaje que va desde el 40 al 44% más o menos, seguido de un 25 al 28 % del Partido Nacional y un 15 a 16% del Partido Colorado. El Partido Independiente como se sabe, anda en el 2%.

Pero las encuestas - las últimas por lo menos -  nos acercan una novedad: El voto anulado, blanco, etc. andaría alrededor del 10% del padrón electoral. Yo creo que este dato, sin ser exacto seguramente, debe ser objeto de estudio y discusión por todos aquellos que se sientan identificados con esta postura. Porqué? En primer lugar porque el voto blanco o anulado ES UN ACTO DE MILITANCIA Y NO DE INDIFERENCIA COMO ALGUNOS AFIRMAN. Se trata del sector más politizado de la Sociedad. Y ese 10% significa, que esa marea de gente que crece día a día, supera 5 veces el caudal de votos del Partido Independiente con representación parlamentaria y se acerca a los votos que obtendrá el Partido Colorado. 


Se trata de gente que ya ha transitado otros caminos y ha llegado a la conclusión que gane quien gane en la contienda electoral, será un poco más de lo mismo. Pero esta marea humana que crece día a día y que tanto preocupa a alguna gente, carece de organización, de formas que nos permitan conocernos mejor e intercambiar ideas acerca del quehacer, porque si algo tiene este sector, es su capacidad de pensar y la madurez política que los llevó a concluir, que la única forma de permanecer dignos y vivos los viejos ideales, es tomar distancia prudencial de todo este sistema de engaños y estafas colectivas. 

Y a esta fuerza en constante crecimiento, no la podemos dejar a merced de pescadores, rastrillos y oportunistas que intentarán captar sus votos, para terminar apoyando lo que dicen estar en contra. En manos de profesionales de la política menuda, que nos presentarán un escenario de "duros enfrentamientos" entre el candidato oficial y la candidata de la esperanza, como si la misma no formara parte desde hace mucho tiempo y muchas obediencias, del mismo negocio. Del viejo circo que amenaza derrumbarse al primer viento, pero que aún cree poder tirar una temporada más. Por ello creo, deberemos sentarnos a discutir estos aspectos. Todos tenemos derecho a saber que opina el vecino, pues tal vez piensa igual que nosotros, pero aún no nos hemos enterado. El desmantelamiento de los Comités de Base, fueron la luz verde que necesitaban, los que llevarían adelante un proyecto político redactado en el exterior y contrario a los intereses del Pueblo. No cometamos el mismo error. Las circunstancias reclaman con urgencia, un ámbito donde puedan expresarse los sectores más avanzados de la Sociedad.




1 comentario:

  1. LA DIGNIDAD DE UN PUEBLO ESTÁ EN SU ESENCIA Y ES INCONMENSURABLE. APARECE EN EL MOMENTO ESTRATÉGICO ADECUADO Y EN DIFERENTES MANIFESTACIONES. NUNCA AVIVA GILES Y ES CONCIENTE. "EL PUEBLO SIGUE SIENDO EL ÚNICO ESTRATEGA". (RAÚL "EL BEBE" SENDIC)

    ResponderEliminar