sábado, 15 de septiembre de 2012

A 100 años del nacimiento de un imprescindible

Enrique Erro

El 14 de setiembre de 1912 nacía, en el pueblo de Colón, Don Enrique R. Erro, en el seno de una familia de trabajadores.
Huérfano de padre a los 11 años, allí comienza su lucha en la vida. Primero por la subsistencia familiar; a los 12 años es repartidor de una carnicería, luego trabajará en la Textil Martínez Reina, en 1936 ingresa como funcionario en OSE y en 1943 como periodista en el Diario de La Tribuna Popular.
Mientras trabaja cursa Secundaria en el Liceo Miranda Nocturno y luego Preparatorios Nocturno del IAVA. Ingresa a la Facultad de Derecho y a la de Humanidades donde obtiene una Licenciatura en Filosofía.
Luego, es profesor de Filosofía en el Liceo Rodó.
En 1943 se casa con María Herminia Brenta y en 1945 nace su hijo Enrique.
A los 18 años comienza su militancia social, cultural, sindical y política. En el albor de los años 30 milita en el Partido Nacional e integra el Movimiento de Juventudes Antiimperialistas.
Cuando la invasión de los Marines Yankees a Nicaragua formará parte del Comité de Apoyo a Sandino.
Esta impronta antiimperialista, antioligárquica, popular, latinoamericanista, profundamente artiguista lo acompañará toda su vida y acuñará su visión de la Patria Grande Latinoamericana.
Ferviente impulsor de las Bibliotecas Populares fue fundador de la Biblioteca Popular Artigas en Colón. Fundador de la Escuela de Bibliotecnia; de la cual fue Miembro de Honor. Participó en la creación del Centro de Vocación Artística Teatral. Fundó y dirigió la Revista Cultural Artigas.
Fue de los promotores de la fundación del Liceo Nº 9 Dr Eduardo Acevedo y de la Escuela Industrial (hoy UTU) ambos en el Pueblo Colón.
A nivel sindical militó en el Sindicato de Funcionarios de OSE (Ffose); fue fundador de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) de la cual fue presidente.
Integrando el Partido Nacional ingresa como Diputado en 1953, reelecto en 1954 y 1958.
Su vocación de defensor de las causas populares quedó de manifiesto en su labor parlamentaria. Presentó más de 300 proyectos de ley entre los cuales debemos destacar: la Ley de Licencia Anual Remunerada de 20 días para los trabajadores de la actividad privada, la Ley de Descanso y Pago de Salarios por Maternidad, etc. Podríamos continuar enumerando leyes en beneficio de los trabajadores rurales, del personal doméstico, de los obreros de la carne, el vidrio, textiles, bebida, gráficos, etc.
En 1958 con la victoria del Partido Nacional Erro fue nombrado ministro de Industria y Trabajo. En 1961, por discrepancias con el gobierno, abandona el Partido Nacional y en 1962 funda un frente de izquierda: la Unión Popular (UP), junto al Partido Socialista, la Agrupación Nuevas Bases, el Frente Avanzada Renovadora (escindidos de la Unión Cívica) y de ciudadanos independientes. Cabe destacar la presencia de hombres como José Pedro Cardozo, Vivián Trías, Arturo Dubra, Helios Sarthou, Mariano Arana, Roberto Ares Pons, Raúl Sendic, José Mujica, entre otros.
En Noviembre de 1962 es reelecto Diputado (esta vez por la UP). Su trabajo legislativo continuó marcado por el apoyo a las causas de los trabajadores, la promoción de la cultura y la defensa de los DDHH.
La defensa de los exiliados de las dictaduras de Argentina, Brasil y Paraguay; la denuncia de los atropellos policiales a los obreros del Cerro; la denuncia de las torturas infringidas a Ruben Sassano y a Julio Arizaga en la Jefatura de Policía de Montevideo son parte de su labor en defensa de los DDHH.
En 1966 pierde su banca de diputado y es de remarcar su negativa a jubilarse por el Art 383 (Ley de Jubilación Privilegiada para los Legisladores) como tampoco había aceptado beneficiarse de la Ley de Autos Baratos para los legisladores.
Apartado de la labor legislativa continúa su militancia política y sindical. Mientras tanto se dedica a la venta de libros para subsistir.
Fue asesor de la CNT en la Coprin y estructuró el proyecto de Seguro de Salud para los trabajadores de la bebida, que aprobó el Parlamento y luego vetó el Poder Ejecutivo.
El local de la UP fue sede de las reuniones de los grupos que darían origen a la Tendencia Sindical. Ese acuerdo, de 1968, contó con la firma de Reinaldo Gargano, Héctor Rodriguez, León Duarte, Gerardo Gatti, Hugo Cores, José Bottaro, entre otros.
Fundó el Movimiento Nacional de Resistencia que primero impidió el préstamo compulsivo de UTE (pergeñado por Ulises Pereyra Reverbel en 1969) y luego el Registro Nacional de Vecindad (impulsado por Pacheco Areco en 1970) medida copiada de la Alemania Nazi.
En 1971 integra el FA y forma el sub-Lema “Patria Grande” junto a Ariel Collazo, Durán Mattos, Daniel Díaz Maynard, José Luis Corbo, etc, provenientes del FIDEL el 1º, del PN el 2º y los otros dos del P Colorado.
En noviembre del 71 es electo senador por el FA.
El 1º de Marzo de 1972 en la sesión de la Asamblea General increpa al presidente electo Bordaberry diciéndole: “que por sus dichos es perjuro al jurar fidelidad a la Constitución de la República, porque su perfil es el de un futuro dictador”. Lamentablemente Erro no se equivocó.
Desde el Senado defiende a los presos por luchar y crea la Corriente junto a Zelmar, Alba Roballo, Héctor Rodriguez, Mario Benedetti, entre otras y otros compañeros.
Esta lucha y su integridad irrenunciable, combatiendo a todos los civiles y militares vendepatria que preparaban el golpe de estado, llevó al pedido de desafuero de Erro, complot maniqueo de los golpistas culminando el 27 de junio de 1973 con el autogolpe infame del Dictador Bordaberry.
Exiliado en Argentina a él acuden cientos de orientales escapando a las dictaduras del Cono Sur. Su solidaridad fue proverbial y todo lo que estuvo a su alcance fue realizado. Por presión del gobierno dictatorial el gobierno de Isabel Perón lo encarceló el 7 de marzo de 1975. En las cárceles argentinas se ganó el respeto y el afecto de todos los presos por su conducta, su integridad y su valentía.
La campaña internacional en Europa, EEUU, México, Venezuela, Cuba, Perú, etc, dio sus frutos y el 14 de diciembre de 1976 fue expulsado rumbo a Francia.
Su actividad en el exilio europeo fue múltiple y muy intensa. Fue recibido por muchos gobiernos (Italia, España, Francia, Alemania, Holanda, México, Venezuela).
Realizó actos públicos en muchos países de Europa y América Latina. Fue recibido por la Asamblea General de la ONU donde hizo un alegato contra las dictaduras de Uruguay y Argentina.
En setiembre de 1979 se le diagnostica una grave enfermedad. Contra la voluntad médica, Erro continúa su lucha incesante contra la dictadura.
Tres días antes de su muerte grabó una cassette dirigida a las juventudes antidictatoriales. Fue su último acto militante que conllevó un mensaje de futuro para los jóvenes de entonces. Fue escuchado en muchos Comités de Base del FA.
Fallece el 1º de octubre de 1984. Repatriados sus restos es velado en la sede del FA y sepultado en el Cementerio de la Ciudad de La Paz en un acto multitudinario.
Así fue Enrique R. Erro. Un hombre comprometido con su pueblo. Un impoluto, un incorruptible, quien nunca aceptó ningún privilegio.
Digno, honesto, austero, valiente, fiscal del pueblo contra la corrupción.
Su frase máxima es aún lema de los luchadores: “Con el Pueblo todo, sin el Pueblo nada”. Definición absoluta de su personalidad.
Luchó desde el inicio de su vida y hasta el final. Dicen que el que lucha un día es bueno; el que lucha muchos años es mejor pero los que luchan toda una vida son los imprescindibles.
Por eso Erro fue un imprescindible…

Enrique Erro


Inició su actividad política como periodista en diarios de tendencia nacionalista, como El Debate y La Tribuna Popular. En las elecciones de 1954 obtuvo una banca de diputado, la que retuvo cuatro años después, al triunfar en los comicios el Partido Nacional.
En marzo de 1959 asumió el cargo de Ministro de Industria y Trabajo en el primer colegiado blanco. Sus discrepancias con las políticas seguidas por el nuevo gobierno, en particular la orientación económica, con la firma de la primera Carta de Intención con el FMI y la reforma cambiaria y monetaria, llevaron a su destitución en enero de 1960, al cabo de menos de un año de gestión. Retornó entonces a la Cámara de Diputados.
En 1962 acordó con el Partido Socialista y otros grupos menores, presentándose juntos bajo el nombre de Unión Popular en las elecciones de ese año. La votación no fue la esperada, pero Erro retuvo su banca de diputado. Cuatro años después, la Unión Popular volvió a obtener una votación reducida, y Erro perdió esta vez su puesto parlamentario.1
En 1971 participó en la creación del Frente Amplio, fundando dentro de éste un grupo de extracción radical llamado "Patria Grande". En las elecciones de ese año fue electo senador.
En 1973, la justicia militar, que un año antes, con la Ley de Seguridad del Estado, había asumido competencia en los procesos contra los integrantes de la guerrilla, pidió al Parlamento que se le retiraran los fueros parlamentarios, acusándolo de estar implicado en contactos con el Movimiento de Liberación Nacional - Tupamaros. El Parlamento rechazó tal solicitud, lo cual fue esgrimido como motivo puntual por el presidente Juan María Bordaberry para disolver las Cámaras, el 27 de junio de ese año.2
Erro, que se encontraba en Argentina en el momento del golpe de Estado, no pudo regresar al país al ser requerido por la dictadura recién instalada. Permaneció en el país vecino, militando contra el régimen militar uruguayo junto a Zelmar Michelini, entre otros. Por estas actividades, el 7 de marzo de 1975 fue arrestado por el gobierno argentino, permaneciendo como detenido a disposición del Poder Ejecutivo Nacional argentino hasta el 5 de noviembre de 1976. En esa reclusión lo sorprendió la noticia del asesinato de Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz, en mayo de 1976.
Tras su liberación, Erro viajó a París, donde se radicó hasta su fallecimiento, víctima de leucemia, pocas semanas antes de las elecciones que pusieron fin a los once años de dictadura militar en Uruguay.

0 comentarios:

Publicar un comentario