domingo, 9 de septiembre de 2012

Los misterios del avión Airclass

. El misterio de cómo sucedió


 El misterio de no encontrar el avión 

10 de agosto del 2012


Concentración por avión desaparecido

El misterio y la esperanza
Ya pasó más de un mes de la desaparición del avión Fairchild "Metro" de la empresa uruguaya Air Class, cuyo rastró se perdió mientras se dirigía desde Montevideo a Buenos Aires con dos tripulantes a bordo.
. Las dos personas que iban a bordo de la nave el miércoles que desapareció eran el piloto Walter Rigo, casado de 63 años, con una experiencia de más de 16 mil horas de vuelo, y el copiloto Martín Riva, soltero de 34 años, con más de 500 horas de vuelo. El avión perdió contacto radial de un momento a otro de forma inexplicable, y jamás se activaron las balizas de impacto, dispositivos que emiten señales en caso de que el avión se estrelle.
Desde entonces, la Fuerza Aérea ha buscado sin parar rastros del avión, trabajando principalmente sobre la hipótesis de que el aparato capotó en algún lugar del Río de la Plata.
Álvaro Loureiro, vocero de la FAU, dijo poco después del siniestro que "técnicamente, lo que hay es un avión desaparecido". "La FAU sigue la hipótesis del accidente en el entendido de que es lo más probable, aunque no hemos encontrado ni un tornillo del avión, y eso es llamativo", dijo el funcionario a la emisora Montecarlo.




Al no surgir novedades y ante el poco éxito de los intentos locales, familiares del piloto Walter Rigo invitan a sumarse a una concentración frente a la Torre Ejecutiva el próximo jueves a las 19:30, según informaron a Montevideo Portal allegados a Rigo. El objetivo es entregarle una carta a José Mujica para que acepte ayuda del exterior en la búsqueda del avión.
Mientras tanto, el reconocido buzo y rescatista Héctor Bado participa desde esta semana de la búsqueda del avión de Air Class desaparecido el 6 de junio pasado. Bado, uruguayo radicado en el exterior, se especializa en la búsqueda de objetos y tesoros bajo el mar, por lo que las autoridades confían en su experiencia en la materia.
El vocero de la Armada Sergio Bique explicó a Montevideo Portal que la participación de Bado fue solicitada por los familiares de los dos pilotos desaparecidos y remarcó que su presencia será positiva para la búsqueda. "Toda ayuda es muy bienvenida, máximo la de Bado, con su vasta experiencia y el equipo con el que ha venido", indicó Bique.
El rescatista trabajará junto a un técnico de su confianza y aportará otro sonar y un magnetómetro para la búsqueda.

El misterio de encontrar la caja negra del avión vacía 
 El misterio de encontrar el avión
 El misterio de que el buzo Héctor Bado encontrara lo que la Armada no pudo encontrar
Rescatista Héctor Bado. Foto: Manuel Lino / Montevideo Portal
 El misterio que no se encontrara ni el fuselaje ni la tripulación
 El misterio de la prohibición del ministro
El misterio que la jueza Mota solicite la ayuda del buzo Héctor Bado

En 48 horas halló lo que la Armada y la Facultad de Ciencias no pudieron encontrar en 44 días. Y no cobró un peso por ello. Héctor Bado desbancó al propio Mujica en los rankings de audiencia de TV, pero su historia va mucho más atrás de la búsqueda del avión de Air Class.
Aunque tomó notoriedad con los rescates del águila y otros elementos del emblemático Graf Spee, Héctor Bado era, hasta hace un mes, un perfecto desconocido para la mayoría de los uruguayos. Hoy, es un fenómeno de los medios de comunicación y de las redes sociales.
En una extensa entrevista con El País, el rescatista explicó los motivos por los cuales decidió irse del país, tras dejar años y dinero (contabilizable en millones de dólares) en exploraciones submarinas que -aunque exitosas en general- terminaron por diluirse frente a la burocracia del Estado.
 El misterio de los barcos hundidos

-Vino tras el avión y lo ubicó en 48 horas, cuando antes se lo había buscado 44 días. ¿Cuál fue la clave de su éxito?
-Se hizo un trabajo en Miami que arranca 20 días antes de que yo viniera. Me llamaba la atención cómo no se podía encontrar un avión que había caído a 15 kilómetros del aeropuerto y en una profundidad de diez metros. Empezamos a sacar información de determinadas situaciones como las filmaciones del radar, las comunicaciones de la cabina, los puntos geográficos que correspondían a cada eco del radar. Esa información se distribuyó entre cinco personas: pilotos, controladores aéreos, expertos aeronáuticos. Trabajamos por separado y llegamos todos a una misma conclusión.
Lo que hizo el avión fue caer en picada. Y la superposición de la información me dio un área que, increíblemente, no había sido asignada para la búsqueda. Diseñé una zona de búsqueda y la agrandé un poco más. Es curioso, pero por un error en una carta argentina que estábamos usando, podríamos haber encontrado el avión en 18 minutos. Por suerte no pasó, porque si no iban a decir que sabíamos donde estaba.
-Usted trajo un software que no existía acá. ¿El hecho de que se haya fracasado en los días previos se debió a la falta de materiales para la búsqueda o a cálculos mal realizados?
-Se intentó comer un churrasco con una cuchara. Lo que había en el país, disponible, se usó todo y correctamente. Lo que faltó fue quizás el software adecuado y personal que esté acostumbrado a la detección de este tipo de objetos. La interpretación del sonar no es cosa fácil. No les quito mérito a los operadores de la Marina que actuaron, aunque sí a los que lo hicieron por parte de la Facultad de Humanidades, que fueron un desastre total.
Lo que hace la Marina, con el software que tiene, son batimetrías, relevamientos de canales, pero ese programa -muy caro y difícil de manejar- no está hecho para la ubicación de restos hundidos. El software que nosotros tenemos nos permite hacer muchas cosas que ellos no pueden hacer, por eso corrimos con ventaja. En definitiva, quizás el ojo entrenado y el software lograron el resultado que tuvimos en el tiempo que habíamos estimado.
-Pero los cálculos previos también orientaron la primera búsqueda hacia otro lado…
-Sí, pero se había buscado en ese lugar y no se vio el avión.
-¿Por qué motivo?
-Creo que en un momento cundió la desesperación de tratar de encontrarlo. Yo lo primero que dije fue que si no se tienen las condiciones, más vale no buscar, porque si no lo llegás a ver, esa zona la vas a descartar. Y no lo encontrás más. En mi opinión, eso fue lo que pasó.
-¿Y qué ocurrió con la tarea de la Facultad de Ciencias a cargo de Antonio Lezama, una persona con experiencia en búsquedas submarinas?
-Lamentablemente, este señor no aprendió lo que en algún momento pretendí enseñarle.
-Él trabajó con usted en el rescate de buques históricos…
-Es una persona con la que tuvimos grandes diferencias, que yo tuve que despedir de la empresa, sin perjuicio de lo cual él hace declaraciones en las que señala que se fue porque los procedimientos arqueológicos que nosotros realizábamos no eran los adecuados. Y un señor que ni siquiera es arqueólogo submarino me parece que no tiene ni el más mínimo derecho a opinar sobre lo que dice por ejemplo la Universidad de Oxford, con la que hemos trabajado. O sobre lo que dijo el expresidente de la Comisión de Patrimonio, Jorge de Arteaga -a quien le gané un juicio por difamación e injurias-, quien terminó diciendo: "Bado es el único que hizo las cosas bien en Uruguay". Increíblemente, la Facultad cobró por la búsqueda del avión de Air Class. Y una buena suma. El Estado le cobra al Estado, en una situación como esta: una tragedia.
-De Arteaga también lo tildó a usted de "ladrón y aventurero".
-Y eso le costó perder el juicio por difamación e injurias.
-Durante la búsqueda del avión de Air Class ¿encontró también rastros de un antiguo naufragio?
-Se detectó algo…
-¿Un barco grande?
-No, chico, lo cual puede ser mejor todavía.
-¿Podría ser por su tamaño un buque del siglo XVI o XVII?
-No lo descartamos.
-¿Por qué se interrumpió el rescate del Graf Spee?
-Porque un día el gobierno sacó un nuevo decreto, el 306/006 (del 4 de setiembre de 2006) diciendo que se daba un año más para continuar con los permisos que estaban en vigencia y que luego se suspendía toda búsqueda o rescate de busques históricos hundidos. ¿La explicación? La Comisión de Patrimonio no estaba dispuesta a que hubiera arqueología privada en Uruguay.
-A nivel público, desde entonces, la Facultad de Humanidades ha realizado alguna experiencia de arqueología subacuática; obviamente con los escasos fondos del Estado...
-¿Y qué se hizo? ¿Cuáles son los resultados? Ninguno. Desde 2006 hasta ahora, los barcos siguen durmiendo en el fondo.
SABOTAJE. Cuando se recuperó el telémetro del Graf Spee, en 2004, hubo un sabotaje a la expedición. Alguien quitó las boyas que marcaban el sitio, e incluso se retiraron gruesos grilletes bajo el agua, así como uno de los enormes brazos de esta pieza que servía para calibrar los disparos de artillería del buque. El hecho se denunció a Prefectura.
-¿Qué pasó después?
-No pasó nada. Y seguimos en el país del "no pasa nada". Creo que tomó intervención una jueza, pero nunca se averiguó nada, si bien era bien claro quiénes habían sido. No muchos pueden hacer un sabotaje de ese tipo en el fondo del río.
-El rescate del águila fue probablemente lo que más notoriedad tuvo a nivel internacional. ¿Dónde está la pieza?
-Por cuestiones de seguridad, bajo la custodia de la Armada en una base del Fusna (Fusileros Navales). Está dentro de una caja y según tengo entendido, cada mes se abre con un escribano público para ver si está en buenas condiciones. Todo parece indicar que está bien cuidada, aunque nunca se le pudo realizar el mantenimiento correspondiente.
-Hubo "sugerencias", en su momento, del gobierno alemán para que el águila no se exhibiera, ni se sacara del país. La mitad del valor de la pieza le corresponde al equipo de rescate. Y se llegaron a ofrecer US$ 8 millones por ella. ¿En qué quedó ese reclamo?
-El gobierno alemán no tiene ningún derecho legal, aunque pueda hacer una reclamación diplomática. El Graf Spee pertenecía al Tercer Reich alemán y al poco tiempo de hundirse fue vendido al ciudadano uruguayo Julio Vega Helguera, que era personero de la Embajada Británica. Pero además, en el año 1975 sale la ley 14. 343 sobre cascos hundidos, en la que dice que todos los barcos (si no había una reclamación en un período de seis meses) pasaban a ser propiedad del Uruguay.
En 1986, una empresa argentina pide para efectuar el rescate del Graf Spee. Y lo que hace el gobierno es dirigir notas a las dos Alemanias para ver qué opinaban, y las dos contestaron lo mismo: que no son continuistas de lo que fue el Tercer Reich alemán y que no tenían ninguna objeción para que se rescatara el barco. La empresa no hizo nada y en el mismo año el entonces presidente de la Comisión de Patrimonio, Mariano Arana, dice que el Graf Spee no tenía valor patrimonial para el Estado uruguayo. Una vez que empezamos a sacar cosas, ahí sí tuvo valor patrimonial... Suena a tomadura de pelo.
-¿Cuál es el valor monetario del águila en la actualidad?
-Bastante más que antes: US$ 52 millones.
-De acuerdo a la ley vigente, la mitad es para el rescatista. ¿Qué ocurre con ese 50% que le corresponde a usted y a Alfredo Etchegaray, entre otras personas que hicieron el rescate?
-Estamos en medio de un proceso. En primera instancia, la jueza laudó a favor nuestro diciendo que se procediera a la venta. Pero ocurrió algo que sólo puede pasar en Uruguay: nuestro socio, el Ministerio de Defensa (porque Prefectura está en su órbita) presentó un recurso en nuestra contra.
-Ha trabajado en otros naufragios históricos en el Cabo Polonio, Maldonado y el Banco Inglés. Y se han rescatado muchos elementos en estos lugares. ¿Dónde están?
-Guardadas y fuera de la vista del público, que es lo más lamentable. Pese a que no se ha efectuado aún la división de los objetos, bien podrían haber estado exhibidos en el Museo Naval. Son las cosas del Uruguay: están guardadas en cajas, donde nadie los puede ver. Igual que los barcos que están guardados en el fondo del mar y que van a seguir allí si seguimos como vamos.
COMISIÓN DE PATRIMONIO. Según Héctor Bado, todos los rescates, exhibiciones y comercialización de elementos recuperados quedaron suspendidos por la actuación de la Comisión de Patrimonio.
"Y más específicamente por el Departamento de Arqueología de la Comisión (a cargo de la arqueóloga Elianne Martínez). Aquí hay un tema de egoísmo que de repente la gente no lo percibe. La arqueología tradicional en Uruguay (los cerritos de indios, alguna pintura rupestre) es muy limitada. Cuando nosotros empezamos a hacer rescates se dieron cuenta que había algo más. Nos dejaron estudiar, buscar, sacar. Y dijeron `basta`", indicó el buzo.
-¿Siente que perdió tiempo, dinero y los objetos hallados?
-Nos expropiaron todo lo que hicimos; fue una expropiación metódica y sistemática. Todo lo que se hizo lo va a explotar el Estado. ¿Pero con qué fondos? Cuando vi una noticia en un diario (La República) diciendo que el gobierno se iba a encargar del rescate del Graf Spee y del Agamemnon (hundido en Punta del Este) me maté de la risa. Yo me pregunto de dónde el ministro Eleuterio Fernández Huidobro (que dijo eso) piensa sacar los US$ 30 millones que cuesta sacar el Graf Spee, según una cotización que nos dio la compañía Smith, la más grande del mundo. Había gente que estaba dispuesta a poner el dinero, pero volaron como palomas. Y ojo que después viene la conservación, que es costosísima.
ROBO DE OBJETOS. Hace algunos meses, el rescatista denunció a través de El País la venta por Internet de valiosos objetos extraídos de naufragios hallados por él en Uruguay.
-Se hizo otra denuncia. ¿Qué pasó con eso?
-Yo detecté en Estados Unidos la venta de objetos extraídos de varios naufragios, pero en particular del Nuestra Señora del Rosario (N. de R.: capitaneado por Joseph Polloni, cuyo nombre se utilizaría para bautizar al Cabo Polonio). Se hace una denuncia penal y se me informa a mí acerca de lo actuado por la División de Inteligencia de Prefectura Nacional Naval. Y la Comisión de Patrimonio manifiesta que al no haber autorizado ellos alguna extracción en el lugar (cosa que no es cierta), no podía ser que esas piezas estuvieran en los Estados Unidos. Yo pregunto: ¿hay que pedir permiso para robar?
Se hizo una denuncia en 2001, de que se estaban robando objetos. Y Patrimonio respondió una ridiculez. Hoy tenemos que se están comercializando en todo el mundo piezas de este barco. Me refiero a pequeñas piezas, esmeraldas y anillos de oro.
-¿El Estado le ha hecho conservación a las piezas que, como usted dice, "se apropió"?
-No, solo nosotros hemos hecho esos tratamientos. Incluso la Comisión de Patrimonio se negó a recibir piezas porque no tenía fondos para hacer la conservación.
-Dijo hace años, a raíz de estas denuncias, que demandaría al Estado por US$ 100 millones. ¿Por qué no lo hizo?
-Era pelear contra los molinos de viento. Llegó un momento en el que me cansé. Pasaron además cosas muy raras: intentos de robo a mi casa, de información que yo tenía. Ya no me sentí seguro, y me fui a vivir a Estados Unidos.
-¿Cuánto dinero propio o de inversionistas gastó en sus búsquedas y rescates?
-Entre US$ 8 millones y US$ 10 millones. Y el retorno fue cero.

El Facebook y la búsqueda de aviones en China y en Siberia

Mucho antes de ser convocado para buscar el avión de Air Class, Héctor Bado fue tentado para hacer dos expediciones que "de ser exitosas, van a salir en la primera plana del New York Times".
Retomará estos proyectos a su regreso a Miami, ciudad en la que reside con su familia desde hace más de un año.
"El primero es en China, para buscar un avión icónico de la Fuerza Aérea Norteamericana que cayó en un ataque a Japón. Lo va a emitir National Geographic. Tenemos un precontrato y estamos esperando la autorización que tiene que dar el gobierno de China para proceder. Ahora estamos trabajando en otro proyecto para recuperar un par de aviones que cayeron en Siberia", reveló el buzo.
-¿Le sorprendió la repercusión que tuvo su actuación y que en buena medida se dio a través de las redes sociales?
-Es totalmente increíble lo que pasa con los medios, las redes sociales y la gente que me para por la calle. Y todo surgió a partir de un comentario que hice en Facebook, a partir de algo que entendía que se estaba haciendo mal. Una persona relacionada con la familia del piloto (un capitán retirado de la Armada) lo leyó y se contactó conmigo para pedirme colaboración".

Denuncias y trabas del estado

1.NAUFRAGIOS HISTÓRICOS

Bado comandó las expediciones de rescate del Graf Spee y de otros naufragios emblemáticos, entre ellos del H.M.S. Agamemnon, buque "preferido" del almirante inglés Horacio Nelson que participó en la batalla de Trafalgar de 1805 y se hundió en Punta del Este cuatro años más tarde. También localizó decenas de naufragios en el Banco Inglés y en Rocha, donde obtuvo el permiso para explorar el naufragio del Nuestra Señora del Rosario junto a su socio Sergio Pronczuk. Todos esos hallazgos quedaron "en la nada" por "trabas burocráticas".

2.VEINTE AÑOS ESPERANDO

"Otro caso tremendo fue el del Sea Horse (barco de tráfico de esclavos naufragado en 1728 en la zona de Isla Gorriti), que estaba cargado con diez toneladas de monedas de plata. Desde 1992 estoy esperando el permiso de extracción. La Comisión de Patrimonio le comunicó a la Unesco que era el único barco `negrero` que había en estas latitudes. La Unesco manifestó intención de hacer el rescate (hace 20 años) y directamente me lo robaron", relató el rescatista.

3.ROBO Y VENTA DE PIEZAS

Bado reside actualmente en Miami, donde detectó que pueden adquirirse elementos del Nuestra Señora del Rosario (hallado por él) a través del portal de Internet eBay y en el sitio especializado en naufragios históricos tortugatrading.com. En eBay se venden hebillas por US$ 25, que en tortugatrading.com trepan a US$ 275. A su vez, en este último portal se ofrecen esmeraldas de un naufragio que se ubica en Colonia por US$ 495. "Si se suman los elementos, son cientos de miles de dólares", precisó. El buzo le envió cartas denunciando la irregularidad al ministro de Educación y Cultura, Ricardo Ehrlich, a la Oficina de Buques Históricos Hundidos de la Armada (Trabu) y a la Comisión de Patrimonio Histórico

4.EN EL RESCATE DEL GRAF SPEE

En 2004, Bado y su equipo habían asegurado el telémetro del Graf Spee con dos grilletes de 15 kilos para subirlo a superficie. Pero antes de la maniobra, los buzos se percataron que los flotadores que sujetaban las lingas, a nivel de superficie, ya no se encontraban en el lugar del naufragio. Los grilletes que se habían ajustado con una herramienta apropiada, habían sido desmontados bajo el agua, tarea que probablemente insumió a los saboteadores varias horas de trabajo. La sorpresa fue mayor cuando se percataron que uno de los enormes brazos del telémetro había sido extirpado y arrastrado por el fondo del río. El hecho se denunció, pero nunca se halló a los culpables.
El País Digital
El misterio del Ministerio de Defensa

  .


El misterio de la mala suerte 

"¿Por qué hay tanta mala suerte?"

El padre del copiloto quiere "respuestas claras"


El jueves 6 se cumplirán tres meses de la caída del avión de Air Class, pilotado por Walter Rigo (63) y Martín Riva (34). Hasta la fecha mucho se ha hablado y buscado, pero ningún indicio concreto surgió para esclarecer la tragedia. Esta incertidumbre tiene en vilo a los familiares de las víctimas, que desde hace tiempo esperan alguna respuesta. Julio César Riva, padre del copiloto Martín, dijo a El País sentirse dolorido y desconcertado por la situación. No entiende cómo todavía nadie puede ofrecerle una respuesta sobre la tragedia de su hijo y se pregunta por qué hay tanta mala suerte.
"Pasaron tres meses y no se aclaró nada. Nadie nos dice nada. Por favor, que alguien me diga algo... pero algo real, concreto, serio. Que no sea la nada misma. Alguien tiene que ser responsable. Cómo puede ser que no se pueda aclarar nada a meses de lo ocurrido", dijo Riva a El País, afligido por la situación.
MALA SUERTE. "Si uno se pone a analizar las cosas de todo lo que sucedió, de principio a fin... Se pierde la vida de dos excelentes personas y profesionales, tienen la mala suerte de que no los encuentran durante 44 días. Tiene que venir alguien de afuera para poder encontrar el avión y lo hace en menos de 48 horas. Encuentran la caja negra y tampoco aparece nada en ella. Y la caja negra hace 30 años que está funcionando en ese avión y la caja negra funcionó hasta el vuelo anterior, pero cuando salen ellos no funciona. No funcionó la baliza de impacto tampoco. Entonces yo me digo ¿qué mala suerte estos pilotos, no? No puedo pensar otra cosa que en la mala suerte que tienen. No puedo", enfatizó Riva.
SIN BADO. El buzo Héctor Bado informó a El País que a las pocas horas de informarse que se reanudaría el buceo en la zona del accidente del avión de Air Class recibió una comunicación desde Uruguay en la que se le informó que el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro, no quiere que asista las nuevas operaciones de búsqueda. Como se recordará, Fernández Huidobro dijo que Bado "irrumpió como una estrella de Hollywood y está emborrachado de vedetismo".
El País Digital 4.09.12

8 comentarios:

  1. Quedan muchas preguntas sin respuesta que dan mucho que pensar ,yo creo que unas de las mas importantes y los cuerpos de los pilotos donde estan ?no desaparecen como si nada ?y la otra pregunta el avion llevava solo correo o algo mas?? y no lo quieren decir . y si el siniestro fue una farza y los pilotos estan vivos mmmmm da que pensar muchas cosas , alguien ahi afuera sabe la verdad

    ResponderEliminar
  2. Que se trasladaba en ese avión? en pleno SXXI con la tecnología a nuestro servicio, el radar no detecta, la caja negra no grava, el avión se cae, los restos no aparecen y a eso se le suma un ministro que le prohíbe al único que puede hallarlo que no lo haga.
    A todo esto se le debe sumar que por esto el ministro y la jueza Mota tuvieron diferencias, que la jueza Mota fue removida de su cargo.
    Pregunto .... no estará todo entrelazado, documentos que no aparecen, un avion desaparecido, una jueza investigando casos de lesa humanidad, un ministro que dice a un experto no buscar y la misma jueza removida???
    Sin duda acá algo huele mal.
    Y ahora prepárense pues se viene una gran cortina de humo (marihuana o aborto?)

    ResponderEliminar
  3. Todo muy Raro :
    No grabo la caja negra? . o grabo y no dan a conocer lo que dicen ?Creo que El Ministerio del Interior presiono a la empresa que realiza la busqueda de la grabacion en la caja negra,para decir que no grabo nada

    Los pilotos no aparecen , creo que estan vivos
    La carga que es lo que desde un principio les intereza a algunas partes no aparece
    que raro, estara con los pilotos ? en donde ?

    En principio La Armada busca por 44 dias en lugares que no eran los correctos y creo que lo sabian.

    Mientas decian que buscaban en esos lugares no estarian sacando cosas del avion y ocultando pistas ?

    La jueza encargada de el siniestro fue removida

    a Bado no lo dejan laburar mas y es el unico que busca la verdad
    Palabras Textuales ;" es muy raro que no aparezca el fuselaje y su carga , quizas alguna red de pesca lo movio de lugar"

    Aca me huele a Airgate!!

    Avion derribado ? cayo en picada , eso si que es raro

    El misnisterio no quiere que se busque mas ,porque ?
    y su buscan que buscan ?
    LA carga , y que tenia en particular la carga del Air Class

    Ustedes que piensan , no se queden con lo que dicen , ya que muchos defienden lo indefendible .

    Si alguien tiene algo que contar , queremos la Verdad y ayudar a la investigacion que no publique

    Alguien tiene que saber que contenia esa carga

    Cartas ?? mmm lo dudo , hay algo mas ....


    ResponderEliminar
  4. Si nno fijamos con atención en los restos que fueron rescatados , veremos que tienen signos de haber sido productos de una explosión . Misil accidentalmente disparado ? Por qué no aparecen los cuerpos ? ni el fuselaje tampoco . Algo se oculta, algo de mucha importancia aquí.

    ResponderEliminar
  5. es solo la mano de la mafia uruguaya en pleno laburo!!!!! como dice el anónimo del 25 de diciembre, ellos podrán estar vivos y algo no conocido (para nosotros, juan pueblo) ocurrió, ¿será que transportaban aquellos famosos 350 mil euros que se cayeron en el banco central, se acuerdan? fv

    ResponderEliminar
  6. yo creo que el avión,llevaba millones de dolares para el mercado negro argentino,es simple, si los pasas para allá, los duplicas, en argentina mueren por comprar dolares, allá hay gente que no anda con moneditas, hay verdaderos tigres de bengala, que manejan sumas impensables, de manera que una organización donde ademas puede participar el gobierno, o algún integrante pesado, o varios mas algún grupo de empresarios o sencillamente ,gente que tiene que hacer algo con la guita sucia porque le quema las manos, ETC,ETC. se lleva para allá y luego vuelve en otra forma legal para acá pero multiplicado, esto es tan viejo como el agujero del mate, el río de la plata, tiene esas cosa y mas,o olvidaron la valija de Antonini Wilson?? ,lo que yo pienso es que , en algún momentO los que manejaban el cachilo, se pusieron a pensar que , los números eran tan grandes que .no estaría mal quedarse con semejante paquete, después de analizar todo lo que sucedió en el caso, incluyendo lo de la juez Mota, que quieren que les diga, solo 2 cosas, " ladrón que roba al ladron,tiene 100 años de perdón", la otra , es que si mueve la cola, tiene 4 patas y ademas ladra, no te quepa duda , es un "PERRO"....

    ResponderEliminar
  7. segui de serca la investigacion y los echos, pero aca falto algo que muchos pasaron por alto, el contenido que transportava el avion... era correo de¿¿¿ alta confidencialidad??? a que apunta eso! segun informes el material clasif debia moverse por razones de seguridad... pero a donde? esa informacion comprometia a ambos bandos ... saque sus concluciones!!!

    ResponderEliminar
  8. El avión se cayó por los fuertes vientos a 500 metros de altura, de los que no estaba advertidos por los ineptos de metereología del aeropuerto. Además podría haber alguna razón para que apareciera el fuselaje y la carga en particular, pero el avión se cayó porque era un avión de mierda volando cuando no tendría que estar volando.

    ResponderEliminar