jueves, 6 de septiembre de 2012

Los bolches y su eterno freno

El Partido Comunista Uruguayo, partido de extracción y peso obrero indiscutible está con un pié en el Frente Amplio gobernante de un estado patrón y otro pié en sus sindicatos y sus reindinvicaciones obreras. Equilibrio difícil de mantener cuando por un lado el estado patrón se planta escencializando servicios, mandando a la policía a solucionar conflictos bajo la presencia armada de una fuerza de choque al estilo Pacheco Areco y las tristes épocas que hoy no quedan atrás.

 Mujica se vuelve patrón y rompe relaciones con la clase asalariada. Gobierno aislado de su pueblo es gobierno peligroso


 Desde la interna del gobierno-patrón los gerentes políticos logran un crecimiento económico en base a inversiones multinacionales; pero como se sabe, estas no dan el brazo a torcer cuando se trata de repartir beneficios en bienestar social. Esto hay que pelearlo a la vieja usanza con la vieja lucha de clases. Los sindicatos en las asambleas se resuelven medidas de lucha, ocupaciones, movidas, marchas, paros y huelgas. Siempre con la eterna discusión de liberase o someterse. Al final las mayorías sindicales siguen el curso previsto. Donde no hay maravillas ni avances que muestran las estadísticas, vence la lucha gremial. Hasta las huelgas de hambre como un signo de desesperación. Ya desde las asambleas el dilema de tironear a los sindicalistas comunistas a plegarse a la lucha o quedarse postrados defendiendo los logros gubernamentales que siempre quedan cortos a las exigencias obreras. Por una razón: los sindicatos, ni los obreros tienen representación ni son patrones en el estado. Ahi es donde el partido comienza a perder equilibrio. Las posiciones en las asambleas se hacen tan antagónicas  entre un estado-patrón y sus trabajadores. De nada sirven las tripartitas cuando mandan las fuerzas de choque a solucionar conflictos, o cuando desde el gobierno progresista no hay presupuestos, o directamente dicen: "Los sindicatos no son la prioridad", como si los logros del reparto de riquezas fuera un hecho, y que las estadísticas se palpen en la vida cotidiana de un trabajador subyugado.
El Muerto

 Bomberos de luchas sindicales: otra vez a dialogar











El presidente José Mujica utilizó a los comunistas para terminar con las ocupaciones de hospitales públicos. Sindicalistas de ese sector, el mismo del Ministro de Salud, promovieron la salida tras reunirse en la mañana con el primer mandatario.
Dos dirigentes comunistas del Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt salieron ayer a las 16.20 de la sede de la central rumbo al local de la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) para explicar los alcances de la fórmula que habían acordado con el gobierno para desactivar las ocupaciones de hospitales.
Media hora antes Beatriz Fajián, líder de la FFSP, hizo el mismo camino para explicarle a sus compañeros de sindicato las características de la fórmula. En la dirección de la FFSP había muchas dudas sobre la salida. La mayor parte de los sindicalistas de la Salud no pertenecen al Partido Comunista (PCU). Por eso pidieron que la representación comunista se hiciera presente ya que el ministro de Salud, Jorge Venegas, también es del PCU.
Fue así que los comunistas Marcelo Abdala y Jorge Bermúdez fueron a explicar la propuesta que había comenzado a gestarse en la mañana durante la reunión con el presidente.
"Eduardo, el sindicato de Salud Pública aceptó la fórmula del Pit-Cnt, en dos horas comienza la desocupación de los hospitales. ¿A qué hora nos vemos mañana?".
De esa forma el coordinador de la central sindical, Marcelo Abdala, informó al ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, que la FFSP había aceptado suspender las ocupaciones que había iniciado en la mañana.
Dentro de la sede de la FFSP estaba la cúpula del sindicato y el secretario general de COFE, José Lorenzo López, que se había presentado un rato antes para apoyar a los funcionarios de la Salud.
En medio de los dirigentes que estaban resolviendo si se aceptaba o no la fórmula que acababan de explicar los dirigentes comunistas, se encontraba el director de ASSE por el Pit-Cnt, Alfredo Silva.
Minutos antes que llegaran los comunistas a la sede de la FFSP, el senador del Frente Amplio Enrique Rubio salió fuertemente al cruce de la presencia de Silva y sugirió que podía ser destituido. Rubio dijo a El País que por participar en movilizaciones de los sindicatos de la Salud en reivindicaciones contra la administración que integra, Silva "confunde los roles".
"Se puede cometer desvío de poder de su cometido para el que fue designado por el Poder Ejecutivo con venia del Senado, que es integrar el directorio de ASSE", advirtió el senador frenteamplista a El País.
Para Rubio, la situación en que incurre Silva "es delicada".
"Voy a documentarme sobre el conjunto de veces en que participó en movilizaciones sindicales contra ASSE o que hizo demandas al organismo que dirige, y si veo que hay una reiterada práctica, si veo que no es algo ocasional, la situación debería considerarse para aplicar los artículos 197 y 198 de la Constitución", que habilitan a su destitución, agregó.
DESCUENTOS. En medio de la situación generada por el conflicto en la Salud, el choque desatado entre el Poder Ejecutivo y los sindicatos estatales por el decreto que habilita los descuentos por medidas distorsivas perdió protagonismo.
El lunes 3 la Mesa Sindical Coordinadora de Entes (MSCE) remitió un comunica dirigido al directorio de Ancap y al gobierno en general en el que advierte que "si se aplicara el decreto 401 creado en gobierno de Pacheco Areco para reprimir la libertad sindical, la MSCE en su totalidad se declarará en conflicto por la no aplicación y derogación del decreto antes citado".
La mención a Pacheco enojó al director colorado de Ancap, Juan Amaro Cedréz. "Ese decreto fue firmado por Tabaré Vázquez en 2008 actuando en Consejo de Ministros, molesta que se falte a la verdad", afirmó.
Amaro anunció que propondrá que el directorio de Ancap promueva ante el Poder Ejecutivo que se declare las tareas de producción y distribución de combustibles como de "utilidad pública" para garantizar el servicio a la población.
El director aseguró que de esa manera se obligaría a Ancap a tomar las medidas para garantizar el abastecimiento.
En ese marco, el presidente José Mujica concedió una entrevista al programa Código País de Canal 12, donde advirtió que en el sindicalismo "hay un poco de infantilismo".
El primer mandatario admitió que "el movimiento sindical ha crecido en masa pero ha perdido en sustancia porque a su vez el gobierno absorbió formados dirigentes sindicales y hay un cuerpo grande con dificultades de ubicarse".
Con respecto al conflicto de Ancap, Mujica dijo que "hay que tenerlo claro, combustible tiene que haber y por todos lados. Yo apuesto a razonabilidad de la masa de trabajadores de Ancap", aseveró. Además, defendió los descuentos por medidas distorsivas.
"El verdadero conflicto no es que no se pague los días que se hace huelga, es cuando se hace daño; eso quiere amparar el decreto y si no sirve dame uno que sea mejor. Lo importante es que tiene que haber premio para que la gente se esfuerza y cuando hay pérdidas cargar con las responsabilidades y castigo", afirmó Mujica.
El primer mandatario señaló que las líneas políticas se unen en algunos puntos. "Yo sé que hay una derecha que sueña que el estado ande lo peor posible porque cree que la solución es privatizar todo. Hay una izquierda que trata de golpear al gobierno en todo lo que puede y termina siendo aliada objetiva de la derecha", agregó el presidente.
El País Digital  Jueves 06.09.2012



Stand by al conflicto
 Los dirigentes sindicales pertenecientes al Partido Comunista, que en muchos sectores encabezan las medidas de lucha que por estos días afectan los distintos servicios públicos, deberán “rendir cuentas” de sus actuaciones en el próximo comité central del Partido Comunista a realizarse entre fines de setiembre y principios de octubre.

Así lo informó a El Observador la dirigente del Partido Comunista, Alicia Pintos, quien agregó que antes lo harán ante la dirección del partido, que “oirá lo que los dirigentes tengan que decir y ahí definirá su posición” al respecto.

No obstante, Pintos adelantó que “en la mayoría de los casos (las medidas que se han tomado) son justas”.

Este miércoles, la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) ocupa varios hospitales en todo el territorio nacional en reclamo de mayor presupuesto para el sector en la Rendición de Cuentas. Tres días antes los funcionarios de ANCAP dejaron sin combustible a las estaciones de todo el país por aplicar medidas distorsivas mediante las cuales exigían mejores medidas de seguridad a la hora de realizar su trabajo. Este martes los funcionarios de la UTU y de Formación en Educación ocuparon las oficinas centrales de ambos consejos. Y al parecer el próximo conflicto lo llevarán a cabo los trabajadores de la administración central (COFE). Todos ellos reciben el respaldo del PIT-CNT.

La creciente escalada de conflictos sindicales es vista con preocupación tanto por el presidente José Mujica, que este lunes en el gabinete social pidió “firmeza” en el conflicto de los públicos. A su vez, desde el PIT CNT se entiende que tanto el gobierno como los trabajadores deben bajar las tensiones, informó este miércoles El Observador.

Sin embargo, en el Partido Comunista todavía no se advierte preocupación por la situación, ni por el daño de imagen que estos conflictos pueden generar al Frente Amplio.

“Los trabajadores comunistas que están en los sindicatos defienden dos programas el del Frente Amplio y el del PIT CNT que prometimos. Nosotros creemos que el Frente Amplio ha hecho muchas cosas por los trabajadores de país, pero no todo está cumplido y hay derecho de luchar por eso. Es necesaria una negociación más amplia”, señaló Pintos.

En el Partido Comunista “siempre luchamos por los derechos de los trabajadores y por la defensa de la negociación frente a las empresas y el gobierno. Nuestra metodología de trabajo en el movimiento sindical es negociar, negociar y negociar. Pero el tema es que a veces los planteos de los sindicatos son desoídos y la negociación es esencial”. Es entonces, señaló Pintos, cuando se toman las medidas más drásticas, que siempre son “escalonadas y luego de agotar otros caminos”, explicó.

En este sentido, Pintos agregó que los dirigentes sindicales afiliados a su partido tienen libertad de acción siempre y cuando se ciñan a esta metodología de trabajo y a lo que decida la mayoría del sindicato al que pertenecen.

“Algunas de las medidas me parecen buenas, otras regulares. Pero es difícil saber los motivos que llevan a los sindicatos a tomar esas decisiones”, afirmó.

Levantaron ocupaciones tras mediación

Tras una mediación del Pit Cnt, el sindicato de Funcionarios de Salud Pública comenzó a desocupar hospitales y suspendió las medidas que tenía previstas para las próximas horas. El Poder Ejecutivo convocó a una mesa de diálogo para negociar en el conflicto.

.
La mesa de negociación estará integrada por los ministerios de Economía, Trabajo y Salud Pública, Asse y la Asociación de Funcionarios de Salud Pública. El ministro de Trabajo, Eduardo Brenta, dijo que las desocupaciones se dieron porque se formó este ámbito de negociación. El decreto de esencialidad sigue vigente aunque si no hay medidas gremiales no se aplica.

 Los funcionarios de Salud Pública valoran la mediación pero quieren respuestas claras a sus reclamos. Pablo Cabrera dijo que el ministerio de Trabajo aporta como mediador en la negociación y que aspiran a continuar en ese camino.


La mediación de Mujica con el Pit-Cnt

Comenzó con una reunión reservada entre el presidente Mujica y dirigentes de la central sindical, luego le trasladaron la propuesta a la Federación de Funcionarios de Salud Pública que terminó aceptando la propuesta.



Dirigentes sindicales comunistas deberán rendir cuentas ante el comité central

Ante la escalada de conflictos sindicales, los trabajadores comunistas tienen como metodología de trabajo defender el programa del Frente Amplio y el del PIT CNT


Los dirigentes sindicales pertenecientes al Partido Comunista, que en muchos sectores encabezan las medidas de lucha que por estos días afectan los distintos servicios públicos, deberán “rendir cuentas” de sus actuaciones en el próximo comité central del Partido Comunista a realizarse entre fines de setiembre y principios de octubre.

Así lo informó a El Observador la dirigente del Partido Comunista, Alicia Pintos, quien agregó que antes lo harán ante la dirección del partido, que “oirá lo que los dirigentes tengan que decir y ahí definirá su posición” al respecto.

No obstante, Pintos adelantó que “en la mayoría de los casos (las medidas que se han tomado) son justas”.

Este miércoles, la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP) ocupa varios hospitales en todo el territorio nacional en reclamo de mayor presupuesto para el sector en la Rendición de Cuentas. Tres días antes los funcionarios de ANCAP dejaron sin combustible a las estaciones de todo el país por aplicar medidas distorsivas mediante las cuales exigían mejores medidas de seguridad a la hora de realizar su trabajo. Este martes los funcionarios de la UTU y de Formación en Educación ocuparon las oficinas centrales de ambos consejos. Y al parecer el próximo conflicto lo llevarán a cabo los trabajadores de la administración central (COFE). Todos ellos reciben el respaldo del PIT-CNT.

La creciente escalada de conflictos sindicales es vista con preocupación tanto por el presidente José Mujica, que este lunes en el gabinete social pidió “firmeza” en el conflicto de los públicos. A su vez, desde el PIT CNT se entiende que tanto el gobierno como los trabajadores deben bajar las tensiones, informó este miércoles El Observador.

Sin embargo, en el Partido Comunista todavía no se advierte preocupación por la situación, ni por el daño de imagen que estos conflictos pueden generar al Frente Amplio.

“Los trabajadores comunistas que están en los sindicatos defienden dos programas el del Frente Amplio y el del PIT CNT que prometimos. Nosotros creemos que el Frente Amplio ha hecho muchas cosas por los trabajadores de país, pero no todo está cumplido y hay derecho de luchar por eso. Es necesaria una negociación más amplia”, señaló Pintos.

En el Partido Comunista “siempre luchamos por los derechos de los trabajadores y por la defensa de la negociación frente a las empresas y el gobierno. Nuestra metodología de trabajo en el movimiento sindical es negociar, negociar y negociar. Pero el tema es que a veces los planteos de los sindicatos son desoídos y la negociación es esencial”. Es entonces, señaló Pintos, cuando se toman las medidas más drásticas, que siempre son “escalonadas y luego de agotar otros caminos”, explicó.

En este sentido, Pintos agregó que los dirigentes sindicales afiliados a su partido tienen libertad de acción siempre y cuando se ciñan a esta metodología de trabajo y a lo que decida la mayoría del sindicato al que pertenecen.

“Algunas de las medidas me parecen buenas, otras regulares. Pero es difícil saber los motivos que llevan a los sindicatos a tomar esas decisiones”, afirmó.

 Eduardo Platero | Dirigente histórico del movimiento sindical

"Mujica es hoy el principal agitador contra los funcionarios públicos, ¿quién se cree que es?"

 el ex presidente de Adeom Eduardo Platero











GONZALO TERRA
-¿Cómo observa el estado de conflictividad actual?
-No hay que contribuir a que cunda el pánico. Hay agitación sindical cada vez que hay Rendición de Cuentas o condiciones difíciles en algún lado. El país pasa por una etapa general de impaciencia, no hay medida del gobierno que no se resista y no divida en dos bandos a los afectados, como ocurre con el puerto de La Paloma. Hay grupos que tienen una atención de los medios que no está proporcionada a lo que representan. Los medios de prensa juegan su partido frente a una elección que será crucial, si gana el Frente se le pone muy difícil a los partidos históricos, y si no gana es un gran éxito de quienes quieren volver al Uruguay previo al Frente. Acá nadie es neutral.
-Pero la conflictividad en el sector público no es un invento.
-El barullo es grande. Algunos hacen la revolución con pitos y matracas. Hay sindicatos grandes en conflicto que involucran a mucha gente. Cada sindicato tiene derecho a hacer lo que quiere, lo que no tiene derecho es a pedir solidaridad si no avisó que iba a hacer tal o cual cosa.
-¿Son justos los reclamos?
-Si me metés la mano en el bolsillo, ¿quién hace el lío? Hay que ver cómo empezó cada lío. Los controladores aéreos pasaron meses tomando medidas y al final tenían razón. Ahora los cirujanos van a renunciar; reclaman desde hace años que están haciendo otra tarea y por eso quieren que les paguen. Hay que pedirle cuentas al que dejó que las cosas llegaran al límite. En el análisis caso por caso muchas veces la razón está en quien ahora está siendo enjuiciado. No hay ningún reclamo injusto, lo que no quiere decir que no haya muchos conflictos torpes. Una cosa es que tengas razón y otra que seas oportuno y medido en las consecuencias de lo que vas a hacer. Ahora ocuparon los hospitales, ¿no vieron que se venía este lío? ¿Quién es el responsable de que los conflictos se enconen? Hace tiempo que hay medidas y reclamos, pero no los atendieron. Cuánto hace que se está por solucionar el tema de los contratos en la Administración Pública. Dos gobiernos del Frente Amplio y sigue esa situación de precariedad. El que está precario cobra menos, se calienta y se queja ante el dirigente sindical. Es justo. También ocurre que se aprovecha cualquier piedra para tirar. Hay mucha gente joven, falta de experiencia.
-¿Cuando usted era dirigente sindical se manejaba de otra forma?
-Antes, un conflicto necesitaba una coherencia y disciplina muy grande. En el `84, cuando salí del Penal, luché tres años como un burro para lograr que los compañeros entendieran que no podía quedar librada a la voluntad de cada uno lo que se hace y lo que no se hace. Estamos en la tercera generación sindical tras la dictadura y hay una ruptura en la disciplina de combate. Hay incluso una ruptura sobre la valorización que se hace sobre la unidad, que lleva a que se ponga en riesgo la unidad del movimiento sindical.
-Usted culpa al gobierno por los conflictos.
-Los zapatos en el Uruguay pueden ser los mejores, pero si tengo una piedrita en mi zapato voy a joder por esa piedrita y nadie me puede venir a decir nada. Da la impresión que los dirigentes sindicales andamos con un mazo de palos y buscando ruedas para ponerlos. No es así. ¿Por qué se crea ahora una mesa de diálogo para la salud y no la instalaron antes, cuando podían prevenir el problema antes de que reventara? Es de buena política salirle al cruce a los problemas.
-La imagen del movimiento sindical se ha desgastado. ¿No cree que estos conflictos contribuyen a deteriorar la imagen de los dirigentes sindicales y los funcionarios públicos?
-Mujica es hoy el principal agitador contra los funcionarios públicos. Si Mujica hubiera dicho en la Intendencia lo que dijo en Ancap sobre los funcionarios públicos yo me levantaba y me iba al diablo. ¿Quién se cree que es para hablar mal de los funcionarios públicos? Con lo mal que está resolviendo cosas, que tira un tema hoy y otro mañana y así como te dice una cosa te dice la otra. La imagen está devaluada gracias a los esfuerzos de nuestro presidente, también de gente como Conrado Ramos, que integró el gobierno y ahora dice que los funcionarios públicos no servimos para nada. También hay mucha inutilidad. Hoy (ayer) llamé al 1997 del BPS todo el día y una sola vez conseguí que me atendieran, disqué el 9 y la demora mínima era de seis minutos. ¡No me pongas eso! La gente tiene derecho a demandar cuando las cosas se pueden solucionar.
-¿Es diferente negociar con un gobierno de izquierda?
-No debería, pero es diferente. Por los dos lados. Porque son pocos los sensatos que tratan que no sea diferente porque los problemas son objetivos. El gobierno cuestiona los conflictos diciendo que hay pleno empleo y subieron los salarios, y los dirigentes sindicales acusan al gobierno de ser igual a los anteriores. Cada uno tiene la expectativa de que el otro le haga caso. Yo le hice un paro a Tabaré porque tenía razón y Tabaré, que es inteligente, se dio cuenta y accedió a los reclamos. Ahora, si soy gobernante y porque tengo algunos problemas solucionados no le doy cabida a otros reclamos, lo que termino siendo es un necio. No hay por qué bancarle a este gobierno lo que no se le bancó a blancos y colorados. No hay que sacrificar lo que se cree justo porque en algunas cosas este gobierno esté acertado. El gobierno con Tabaré funcionó bien, con Mujica no funciona tan bien.
-Se lo ve muy crítico del presidente.
-Con Mujica hay dificultades generales. El pobre Lescano nunca fue dirigente sindical y lo volaron para evitar que se burocratizara (se ríe). Hay desgastes, hay presión recibida desde la tribuna y terminan cobrando al grito... y hay tácticas. Mujica hubiera sido un excelente jefe guerrillero en la época de Aparicio Saravia, cuando se le está incendiando el campo de este lado prende el otro y nunca terminamos sabiendo qué campo se está incendiando. No veo a Mujica centrado en el presidente que debe ser. Por su origen, nunca tuvo mucha reflexión acerca del Estado, del gobierno, de lo que se puede y de lo que no se puede. La reflexión más profunda sobre el ejercicio de la presidencia fue de Lacalle a poco de asumir, cuando dijo que gobernar es "la conciencia de la limitación". Por ser el presidente no podés hacer lo que se te antoja. Hay un marco jurídico que se debe respetar, el presidente no puede ser un irresponsable porque lo que le dieron lo va a tener que devolver. Pienso que el compañero Mujica no tuvo el tiempo suficiente de maduración sobre que el gobierno es limitación, prudencia y opinión pública. ¡Nos tira lo de la plantación de la marihuana cuando nadie la estaba pidiendo! ¡Nos pegó en el medio del pecho! Hay que tener en cuenta la opinión pública y no saltar de un tema al otro como si fuera una rayuela. No se puede decir que habrá más cambios de gobierno y no hacerlos, con eso el jerarca se aferra a la silla y no toma ninguna decisión. Espero que Tabaré esté bien de salud.
El País Digital 

Mujica es hoy el principal agitador contra los funcionarios públicos

Código País entrevistó en exclusiva al Presidente José Mujica. Habló de la guerra contra el narcotráfico, la educación, las relaciones con Argentina y los conflictos sindicales.

.
Lo esencial son los trabajadores. Más para un gobierno qué se ha dicho de izquierda o "progresista" (aunque no lo és). Se pretende liquidar el derecho de huelga, cada semana hay "esencialidades" en juego. El gobierno - tal como siempre lo ha hecho la derecha- busca enfrentar la población a los sindicatos. Para el gobierno lo esencial es que los trabajadores y sus sindicatos no digan nada, estén callados ante el destrato, ante los ataques a los intereses de los que trabajan qué están llevando adelante desde las cúpulas, y que no reaccionen, que se postren ante la prepotencia burocrática y que se dejen arrancar derechos, conquistas y nivel salarial, y encima aplaudan y después los vuelvan a votar. Ilusiones burocráticas qué cuando no son aceptadas generan amenazas y puesta en marcha del aparato represivo del estado. Más allá de los resultados en cada conflicto, a la larga estos intentos serán derrotados tal cual lo acredita más de un siglo de lucha sindical.


Alegría de los trabajadores en lucha enfrenta al fanatismo antisindical del gobierno y sus amenazas.Un gobierno de izquierda debería pensar el por qué la gente actúa sin miedo a pesar de las promesas de represalias y venganzas. Mal indicio para el gobierno.


El gobierno aislado en su torre de marfil ni siquiera razona sobre el por qué tantos trabajadores, la mayoría de ellos votantes del gobierno, se lanzan a luchar y toman medidas a pesar de las brutales y DESMEDIDAS amenazas. Parece que ya es tarde para que razonen, están jugados a las directivas y exigencias del FMI.




Política sindical del gobierno: REPRESIÓN Y MÁS REPRESIÓN, oídos sordos a los reclamos de los trabajadores y calumniarlos. La mayoría de los amenazados han votado éste gobierno. Cada medida represiva deja como menos seguro el que lo vuelvan a hacer.
 Ustedes lo saben bien: SOLIDARIDAD CON LOS GREMIOS EN LUCHA ES DEFENSA DE LA UNIDAD SINDICAL. Lo contrario va horadando la unidad y al final terminará con ésta. La central de los trabajadores es por definición INDEPENDIENTE DE LOS GOBIERNOS Y LOS PARTIDOS. De lo contrario se producirán divisiones y debilitamiento de los sindicatos qué es lo que el gobierno quiere y NECESITA PARA SEGUIR ADELANTE CON SUS PLANES NEOLIBERALES DICTADOS POR EL FMI.


El PCU cree actuar en defensa del Frente Amplio. Ese monolitismo al que contribuye afecta al Frente Amplio, a los trabajadores en lucha y más que nada afectará al PCU que todavía no ha logrado sacarse de encima el estigma del pasado de utilizar las luchas sindicales en función de los intereses del Partido. En este caso para mantener los sillones.

No cabe duda de que Mujica les ha exigido "formación cerrada" atrás de su política antisindical, con amenazas concretas de pérdidas de cargos si no demostraban "lealtad". Aquí está la clave: en esas circunstancias hay que optar, o lealtad a la lucha de los trabajadores o al gobierno que los reprime y no los escucha.

Al optar por la segunda alternativa el PCU logra mantener sus cargos pero se desprestigia entre los trabajadores que ven que se mueve en primer lugar por sus propios intereses partidarios. Esto también socava la unidad y acrecienta la desconfianza ya que Mujica viene utilizando esa táctica: en lugar de hablar directamente con los trabajadores, intriga y fomenta la división y la desconfianza interna en las organizaciones sindicales. Todos se van a preguntar si el PCU "ha vuelto a las andanzas" en lugar de aplicar su proclamada línea de "independencia de clase" ya que mal se podrá calificar de independencia de clase ceder, COMO PARTIDO, a la presión de Mujica, cuando lo que está en juego SON LOS INTERESES DE LOS TRABAJADORES Y SUS CONFLICTOS EN MARCHA Y NO LOS INTERESES SECTARIOS DE NINGÚN PARTIDO POR MÁS DIRIGENTES SINDICALES QUE TENGAN.

Grave error y nefasto precedente ya que derriba el poder soberano de las asambleas.

Colectivo Noticias Uruguayas

0 comentarios:

Publicar un comentario